Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nicaragua, la puerta de entrada para Rusia en la región

Autobuses, taxis y trigo son algunos de los incentivos para el país

El Salvador también ha estrechado lazos con Rusia desde 2009, cuando llegó la izquierda al poder. Lo expone como un socio comercial. Foto edh / Archivo

El Salvador también ha estrechado lazos con Rusia desde 2009, cuando llegó la izquierda al poder. Lo expone como un socio comercial. Foto edh / Archivo

El Salvador también ha estrechado lazos con Rusia desde 2009, cuando llegó la izquierda al poder. Lo expone como un socio comercial. Foto edh / Archivo

La relación que Rusia y Nicaragua mantienen desde la década de los 80, cuando el bloque de países soviéticos abastecieron a Nicaragua con armamento, tecnología y capacitación durante el conflicto armado, parece que se está reforzándose en está época.

Durante la guerra fría entre Rusia y Estados Unidos, Nicaragua fue una especia de satélite que les brindaba la ventaja a los rusos tener acceso y cercanía a su principal enemigo de occidente.

Pero para la experta en temas de seguridad y directora del Instituto de Estudios Estratégicos en Políticas Públicas (IEEPP), Elvira Cuadra, Nicaragua continúa siendo un socio estratégico para Rusia, a pesar de que en términos económicos y políticos no puede ofrecerle mucho.

"En términos geopolíticos y geoestratégicos sí es un aliado importante, porque le permite instalar una presencia más o menos permanente en ese territorio históricamente controlado por su principal adversario: Estados Unidos", mencionó Cuadra.

De acuerdo con la experta, el país centroamericano podría sufrir consecuencias por convertirse en aliado de Rusia.

"Nicaragua gana poco porque se convierte en el banco de una disputa global con consecuencias que terminará pagando el país; Rusia gana porque además de "ocupar" territorio, adquiere una carta de negociación en el juego con su adversario global" valora la especialista.

Según Cuadra, con la llegada de Vladimir Putin al poder, se ha reactivado el proceso de confrontación entre Estados Unidos y Rusia.

"(Putin) quien desea restablecer el poder y la presencia rusa a nivel global. Esto ha dado lugar a una nueva disputa entre las potencias que intentan "ocupar" territorios controlados por cada una de ellas. Centroamérica, y en este caso Nicaragua, es uno de los territorios de influencia de Estados Unidos", expresó la experta en temas de seguridad.

Presencia en El Salvador

En el país se ha contemplado que la primer intervención de Rusia en El Salvador sería a través de la construcción de la presa hidroeléctrica El Chaparral, en la que aportarán su conocimiento tecnológico, confirmó a mediados de junio el secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana.

Lorenzana no dio más detalles sobre qué empresa, ni qué conocimientos aportará a la presa hidroeléctrica, cuya construcción está detenida desde 2010 cuando la empresa italiana Astaldi abandonó la obra.

Siempre en junio el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, viajó a Rusia para reunirse con su homólogo, Serguéi Lavrov, con quien firmó un acuerdo de cooperación en las áreas de ciencia, técnica y turismo.

El comunicado oficial de cancillería dice que "esta es la primera visita oficial a Rusia del jefe de la diplomacia salvadoreña después del derrumbe de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). Entre los temas que abordaron los diplomáticos está la creación de una embajada rusa en El Salvador, así como la posibilidad de un acuerdo parcial".

"Uno de los principales intereses del Gobierno salvadoreño es la creación de una embajada rusa en el país, lo que desde luego permitirá ampliar la cooperación con El Salvador y dar nuevo impulso a las relaciones bilaterales entre el país eurasiático y las naciones miembro del Sistema de Integración Centroamericana (Sica)", detalló en aquel momento la información oficial.

Costa Rica ha expuesto su preocupación

El gobierno de Costa Rica, por su parte, ya ha expresado su preocupación por la presencia "reiterada" de jerarcas militares rusos en Nicaragua y el despliegue de barcos de la armada rusa en puertos de ese país centroamericano.

El presidente, Luis Guillermo Solís, ha mencionado el tema a los jefes de Estado de Alemania, Francia y otras autoridades europeas con las que coincidió durante la Cumbre UE-Celac realizada entre el 10 y 11 de junio.

"Mencioné que nos preocupaba mucho la presencia reiterada de altos jerarcas del gobierno ruso en Nicaragua, incluido el ministro de la Defensa, así como de naves artilladas de la armada rusa en aguas de Nicaragua, que se anclaron durante varias semanas en los puertos del Caribe de ese país", dijo con inquietud el gobernante a su regreso a Costa Rica.

El gobernante, además, señaló que lo ve como un marco político mayor dentro de la región del Caribe.

Solís consideró de "legítima" la preocupación de su gobierno por "el fortalecimiento de la fuerza armada de Nicaragua" por ser Costa Rica un país desarmado, que ha colocado toda su defensa en las normas del derecho internacional.

En mayo de este año el vicepresidente Óscar Ortiz, en búsqueda de atraer inversiones, se reunió con empresarios rusos a quienes les informó sobre los proyectos que el Gobierno tiene planeados para ejecutar en su quinquenio.

Los vínculos diplomáticos entre ambos países fueron establecidos en 1992, y desde 2009 con la llegada de la izquierda al gobierno salvadoreños, se eliminó el régimen de visas entre ambas naciones. El Salvador instaló embajada en Rusia en octubre de 2012.

Moscú y San Salvador también tienen una amplia relación en diferentes organizaciones de América Latina.

El cargo de observador para Rusia en la Organización de Estados Latinoamericanos permite promover las prioridades y la incursión de Rusia en la región.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación