Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jorge Castañeda

"Nadie puede hacer una política social seria sin crecimiento económico"

El excanciller mexicano considera que El Salvador, que por hoy depende de las remesas, no aguantará el sostenimiento de sus programas sociales. Dice que eso lo logran aquellos países que tienen ingresos fuertes, para el caso menciona a Brasil

Castañeda expone ayer sobre las exigencias de las clases medias emergentes. foto edh / rené quintanilla

Castañeda expone ayer sobre las exigencias de las clases medias emergentes. foto edh / rené quintanilla

Castañeda expone ayer sobre las exigencias de las clases medias emergentes. foto edh / rené quintanilla

Carlos Castañeda, excanciller de México y profesor universitario, tuvo ayer la ponencia principal del IV Foro Internacional de Análisis Político de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) en la que habló sobre "Clase media, crecimiento económico y debilidad institucional: una visión en América Latina". En entrevista con El Diario de Hoy, el también columnista de importantes periódicos de Estados Unidos y España, hizo algunas valoraciones sobre las demandas de una exigente clase media y la incapacidad que tienen las instituciones en satisfacerlas, pero también considera que las políticas sociales no sacan por si solas a la gente de la pobreza, sino que se debe apostar al crecimiento económico.

Sobre el caso salvadoreño, dijo que si bien tiene el soporte de las remesas, "no va a aguantar" si no le apuesta al crecimiento de la economía. "Nadie puede hacer una política social seria, duradera, sin crecimiento, sin empleo", afirma.

Usted ha hablado en este foro sobre la clase media y el crecimiento económico. En estos contextos de crisis económica, ¿cuán vulnerable se ha vuelto esa clase media?

Es que son dos procesos distintos, uno fue por la crisis de 2009, una caída muy radical de la economía mundial, uno de los años más recesivos desde los años 20 ; ese año no parece haber afectado a las nuevas clases medias, quizás detuvo su expansión pero no hubo retroceso, no hubo regresión. Hoy estamos viviendo fenómenos distintos, no hay decrecimiento de las economías, sino más bien un crecimiento a tasas menores, en lugar de 6 % es 3 %, no el 3 % si no el 1 % y en lugar 1 % 0, pero por más tiempo ya no solo un año si no dos, tres años. Allí no sabemos todavía qué va a pasar con estas clases medias, precarias o vulnerables, es posible que retrocedan y aún retrocediendo es posible que el retroceso sea más bien estadístico.

Por ejemplo, antes usted ganaba $10.50 diarios, era clase media; ahora al segundo o tercer año gana $9.50, ya no es clase media, pero la diferencia es un dólar. Estadísticamente es cierto porque hay que poner la vara en alguna parte, pero no necesariamente significa un retroceso muy serio; en cambio si alguien de la clase media trabaja en una pizzería, tiene todas las prestaciones, donde gana probablemente el salario más las propinas y las prestaciones, tiene acceso a crédito, compró una casa pequeña... y pierde su empleo, probablemente tenga un seguro de hipoteca pero pasado un año ya no puede pagar la casa y la pierde, ese es un retroceso serio.

¿Se dice que las capas medias sostienen en gran parte las economías latinoamericanas, hasta qué punto están siendo atendidas por los gobiernos o por las instituciones?

Están siendo atendidas en algunos aspectos, no en todos, es decir, hay algunas demandas de las clases medias que han sido atendidas por ejemplo, mantener una estabilidad macroeconómica, bajar las tasas de interés para optar al crédito y poder acceder a una casa, a un coche o a un televisor, pero hay otras que evidentemente no están siendo atendidas como la seguridad, que es quizás la gran demanda de muchas clases medias nuevas y el Estado es incapaz en muchos países de proveerla.

La educación es discutible, pero en la mayoría de los casos es ineficiente; la salud, una cosa es el derecho a los servicios de salud y otra cosa es la calidad, la disponibilidad, la eficacia de esos servicios. Seguridad a medias, salud a medias, educación a medias, vialidad, transporte público para una gente es una pesadilla, un servicio público terrible, ineficiente...

Los estados, las instituciones tienen serias dificultades para atender las demandas de la clase media.

¿Usted también hizo una afirmación en su intervención de la mañana y es que ya no será tan sencillo para las instituciones públicas satisfacer las demandas solo con políticas sociales y que habrá que hacer más que eso?

Va a ser más difícil porque no hay recursos, muchos de los recursos para las políticas sociales provinieron de impuestos a las exportaciones de materias primas para alimentos. Eso le dio mucho dinero al Estado argentino, al Estado chileno, al Estado uruguayo, con sus exportaciones masivas de soya, de hierro o de cobre.

En la medida que los precios de esos 'commodities' están bajando y además están bajando los ingresos fiscales de los estados que dependen de esos ingresos, en algunos países más que en otros. Pero en el caso de Brasil, la recaudación es fuerte, entonces el Estado brasileño puede seguir con el gasto social porque es un estado rico hasta cierto punto... (pero) les cuesta mucho trabajo a estos estados mantener estas políticas sociales cuando comienzan a caer los precios de los commodities. (Pero) les es más fácilmente mantener esas políticas que los que dependen directamente de impuestos sobre las exportaciones o ingresos de petróleo como Venezuela, México incluso, depende del país, depende de los ingresos de los estados, de ingresos provenientes de las exportaciones de los commodities, si los precios bajan pues tienen menos recursos para el gasto social.

Es obvio que el sostenimiento de las políticas sociales está vinculado al crecimiento económico, a las apuestas económicas que haga un país a través de sus gobiernos ¿verdad?

Es que no es que todas ellas fueron diseñadas así, pero los hechos así funcionaron, es decir, hubo crecimiento y hubo políticas sociales. Es muy difícil sostenerlas todas si no hay crecimiento y el crecimiento se está reduciendo mucho más. No son solo las políticas sociales, para la extrema pobreza quizás seguir sacando gente de la pobreza pero también las personas que ya salieron de la clase media baja no se vayan de vuelta. Es un reto muy grande.

¿Cuál es la diferencia entre una política social y un programa asistencialista a veces llamados sociales, que a veces se tiende a confundir?

Son parecidas pero la diferencia es que en estos años ha habido políticas sociales o si se quiere asistencialismo... lo que ha pasado en los últimos años es que ha habido políticas sociales y crecimiento económico porque ha habido generación de empleo, porque hay un ingreso en lugar de los estipendios de asistencia o además de y esa ha sido la diferencia. Pero no se puede combatir realmente la pobreza por pura política social, en algún momento tiene que haber empleo...

En el país hay debate sobre que el gobierno se aferra a mantener programas de asistencia pero no hay crecimiento económico...

No lo van aguantar. Aunque aquí no dependen sencillamente de sus commodities, que son las remesas...

¿También tiene que apostar al crecimiento económico?

Si no viene crecimiento económico todo eso lo van a tener que recortar. Nadie puede hacer una política social seria, duradera, sin crecimiento, sin empleo.

¿De seguir así la situación de las economías tienen que sacrificarse en algún momento estos programas?

De seguir así sí, porque empiezan a caer los ingresos de los estados, es inevitable

¿Y obviamente eso puede traer una presión social hacia los gobiernos?

La gente que está ya acostumbrada a recibir beneficios o a tener las expectativas bien elevadas, que ya se formalizó, que paga impuestos, tienen demandas como tener acceso al crédito, más educación etcétera, y ahora resulta que tienen mala educación, mala salud, mala vivienda, mal transporte público, mala seguridad.

Paga sus impuestos y a cambio de sus impuestos no recibe nada o lo que cree que es nada.

¿Y cómo entran las capas medias dentro de estas políticas sociales o programas sociales, se benefician de estas iniciativas?

Ha servido para subir a la gente de niveles de pobreza moderada digamos; y ha servido para que la gente de menor pobreza pase a niveles de clase media baja. Pero no es solo la políticas sociales las que han logrado eso, más es bien es la realidad macroeconómica, las tasas de interés más bajas, el acceso al crédito, la caída de los precios de los bienes duraderos gracias al CAFTA (siglas en inglés del Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos), también obviamente la dolarización.

¿Usted también habló de que las clases medias son muy exigentes, hasta qué punto los gobiernos están preparados para atender las demandas de este sector?

No son solo los gobiernos, sino las instituciones, no están en condiciones por muchas razones de atender todas las demandas, el descontento. Por ejemplo, ¿por qué no sirve la Policía? ¿Por qué no sirve la educación? ¿Por qué mandé a mi hijo a la escuela pública, hice el mayor esfuerzo para que fuera a la universidad y ahora que sale no encuentra trabajo? Las instituciones, con algunas excepciones, no están en condiciones de atender esas demandas.

¿Tienen que hacer giros estos gobiernos o las instituciones?

Los gobiernos tienen que encabezarlos, son cambios muy importantes, institucionales, reformas a los sistemas electorales, la protección al consumidor, la lucha contra la corrupción, la transparencia. En fin...

En nuestro país hay una cada vez mayor exigencia a las instituciones públicas de que sean transparentes.

Porque para algunos la transparencia es el mejor antídoto de la corrupción, pero se requiere la participación de la sociedad civil, de reformas y no son reformas fáciles pero si no se hacen esas transformaciones institucionales va a ser muy difícil atender estas demandas. No se van a poder atender con crecimiento porque no va a haber el crecimiento que hubo, va a seguir habiendo pero menos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación