Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Muere en el Bloom niña de 9 años herida de bala

La infante permanecía ingresada desde el 11 de marzo en estado crítico La lesión ocasionada por el proyectil en la columna le causó cuadriplejía

La niña estuvo en la Unidad de Cuidados Intermedios en el hospital Bloom, residía en Sonsonate. Foto EDH /archivo

La niña estuvo en la Unidad de Cuidados Intermedios en el hospital Bloom, residía en Sonsonate. Foto EDH /archivo

La niña estuvo en la Unidad de Cuidados Intermedios en el hospital Bloom, residía en Sonsonate. Foto EDH /archivo

La niña de nueve años que quedó cuadripléjica, tras sufrir un impacto de bala que le atravesó el cuello, falleció ayer por la mañana en el hospital Bloom, confirmó Carlos Mena, epidemiólogo del establecimiento.

La infante murió aproximadamente a las 11:00 de la mañana, permanecía en la Unidad de Cuidados Intermedios, la paciente presentó una alteración en el sistema nervioso autónomo que se encarga de regular el pulso, la presión, la temperatura y la respiración, conocido como una disautonomía.

"Confirmando que sí falleció la niña", dijo Mena. Se trata de la primera víctima mortal ocasionada por herida de bala registrada en el hospital Bloom.

La infante fue recibida el 11 de marzo procedente del hospital de Sonsonate con una historia de haber sufrido trauma por caída de una hamaca, pero los especialistas le identificaron dos orificios de bala en el cuello, uno de entrada y otro de salida con tatuaje de pólvora, una marca que dejan las balas.

La paciente tenía una lesión con arma de fuego a nivel de la columna cervical C5 y C6. El proyectil le atravesó el cuello y le seccionó el 70 por ciento de la médula.

El epidemiólogo del Bloom dijo que el pronóstico de la infante era reservado debido a la condición en la que llegó.

A la niña se le suministraban esteroides para desinflamar la médula. Permanecía conectada a un aparato que la ayudaba a respirar.

Una de las situaciones que desconcierta a algunos especialistas fue la trayectoria de los proyectiles, las bala perdidas van en parábola y el de la niña de nueve años era horizontal.

En lo que va del año, en el Bloom se registra la atención de siete infantes heridos por proyectiles, las edades oscilan entre dos y once años de edad.

El año pasado, 22 infantes menores de nueve años lesionados por bala fueron atendidos en la red de hospitales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación