Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Morena tiene 54 años, estudia bachillerato y trabaja en alfabetizar

Es una alumna de Educación a Distancia que cursa el segundo año de bachillerato y también dedica tiempo al  voluntariado

Modalidad educativa flexíble

 Morena del Carmen León Martínez, es una esmerada estudiante de bachillerato a Distancia que también participa en proyectos de apoyo a las mujeres. | Foto por Menly Cortéz

 Morena del Carmen León Martínez, es una esmerada estudiante de bachillerato a Distancia que también participa en proyectos de apoyo a las mujeres.

Morena del Carmen León Martínez es una madre, esposa y entusiasta alfabetizadora de adultos que cree fielmente que nunca es tarde para estudiar y ella se ha convertido en testimonio de ello.

León Martínez, quien tiene 54 años de edad, cada domingo asiste a clases de 7:00 a.m. a 4:30 p.m. en el Centro Escolar España, ubicado en las cercanías de la Universidad de El Salvador, con la vista puesta en terminar su segundo año de bachillerato en la modalidad educativa a distancia.

Ella cursó el octavo grado en 1977 y dejó sus estudios para dedicarse a trabajar y criar a sus tres hijas, pero según comenta el año antepasado retomó el noveno grado. Eso luego de ver como las personas adultas a las que ella  ayudaba a aprender las primeras letras iban saliendo adelante con éxito.

“A mi me da el deseo de alfabetizar mujeres y empiezo en 2010. Lo bonito fue que las señoras pasaron el grado. Una experiencia nunca vivida, me llena de mucha emoción y pienso bueno seré útil, hay que sacar a las mujeres del analfabetismo”, comenta.

Morena dice que al terminar el noveno grado no estaba segura si iba a continuar con el bachillerato pero los jóvenes que tenía como compañeros la motivaron a seguir. 

Si bien reconoce que le ha sido un poco difícil acostumbrarse a ser la estudiante de mayor edad, con respecto a los adolescentes y jóvenes que asisten al curso, trata de poner mucho de su parte para cumplir con sus tareas y pruebas. 

Según dice, las materias que se le hacen más fácil son Sociales y Lenguaje.

“A mi me gusta  hacer dibujos, colorear. Yo me he distinguido en la escuela porque hago diferente lo que los jóvenes hacen”, señala León Martínez, quien  cuenta con el apoyo de su familia.

De hecho una de sus hijas le supervisa las tareas y está pendiente de sus avances en las escuela.

Aunque aún no se ha decidido por asistir a la universidad dice que de hacerlo estudiaría una carrera de humanidades, o la de Trabajo social, considerando que a ella le gusta leer mucho y participar activamente en proyectos comunitarios.

Así es como no sólo alfabetiza a personas adultas (bajo el programa de gobierno), sino también ha impartido charlas sobre la prevención de la violencia contra las mujeres y pertenece a un comité de gestión de riegos impulsado por la Fundación Maquilishuat.

Además, como en el lugar donde vive no hay servicio de agua potable también coordina la distribución de agua cuando llega una cisterna municipal.

Esta dinámica mujer todavía no comprende como logra tener energías para todo, pero dice que trata de coordinar su tiempo. El lunes lo dedica a estudiar las asignaturas de Lenguaje y Estudios Sociales, el resto de los días de la semana se levanta temprano para avanzar con las tareas de casa, el voluntariado, y los trabajos de la escuela. El viernes estudia de lleno Naturales y el sábado Matemática e Inglés.

Morena dice que cuando está impartiendo esos cursos de alfabetización (que empiezan en marzo) en la noche hace su guía metodológica.

“Me siento realizada, porque algunos grupos que he tenido les he hecho un gusano y jugamos con unos dados y les hago preguntas o hago que pasen al pizarrón. Con eso ellos se animan más porque en esa área de alfabetización los alumnos son como niños”, comenta. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación