Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MOP: "Las fisuras es algo muy normal"

Según la entidad, este tipo de aberturas en los carriles se dan por la rigidez del concreto y no por fallas técnicas

Ayer se habilitó un tramo del carril segregado del Sitramss entre el inicio de la Juan Pablo II y la 3a. Avenida Norte. Foto EDH / MARLON HERNÁNDEZ

Ayer se habilitó un tramo del carril segregado del Sitramss entre el inicio de la Juan Pablo II y la 3a. Avenida Norte. Foto EDH / MARLON HERNÁNDEZ

Ayer se habilitó un tramo del carril segregado del Sitramss entre el inicio de la Juan Pablo II y la 3a. Avenida Norte. Foto EDH / MARLON HERNÁNDEZ

Las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP) le restaron importancia a las fisuras que surgieron en un tramo de los carriles segregados para el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss), y por el contrario, dijeron que son relativamente normales y no representan ningún daño estructural en la vía.

Gerson Martínez, titular del MOP, declaró que "Ninguna de nuestras obras tiene grietas. Grieta es daño estructural, lo que hay ahí son fisuras, que son relativamente normales", argumentó.

En un recorrido por la zona del Bulevar del Ejército, entre la plaza Soyapango hasta el puente Eureka, se encontraron unas 15 aberturas y algunas de ellas ya fueron selladas por la empresa constructora.

Rigoberto Ulloa, asesor técnico del despacho, indicó que esas fisuras son normales en vías construidas con este tipo de concreto, por la rigidez.

"Esto de las fisuras es algo muy normal, algo que no se puede observar, digamos, en una carpeta asfáltica que tenga una base bien cimentada, y no se da eso por que es más elástico, este tipo de pavimento es rígido y por su rigidez es que se da ese tipo de fallas", comentó Olmos.

El asesor del despacho de Obras Públicas indicó que las aberturas son poco anchas y profundas, por lo que no atraviesan todo el espesor del concreto.

Añadió que el espesor es de 32 centímetros y que probablemente las fisuras son de uno a un centímetro y medio, mientras que las grietas traspasan todo el espesor de la losa y suelen ser mayores a los tres milímetros, que traspasan todo el espesor de la losa.

En estos casos lo que se hace es un sellado de acuerdo con las normas técnicas.

"Después de ver el comportamiento y aparecimiento de las fisuras que pudieran haber se le va hacer un tratamiento a las que haya necesidad, otras son tan delgadas, de un milímetro, que eso no requiere de un tratamiento", acotó Ulloa.

Ayer el MOP habilitó 1.3 kilómetros del carril de poniente a oriente, entre la Calle Celis, en el inicio de la Alameda Juan Pablo Segundo, hasta la 3a. Avenida Norte.

En el tramo podrá circular el transporte particular.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación