Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MOP acordó con empresa no terminar camino a Arcatao

Obras Públicas licitó 22.7 kilómetros pero luego llegó a un acuerdo con la empresa Omni y sólo pavimentó la mitad. Ahora licita la mitad pendiente por $5.5 millones adicionales

MOP acordó con empresa no terminar camino a Arcatao

MOP acordó con empresa no terminar camino a Arcatao

MOP acordó con empresa no terminar camino a Arcatao

n supuesto error del Ministerio de Obras Públicas en el diseño del camino rural de 22.7 kilómetros que lleva a Arcatao, Chalatenango, le costará a los salvadoreños $5.5 millones más para completar la carretera que quedó incompleta en una licitación inicial que luego mediante un arreglo entre MOP y la empresa Inversiones Omni modificaron el contrato y dejaron incompleto el camino.

El supuesto error, según lo reconoció el ministro de Obras Públicas Gerson Martínez, se encontraba en que el eje del diseño no coincidía con el eje a ejecutar con la carretera, así como diferencias en el sistema de tuberías que tendría la carretera y otras obras no consideradas en el diseño cuando fue autorizada y luego licitada la carretera.

Además, en el diseño geométrico de la carretera "existen errores en estacionamientos en los planos y no consideraron sobreancho en curvas horizontales, es decir el eje proyectado no coincide con el existente", según hace constar el Acuerdo de Modificación de Contrato No. 041/2010 (Contrato No.085/2009), en poder de El Diario de Hoy.

"En el Plan de Oferta se encontraron diferencias en cantidades de obra comparado dicho documento con las memorias de cálculo y los planos constructivos... los volúmenes establecidos en el plan de oferta son menores a los me la memoria de cálculo: conformación de terraplenes, conformación y compactación de sub-base, carpeta de concreto asfáltico en caliente. Asimismo las cantidades establecidas en el plan de oferta son menores a las cantidades definidas en los planos de partidas de tuberías de diámetro 30", 36", 48" y 60"...", detalle el documento de Obras Públicas.

Ese supuesto error ha sido considerado por Gerson Martínez como una "falla técnica del Estado".

Sin embargo, pese a esos inconvenientes o problemas en el diseño Obras Pública decidió licitar el camino de 22.7 kilómetros en el 2009 y fue ganado por la empresa Inversiones Omni por $7.5 millones, la misma constructora que concluyó uno de los tramos de la Diego de Holguín (durante gestión de Martínez) y el derivador a los Planes de Renderos sobre la autopista a Comalapa, en otras adminsitraciones.

En esa oportunidad la empresa presentó una oferta de $7.5 millones para pavimentar los 22.7 kilómetros en forma completa, ganó la licitación pero el camino no fue terminado tal y como se había comprometido al suscribir el contrato de la obra lo que generó malestar en los pobladores y en las autoridades municipales de la zona.

Obras Públicas y la empresa Inversiones Ommi para solucionar la situación acordaron no terminar la pavimentación del camino, aduciendo problemas en el diseño y otras razones, responsabilidad de la cartera de Estado que preside Gerson Martínez.

Hasta el momento se desconoce en quién o quiénes recae la responsabilidad en Obras Públicas de ejecutar un camino con un diseño que aparentemente presentaba deficiencias, posteriormente licitarlo y no terminarlo.

Malestar y esperanza en pobladores

Durante un recorrido realizado en la ruta a Arcatao y al entrevistar a pobladores manifiestan su descontento por la obra que no fue terminada en su momento tal como se les había prometido la comuna y el candidato presidencial para ese entonces, Mauricio Funes, quien visitó el lugar y les dijo que realizarían el proyecto.

Con escepticismo ven los pobladores la construcción del segundo tramo que quedó incompleto de la carretera que conecta el municipio de Arcatao, con Chalatenango; Manifestaron estar cansados de promesas y de la cual el presidente Mauricio Funes, no cumplió cuando era candidato y andaba en campaña electoral.

Cualquier persona que visite el lugar puede dar cuenta de que la arteria es de difícil acceso y que se vuelve peligroso transitar en el lugar por los derrumbes de tierra y piedras que se ven esparcidos por la carretera en mal estado.

Por lo que su pobladores resienten que se les haya dejado en el olvido tras la construcción del primer tramo.

"Nosotros estamos abandonados, prometen y no cumplen, esto es un sombrerazo como ya vienen las elecciones quieren ganar votos, y como a la gente la tienen intimidada no dice nada", señaló Juan Miguel Alvarado, habitante del municipio de Arcatao.

La deteriorada arteria a hecho que los gastos de gasolina de los automovilistas, así como los costos por reparación de los vehículos se hayan incrementado gradualmente.

Julio Abel Urrutia, quien es transportista de carga pesada y que traslada material de construcción para mitigar algunas zonas que se han deteriorado en la carretera por las lluvias, dijo que él gasta entre 60 y 70 dólares diarios; ya que en el día realiza dos viajes en la referida arteria.

Él no es el único que atraviesa esa problemática, al constatar con otras personas que por temor decidieron quedar en el anonimato, señalaron que bajo todo ese escenario está el tinte político el cual quieren aprovechar para ganar adeptos para las presidenciales y ocultar la situación que atraviesan desde el 2009.

Por otra parte, el alcalde de Arcatao, José Alberto Avelar Avelar, ve con optimismo el proyecto, aseguró que si bien la construcción quedó incompleta no fue porque no se quisiera terminar; sino porque no tenían los fondos suficientes para hacerlo.

Avelar sostuvo que ha gestionado con el Ministerio de Obras Públicas (MOP), para que en octubre de este año se logre la construcción del segundo tramo de la arteria que dejaron a medias. El proyecto tiene previsto iniciar en el caserío El Zapote hasta conectar con Arcatao.

Al cuestionar al jefe edilicio sobre el atraso del proyecto y del cual sus pobladores se quejan constantemente por los gastos de combustible, éste aseguró que si no se logra culminar todos los trabajos durante la administración del presidente Funes, hay un contrato que estipula que se le dé continuidad al proyecto.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación