Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El momento preferido de los estudiantes

Las vivencias de cuatro centros escolares de La Libertad, Santiago de la Frontera, de Santa Ana, Guaymango y Jujutla, de Ahuachapán, para llevar a cabo el refrigerio escolar.

Margarita Perdomo prepara los alimentos para los estudiantes del Instituto Nacional de Antiguo Cuscatlán, ahí muchos de los estudiantes esperan con ansías el refrigerio.

Margarita Perdomo prepara los alimentos para los estudiantes del Instituto Nacional de Antiguo Cuscatlán, ahí muchos de los estudiantes esperan con ansías el refrigerio.  | Foto por Miguel Villalta

Margarita Perdomo prepara los alimentos para los estudiantes del Instituto Nacional de Antiguo Cuscatlán, ahí muchos de los estudiantes esperan con ansías el refrigerio.

El Instituto Nacional de Antiguo Cuscatlán ha logrado superar todos los obstáculos y romper la norma de los estudiantes de bachillerato.

Ahí la mayoría de los jóvenes espera con inquietud el momento del refrigerio y no dejan de aceptar el vaso con bebida fortificada, mientras que en otros centros del país los mayores son los que menos quieren tomarlo. 

La motivación de Margarita Perdomo, la madre encargada de elaborar los alimentos, son los estudiantes que llegan sin desayunar a clases.

Por ello todos los días llega a las 5:00 de la mañana para tener listo el refrigerio para los alumnos que quieran comer antes de la hora en que se entrega a todos.

El instituto no contaba con una cocina ni con una bodega, pero el director, Víctor Hugo Flores, dijo que era necesario hacer el esfuerzo. La cocina fue donada por un padre de familia, también las cacerolas por un comedor de la zona.

Por el momento cocinan en un espacio abierto, pero tienen la esperanza de construir una. 

Inicio del especial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación