Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Minsal lleva seis años sin elaborar nuevo listado de fármacos

En ese periodo, las autoridades Sanitarias se han limitado a hacer adendas a la versión publicada en marzo de 2009, una situación que preocupa a especialistas y conocedores del tema de fármacos.

El sistema de salud pública ofrece atención al 80 % de la población.

El sistema de salud pública ofrece atención al 80 % de la población.

El sistema de salud pública ofrece atención al 80 % de la población.

En los últimos seis años, el Ministerio de Salud (Minsal) no ha elaborado un nuevo Listado Oficial de Medicamentos (LOM) y la red de establecimientos sigue trabajando con la décima versión emitida el 27 de marzo de 2009 durante la administración de Guillermo Maza.

En estos años las autoridades se han limitado a publicar adendas, tres en concreto. La primera de ellas fue firmada el 18 de agosto de 2011, la segunda el 31 de enero de 2012 y la última el 13 de noviembre del año pasado.

Dos médicos consultados, quienes participaron en la formulación de la Décima Versión del Listado Oficial de Medicamentos, opinaron que las adendas no son suficientes para atender las enfermedades de los usuarios del sistema de salud nacional. Las adendas son notas que se añaden a un documento terminado para aclarar, completar o rectificar su contenido.

Héctor Valencia, jefe del Servicio de Hematooncología y miembro del Comité de Medicamentos del Hospital Rosales, manifestó que el Minsal tendría que publicar un nuevo listado porque esa es la guía para solicitar la compra de los productos para ofrecer el tratamiento.

El listado oficial de medicamentos contiene los fármacos, del que los médicos del sistema de salud público pueden disponer para medicar a sus pacientes.

"En estos últimos seis años lo único que se ha hecho son adendas, antes, generalmente salía cada dos años, ahora han pasado seis y no ha salido uno nuevo, nosotros lo hemos solicitado varias veces", comentó Valencia.

El especialista expresó que es necesario la inclusión de nuevos medicamentos (que ya tienen varios años de estar en el mercado) porque en la medicina se dan cambios y no puede mantenerse el mismo listado.

Valencia agregó que, en muchas de las adendas, el Minsal no ha incluido nuevos fármacos, sino que ha modificado las dosis y la forma de administración. Como ejemplo citó el meropenem, un antibiótico del que en el servicio de Hematooncología usan un gramo, hoy, de acuerdo con la adenda, se pedirá de 500 gramos.

"Eso no nos sirve a nosotros porque si vamos a tener que comprar frascos de 500 gramos cuando solo vamos a usar uno cada ocho horas ¿cuál es la lógica?", añadió el especialista.

Por su parte Miguel Majano, presidente del Colegio Médico, manifestó que es posible que actualmente ya no se necesiten algunos productos que están incluidos en el listado de 2009, pero con el aparecimiento de enfermedades emergentes, cuya incidencia se puede estar incrementando, debe hacerse una nueva revisión y hacer los cambios pertinentes de acuerdo con el perfil epidemiológico actual.

"Tal es el caso de enfermedades con alta resistencia a los antimicrobianos como ha sucedido con el aparecimiento de bacterias como Acinetobacter baumanni, en la 'nursería' del hospital Bloom y otras 'nurserías', con alto grado de resistencia...", comentó Majano.

Para el presidente del Colegio Médico es necesario hacer los cambios pertinentes "de acuerdo con el perfil epidemiológico actual y no de hace seis años, y no estar haciendo adendas que funcionan temporalmente para resolver parcialmente el desabastecimiento de medicamentos".

El 7 de abril se solicitó una entrevista con las autoridades del Minsal para conocer las razones del por qué no se ha elaborado una nueva versión del listado y solo se han hecho adendas que incluyen esas modificaciones; pero a la fecha no se ha tenido ningún tipo de respuesta de parte del personal de la Unidad de Comunicaciones.

Las adendas

En la resolución número 71 de fecha 27 de marzo de 2009 se establece que la elaboración de la décima versión contiene la lista de los medicamentos esenciales para resolver los problemas de salud de la población, tomando en cuenta el perfil epidemiológico.

"Este documento permitirá que las Direcciones Regionales de Salud y Hospitales Nacionales Especializados seleccionen y utilicen los medicamentos de acuerdo a su nivel de atención", se lee.

En él se establece que el contenido es dinámico y cambiante porque debe adaptarse a los adelantos científicos y médicos, por lo que su revisión y actualización es un proceso que debe hacerse de forma permanente.

La décima versión, elaborada en 2009, contiene 35 grupos terapéuticos que incluyen 331 principios activos y 521 presentaciones farmacéuticas.

La primera adenda fue firmada el 18 de agosto de 2011, en el que se publica un listado de productos titulados inclusiones y otra exclusiones firmada por la entonces titular de salud, María Isabel Rodríguez.

De acuerdo con la resolución ministerial 199, el listado oficial es la herramienta técnica y administrativa que permite seleccionar, programar y presupuestar, así como adquirir, inventar y distribuir los medicamentos utilizados en las redes integrales e integradas de los servicios de salud.

Agregan que al existir avances científicos y médicos en relación a los mismos, deben reflejarse en el listado, tanto en la inclusión de nuevos medicamentos así como la exclusión de otros.

El 31 de enero de 2012 se firma la segunda adenda bajo el mismo argumento, el último de ellos es del 13 de noviembre de 2014.

En la última resolución hacen mención que tras la publicación del Listado Oficial de Medicamentos (LOM) por parte de la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) es necesario la inclusión de nuevos fármacos y la exclusión de otros.

Se publica la modificación de 46 tipos de productos, la exclusión de 66 y la inclusión de 15.

El jefe del Servicio de Hematooncología del Rosales agregó que entre las modificaciones se encuentra la eliminación de fármacos que se habían establecido en grupos, que son parecidos, pero no totalmente iguales; y dejaron solo uno, eso tiene ventajas y desventajas.

La ventaja es que los médicos se acostumbran a usar solo uno y saben la dosis que tienen, pero a la hora de licitar no hay competencia porque se limita a una sola sal, por lo que suele ofertarse a un precio elevado.

"Esos son los adendos, pero no hay realmente una incorporación de medicamentos nuevos, ni siquiera los que se habían aprobado el año anterior", dijo Valencia.

Él se refirió a dos tipos de productos que tenían el aval de incorporarse en el listado oficial y en el presupuesto del hospital, pero por razones que desconoce se suprimieron.

Se trata del bortezomib para el tratamiento del mieloma múltiple y la inmunoglobulina antitimocitos para la parálisis de aplasia de médula ósea.

"Nosotros los necesitamos con una relativa urgencia, porque tenemos casos de mielomas múltiples que ya no les podemos dar los medicamentos que generalmente hemos tenido", acotó Valencia.

Con la entrada en vigencia de la Ley de Medicamentos, en 2012, la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) se encarga de publicar en el primer trimestre de cada año el LOM, que es de obligatoria existencia en la red de instituciones de salud pública.

De acuerdo con el titular de la DNM, Vicente Coto, el LOM comprende los productos básicos que deben tener todas las instituciones prestadoras de servicios de salud para atender las necesidades de salud de la población.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación