Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ministerio de Hacienda dificulta devolución del IVA a exportadores

Exportadores denuncian daño a liquidez de empresas por decisiones arbitrarias en devolución de IVA exportador.

Coexport IVA exportador

Pablo Durán, presidente de Coexport, explica la propuesta original que hicieron para una nueva devolución de IVA exportador.

El año ha iniciado con grandes dificultades para el comercio exterior. La Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) denunció ayer que, sin consultar a nadie, el ministerio de Hacienda estableció una nueva forma de devolver el IVA exportador que complica la liquidez de muchas empresas. Este problema se suma a las irregularidades en el cobro de $18 por uso de rayos X en aduanas.

El presidente de Coexport, Pablo Durán, explicó que desde el 14 de noviembre de 2015 Hacienda estableció un nuevo mecanismo para devolver el IVA exportador el cual irrespeta una reforma a la Ley del IVA hecha el año pasado y las negociaciones que se mantuvieron con el sector privado.

Producto de este cambio, cerca de un 15 % de empresas exportadoras ya no recibirán dinero en efectivo, sino que tendrán una especie de crédito a su favor, ya que Hacienda les debe millones por atrasos en IVA exportador.

De acuerdo con Durán, no todos los exportadores se benefician de este mecanismo, pues les deja sin dinero que cada mes necesitan para continuar trabajando, mientras el Gobierno simplemente se evita pagar una deuda con el sector privado. 

“Con $50 millones pudieran estar comprando materias primas, contratando más empleados... si le quitas dinero a un exportador lo que no permites es eso”, expresó. 

Hacienda anula deuda

En la práctica este mecanismo consiste en que Hacienda ha borrado una deuda millonaria que tiene con los exportadores. 

Desde noviembre Hacienda tomó su deuda de IVA exportador y lo comparó con el IVA que, en promedio, las empresas le tienen que pagar cada año por sus importaciones, sobre todo las de materia prima. 

Si al restar ambas deudas queda un saldo a favor de la empresa, por ejemplo $100 mil, significa que se le perdonará los impuestos por importación equivalentes a esos $100 mil durante este año.

El problema, explicó Durán, es que a muchas empresas no les sirve que les “perdonen” pagar impuestos de importación ya que la mayoría, si no toda su materia prima, es comprada en nuestro país.

La medida perjudica sobre todo a las empresas que exportan más del 50 % de su producción, porque ellos dependen de la venta al exterior y de la devolución de ese IVA para seguir operando.

En concreto, afecta a 2,100 pequeñas y medianas empresas (Pymes) y a 350 grandes empresas que venden entre el 50 % y el 100 % de su producción al extranjero.

La directora ejecutiva de Coexport, Silvia Cuéllar, añadió que la falta de efectivo que esto genera se traduce en un daño al empleo. Cerca de 5 mil empleos estarían en riesgo de perder prestaciones como bonos, servicios empresariales de salud o incluso perderían sus plazas debido a menores ventas e inversión.

Desde una perspectiva macroeconómica, los representantes del sector estimaron que si el problema no se corrige, las exportaciones podrían bajar $300 millones, perdiéndose así el crecimiento de 6 % alcanzado entre 2014 y 2015.

¿Qué es el IVA exportador?

El IVA exportador es el  mismo impuesto de 13 % a la compra de cualquier producto. La particularidad es que, según leyes de comercio internacional, un país no puede cobrarlo a un consumidor de otra nación.

La empresa debe pagar el 13 % de impuesto por todo lo que vende. Cuando se trata de exportaciones, Hacienda debe devolver ese dinero. Es así que los exportadores consideran que el IVA exportador es una deuda con los empresarios, pues el dinero les pertenece a ellos.

Hasta ahora el dinero se devolvía utilizando Notas del Tesoro Público (NTP), una especie de vale que el empresario podía cobrar en cualquier banco, con una reducción de 3 %. La desventaja es que el proceso, además de devolver menos al exportador, tardaba en promedio 6 meses.

Aproximadamente el Estado debe devolver unos $200 millones a los exportadores cada año.

Irrespeto al acuerdo

Con una reforma de 2015 se pretendía crear un nuevo mecanismo de devolución más ágil, que reintegrara en 30 días máximo.

Pablo Durán aclaró que la reforma dejaba a decisión de la empresa seguir utilizando las notas del tesoro o usar el mecanismo de acreditación con el IVA importador. Además, si se usaba la segunda opción, debía ser considerando solo un período de 30 días.

El mecanismo se dejaba a libre elección pues muchas empresas no se beneficiaban de la acreditación.

Los cafetaleros forman parte de este grupo. El presidente de la Asociación de Beneficiadores y Exportadores de Café (Abecafé), Marcelino Samayoa, dijo que “no somos importadores de materia prima, sino que la compramos aquí internamente. Nosotros pagamos el IVA de lo que exportamos y no se nos devuelve”. Como no importan, la acreditación representa “dinero muerto” para el sector.

Samayoa, presente en la conferencia de Coexport, estimó que por cada quintal que exportan el nuevo mecanismo les hace perder $1.64. La cifra se vuelve millonaria al considerar que el sector vende el 90 % de su producción al extranjero y no les devuelven el 13 % de todas esas ventas.

En casos como este, Pablo Durán dijo que la reforma “como quedó, motiva a importar y desmotiva a comprar producto nacional”, amenazando así las ventas de los negocios locales.

Por su parte Silvia Cuéllar expresó que, cuando se hizo la reforma, Coexport pidió que el IVA exportador se pudiera cruzar también con el IVA por compras locales. Así las empresas podrían tener liquidez para comprar su materia prima acá.

Sin embargo ella comentó que Hacienda se negó a hacerlo porque afectaba los ingresos del Estado. De todas formas, el Ministerio terminó aplicando un sistema que irrespeta la reforma y deja sin ese dinero a los exportadores.

“Es un dinero del exportador, ¿por qué están haciendo lo que ellos desean con el dinero que no es de ellos?”, planteó Cuéllar. 

A su criterio, la medida en realidad busca que el Estado, que siempre tiene falta de dinero, reduzca los pagos que debe hacer al sector exportador.

Es difícil hacer negocios

Este problema se suma a muchos otros que están creando un ambiente hostil y caro para hacer negocios en el país: los cobros indebidos de $18 en aduanas, el encarecimiento de la tarifa de agua, nuevos impuestos como el de la telefonía, burocracia, etc.

“Están complicando, están encareciendo y están restando competitividad... Cuando viene un inversionista, esto desmotiva”, señaló Silvia Cuéllar.

Cuéllar comentó que la gremial atendió a dos empresas a finales del año pasado las cuales deseaban invertir en nuestro país. “Ellos preguntan qué beneficios pueden tener en el país y ¿qué le voy a decir?”, expresó. 

Coexport lleva varios días tratando de reunirse con los representantes del ministerio de Hacienda para abordar esta problemática y la de los cobros de $18 por rayos X. Cuéllar indicó que, extrañamente, hasta el momento solo hay silencio de parte de esa institución. Frente a las cartas y llamadas diarias, ni siquiera han recibido respuesta para agendar una reunión.

El ministerio de Hacienda ha jugado un rol protagónico en los problemas que han afectado a los exportadores al inicio de año. Los errores, por negligencia o improvisación, al aplicar la devolución del IVA y el cobro de $18 se están traduciendo en más gastos para las empresas.

Las arcas públicas reciben ese dinero que las empresas difícilmente recuperarán.

¿adónde es más productivo el dinero, en el sector privado o público? Si usted le quita de liquidez a las empresas $50 millones, (con eso) pudieran estar comprando materias primas, contratando más empleados... si le quitas dinero a un exportador lo que no permites es eso
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación