Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ministerio de Economía, bajo sombra de Alba Petróleos

Ministro, viceministra y director de Hidrocarburos vienen de trabajar con esa firma

Ministerio de Economía, bajo sombra de Alba Petróleos

Alba Petróleos considera que la Dirección General de Impuestos se excedió en su atribución del cobro de tributos.

Ministerio de Economía, bajo sombra de Alba Petróleos

La sombra de Alba Petróleos cubre al Ministerio de Economía: el ministro Tharsis Salomón López es deudor de la empresa, la viceministra Luz Estrella Rodríguez ha sido directiva y asesora; el director de Hidrocarburos y Minas, Eduard Alexánder Ramírez Acosta, es exgerente de estaciones y de la filial Veca, y el anterior ministro, Armando Flores, cumplía fielmente las exigencias de no revelar información de esa sociedad.

Estos antecedentes del consorcio vinculado al FMLN con el ente a cargo de la economía y los precios de los hidrocarburos son vistos con preocupación por representantes del sector empresarial ante un posible conflicto de intereses.

Salomón fue nombrado ministro de Economía una vez llegó al poder Salvador Sánchez Cerén y fue perfilado como un empresario dedicado a la fabricación de baterías y ex dirigente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI). Poco después se supo que él le debe a Alba Petróleos $763,240 por un préstamo adquirido en 2013.

En una declaración a un matutino, el ministro adujo que ese compromiso con la firma de economía mixta no implica un conflicto de intereses, pese a que es ese ministerio el que debe vigilar las operaciones de esa y las demás empresas petroleras.

Sánchez Cerén justificó la relación deudor-adeudo de su ministro con una firma que debe regular, en que "todo mundo tiene necesidad de buscar créditos" y que no es él quien decidirá si hay conflicto de intereses en ese caso.

Sánchez Cerén también nombró viceministra de Economía a Luz Estrella Rodríguez, quien se desempeñaba como vicepresidenta de Alba Alimentos, una de las varias empresas que operan con fondos de la venta de combustibles. Anteriormente se identificaba como directiva de Alba Petróleos, también.

Rodríguez, exsecretaria adjunta del FMLN, pasó a ese puesto luego que en 2012 se le descartó para reelegirse como alcaldesa de Apopa y la sustituyeron por la exdiputada Zoila Quijada, pero terminaron perdiendo esa elección.

Rodríguez tiene a su cargo las direcciones de Política Comercial, la de Administración de Tratados Comerciales y la de Comercio e Inversión del Ministerio.

A ellos se sumó el nombramiento como director de Hidrocarburos y Minas de Eduard Alexánder Ramírez Acosta, quien se desempeñó como jefe de Estaciones de Servicio de Alba Petróleos entre enero de 2011 hasta febrero de 2014 y luego se convirtió en el jefe de Entrega de Servicios de Vuelos Económicos Centroamericanos S.A. (Veca), una firma que arrancó con $14 millones aportados por Alba Petróleos.

Ramírez, quien depende directamente del ministro Salomón López, es el encargado de regular el mercado de los hidrocarburos.

Desde Funes

Pero que la sombra de Alba Petróleos cubra al ramo de Economía no es nuevo.

Desde el gobierno de Mauricio Funes, el exministro de Economía, Armando Flores, se marcó al preferir iniciar un litigio judicial que revelar información de Alba Petróleos.

Flores se negó a brindar los informes después que se lo pidió el entonces vicepresidente de Alba Petróleos y ahora viceministro de Educación, Francisco Castaneda (Ver nota aparte).

El exministro prefirió enfrentar la condena del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), que le impuso una multa de $6,060 por no entregar la información requerida.

Aún así, Flores se resistió aduciendo que la sanción es contra el ministerio y no contra él e interpuso un recurso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que ha suspendido el pago de la multa y la entrega de la información mientras resuelve en definitiva.

Gremiales, preocupadas

A raíz de estas acciones de Flores, la deuda del ministro Salomón y la mencionada relación de Luz Estrella Rodríguez y Eduard Ramírez, gremiales como la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y la Cámara de Comercio e Industria (Camarasal) demandan transparencia y ética de parte de los funcionarios.

Al presidente de ANEP, Jorge Daboub, le preocupan los fines políticos que pueda tener esa vinculación Alba-Gobierno: "Los funcionarios que deben monitorear el mercado y ajustar las políticas públicas dependen o han dependido directamente de Alba. Esto los hace jueces y parte y les crea un grave conflicto de intereses que atenta contra la imparcialidad y la independencia con que deben manejar esas áreas de Economía".

"En el caso de Alba nos preocupa que se esté usando a una empresa de capital público y de capital extranjero como caballo de Troya por parte del FMLN para llevar a cabo sus planes políticos, lesionando en el proceso el estado de Derecho y poniendo en peligro el sistema democrático y las libertades económicas", dice.

El presidente de Camarasal, Luis Cardenal, también ve con preocupación esos vínculos. "Siento preocupación al hecho de que él (ministro Salomón) esté endeudado con una empresa-partido cuya composición y recursos son muy cuestionados. Eso perjudica la transparencia y la legitimidad que tiene cualquier funcionario que esté en deuda con esta empresa", señala.

Daboub dice que ese consorcio no ha sido transparente desde sus orígenes por la forma en que se creó e inició sus funciones usando dinero público recaudado en municipios gobernados por el FMLN.

Pero también detalla que la falta de rendición de cuentas de la petrolera, la adecuación de leyes para "hacerse de partes importantes del mercado" y la ocultación de informes financieros "nos dejan enormes dudas sobre la transparencia del Grupo Alba".

Sobre esa inquietud de los dirigentes empresariales se buscó una reacción de los funcionarios. Se llamó a la oficina de Comunicaciones del Ministerio de Economía y se le envió una petición vía correo electrónico el 25 de septiembre pero, al cierre de esta nota, no habían respondido.

Manejo de dinero de las alcaldías

El año pasado, la ANEP hizo denuncias sobre competencia desleal de Alba ante la Superintendencia de Competencia pero esta multó a la firma petrolera por otra falta: abrir gasolineras supuestamente sin contar con permiso previo.

ANEP también puso avisos en la Fiscalía General por sospechas de supuestas vinculaciones delictivas, en las que no descartaron lavado de dinero, concentraciones monopólicas y corrupción, entre otros. Además, ha criticado la poca transparencia del consorcio, pese a que mueve dinero público a través de Enepasa integrada por alcaldías gobernadas por el FMLN.

Según Cardenal, por esa "extraña composición de accionistas" de Enepasa con una compañía extranjera es que pidieron desde un inicio que hubiera transparencia y contraloría de la Corte de Cuentas, pero "se disfrazó la naturaleza real" de una empresa que ahora se ha convertido en "Alba negocios", en referencia a la diversificación que ha tenido la empresa petrolera.

La demanda ahora no es diferente, pues a juicio del empresario, "el hecho que alguien que está endeudado con ellos esté trabajando con el gobierno de un partido que está vinculado y que ha manejado Alba Petróleos, hace la cosa todavía más complicada y estamos en la frontera de violaciones éticas importantes que creo yo, que deben ser respondidas por los involucrados, porque no se puede servir a dos señores al mismo tiempo, porque siempre se servirá mal a uno de ellos".

Para que no traspasen esa línea, Cardenal pide a los funcionarios que se aparten de todo proceso que involucre a Alba para evitar "cualquier malentendido" o "tentaciones", porque, "¿a quién van a favorecer en una disputa entre el interés del Estado y el de Alba, al país o a una empresa a la que le deben un favor?".

"Como funcionarios públicos, su primera y principal obligación es hacia el ciudadano y si tiene conflicto de interés entre el ciudadano y una empresa mixta como es Alba Petróleos, entonces las decisiones van a ser más cuestionadas, y si no hay transparencia se van a generar todavía más dudas de las que ya se tienen con respecto a las acciones, actitudes y comportamientos que puedan tener estos funcionarios o esta empresa", asegura Cardenal.

En su papel de viceministra, Rodríguez ha expresado optimismo por los proyectos de país con Petrocaribe o los que aspiran con el Alba. Tras la firma del acuerdo con Petrocaribe, dijo estar interesados en el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), una moneda virtual aplicada desde 2010 por países del Alba principalmente para pagar operaciones comerciales.

Rodríguez dijo que estaban explorando "ese nuevo instrumento para el país" y que no tenía que ver con Petrocaribe. Explicó que si se ingresa al Sucre, se le asignaría al país "un techo en divisas al que también nuestro sector exportador puede aplicar".

Falta conocer los detalles de estos procesos de alianza con la comunidad Alba, más allá de la deuda que Enepasa tiene con Pdvsa y de lo que muy poco se informa al país.

Para Cardenal, ahora que ha pasado la elección presidencial, se verá la realidad de los estados financieros de Alba Petróleos y nos daremos cuenta de que en casi todas las actividades está perdiendo dinero y que este se le debe a Pdvsa, por lo que surge la duda de cómo se cancelará ese dinero en el futuro cuando probablemente Alba Petróleos ya no exista.

"Surgen los temores si la deuda que ahora existe se va a trasladar a deuda soberana y todos los salvadoreños y futuras generaciones vamos a ser responsables de ese despilfarro y mal manejo de fondos que ha tenido Alba durante su historia", apuntó Cardenal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación