Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

RODOLFO PARKER

"Un militar puede abrazar funciones civiles sin ningún problema"

Para el abogado y legislador del PDC no se debe confundir las instituciones con las personas, y cuando un militar deja el uniforme puede pasar a funciones civiles, asegura

"Un militar puede abrazar funciones civiles sin ningún problema"

"Un militar puede abrazar funciones civiles sin ningún problema"

\"Un militar puede abrazar funciones civiles sin ningún problema\"

el secretario general y diputado del PDC, quien además participó en el proceso de Paz de 1992, consideró como una "afrenta" a la democracia el fallo que anuló los nombramientos de David Munguía y Francisco Salinas en el ministerio de Justicia y la Policía, respectivamente. Aunque admite que no hay más camino que acatar el fallo cree que se debe "revisar" pues, a su juicio, la sentencia va no sólo contra el espíritu de los Acuerdos de Paz sino contradice los valores fundamentales consagrados en la Constitución.

¿Cuál es su opinión del fallo de la Sala que anula los nombramientos de los titulares de Justicia y Seguridad?

Me quiero referir el caso del ministro y del director: primero partimos en definitiva hay que acatar el fallo, no hay alternativa institucionalmente hablando. En lo personal, me parece un fallo absolutamente errático. Eso como abogado, pero particularmente por mi participación en el proceso de paz. Es decir, en ningún momento se llegó ni por asomo a considerar que por la naturaleza civil de la Policía Nacional Civil se iban a vulnerar derechos humanos y se iba a discriminar a personas individualmente consideradas por su condición militar.

Una cosa es que se hubiese separado las funciones y responsabilidades de la seguridad pública y de las atribuciones de las Fuerza Armadas. Ese era un tema de orden institucional y así lo acordamos en el acuerdo de paz; y otra cosa es que a un secretario de Estado por su origen militar se le inhabilitara a fungir como tal conduciendo la seguridad ciudadana. Eso es discriminatorio e inconstitucional. Es una vulneración de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución.

¿No era ese el espíritu de los Acuerdos?

Ni el espíritu ni la letra de la Constitución. Están violando derechos fundamentales. Creo que cada vez más abogados de la república debieran empezar a considerar qué está ocurriendo en la Sala. De mi parte, suficiente grito al cielo he puesto para estarme desgastando. Pero sí estas personas sea por prejuicio, por perversidad, yo quisiera descartar estas dos posibilidades, quisiera irme a que quizás cuando estábamos muchos construyendo democracia ellos estaban en otros menesteres y están ajenos a la responsabilidad de los juzgadores de una Sala de lo Constitucional. Me causa repudio ese fallo como protagonista de los acuerdos de paz.

¿Volverá a enfrentar Asamblea y Sala este fallo?

No. Yo ya apague el switch desde el punto de vista institucional pero en lo personal voy a seguir levantando la voz. En este caso en particular por mi participación en el proceso de paz, fue un privilegio, una responsabilidad. Mi repudio viene de eso, qué barbaridad qué desconexión de la realidad salvadoreña para permitirse dar este tipo de fallos, estas cuatro personas, como que estaban en otro planeta, completamente ajemos a la evolución e esfuerzo de la democracia que se estaba construyendo en El Salvador.

Otros fallos han sido catalogados por la Asamblea como excesos ¿cómo cataloga este?

Este es peor que cuando ellos pretendieron extinguir la Democracia Cristiana y al PCN como un golpe al pluralismo. Al fin los partidos se pueden defender. Ya PCN y PDC se van a recomponer y con creces. Pero esto es una afrenta a ciudadanos, es una afrenta a personas individuales, no se puede considerar que los militares son de tercera o quinta categoría. Ese es un insulto a la inteligencia, un insulto a la democracia y una afrenta a la libertades fundamentales que hemos construido en El Salvador. Cuando construimos de cero la Policía Nacional Civil la integramos con excombatientes y exmilitares para que sepan estos cuatro señores por si no lo sabían. No hay que confundir una institución con la persona. Un militar si bien tiene un rango toda la vida, puede abrazar funciones civiles sin ningún problema aquí en Estados Unidos y en cualquier parte.

¿Cree que esto va afectar la tregua? La tregua es un tema coyuntural que muchos hemos hecho señalamientos, críticas constructivas. La tregua es una circunstancia que en la medida que no sea acompañada con institucionalidad, por presupuesto propio, esto va llevar a peor, pero hay un atributo: hay menos salvadoreños que están muriendo. Pero no podemos decir que una tregua que pende de personas que están en la delincuencia para que otros no mueran es la solución. La vida es el bien jurídico mayor de una sociedad y la responsabilidad de resguardar ese bien jurídico es del Estado no se le puede confiar la tutela de ese bien jurídico a las maras. Es la institucionalidad del Estado la que debe de responder por ese bien jurídico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación