Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miles de salvadoreños afectados por paro de transporte público

Los usuarios rentaron vehículos, viajaron en pick-up y caminaron largar distancias para llegar a su destino.

Esta mañana, Dora Alicia Pineda tuvo que viajar desde Cuscatancingo hasta el centro de San Salvador, pidiendo "aventón", debido a que las rutas de buses que recorren el lugar, amanecieron el paro de labores por supuestas amenazas de pandillas.

También José Lima se las ingenió para llegar a su lugar de trabajo. Junto a otras 15 personas, alquiló un vehículo (tipo panelito) para transportarse desde Olocuilta hacia la terminal del Sur, San Salvador. Su destino era Antiguo Cuscatlán.

"Esto significa gastos extra en el pago del transporte", lamentó Lima.

Miles de usuarios están en la misma situación que Dora y José, quienes tienen la incertidumbre de cómo regresarán a sus hogares esta tarde.

El Ministerio de Obras de Públicas (MOP) informó que a partir de las 4:00 p.m., dará servicio de 70 buses amarillos y pick-up, además de microbuses, los cuales se desplazan desde el centro de San Salvador (Plaza Cívica) hasta San Martín, San Marcos, Soyapango, Antiguo Cuscatlán y Mejicanos.

Estos buses estarán cubriendo el recorrido de las rutas 9, 34, 44 y 46. y brindarán servicio entre las 5:00 a.m. y 9:00 p.m.

Algunas rutas que han suspendido labores este día son: 1, 4, 6, 23, 23-A, 33 A y B, 133, 117, 512, 109, 23, 46, 140, así como la 17, 9, 30-B, 46,  512 y 135.

Según Fecoatrans, el 90 % de las rutas de la zona sur del país están paralizadas.

En Usulután, la terminal 302 ordinaria, estaba cerrada, así que cientos de personas viajaron en pick-up a San Salvador ante la falta de buses.

En La Unión, la ruta 304 que viaja de la cabecera a San Salvador, también permanece en paro.

El sector transporte público estima que serán 3 días de paro los que tendrán, para exigir a las autoridades mayor seguridad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación