Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Migración salvadoreña en Estados Unidos en camino de superar a la cubana

Los casi dos millones de habitantes de origen salvadoreño en ese país podrían convertirse en la tercera población hispana más grande y la séptima global en tierras estadounidenses.

Inmigrantes

Miles de hispanos y activistas pro inmigrantes han salido a las calles ha pedir a la administración Obama parar las detenciones y las deportaciones. | Foto por elsalv

Miles de hispanos y activistas pro inmigrantes han salido a las calles ha pedir a la administración Obama parar las detenciones y las deportaciones.

De acuerdo al Pew Research Center (en adelante Pew), un tanque de pensamiento dedicado a recolectar datos estadísticos de diferentes tipos, la población de origen salvadoreña en los Estados Unidos podría superar pronto a los cubanos habitando ese país, convirtiéndose en el tercer grupo de origen hispano ahí.

Los datos poblacionales más recientes estiman que los salvadoreños residentes en los Estados Unidos, tanto inmigrantes como nacidos ahí, ascienden a 1 millón 975 mil, levemente abajo de los 1 millón 986 mil cubanos. Ambos grupos son únicamente superados por los 5  millones 122 mil  de puertorriqueños y por la gran comunidad de mexicanos, que asciende a 34 millones 582 mil personas.

Según datos del Pew, desde 1990 hasta 2013, el último año con registros tabulados, la población salvadoreña dentro de territorio americano ha crecido en más de un 300%, pasando de 563 mil a los casi dos millones en la actualidad. En los últimos seis años, el ritmo de crecimiento de esta comunidad ha sido de un 33% anual, en comparación al 17% de cubanos, por lo que se prevé que en un futuro cercano, el origen salvadoreño sea el tercero más grande entre los hispanos y el séptimo global.

Sin embargo, las cifras de migrantes cubanos, desde el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre La Habana y Washington DC, han crecido en un 78%, alcanzando un movimiento de 43 mil 159 personas únicamente en 2015, en comparación a los 24,278 que en 2014 llegaron a Estados Unidos. Esta tendencia se inició en 2013, cuando el gobierno de Cuba levantó las restricciones de viaje a sus ciudadanos.

La mayor parte de estos cubanos llegan a los Estados Unidos por tierra, viajando primero por Sudamérica, y cruzando el istmo centroamericano y México para luego alcanzar su destino final. La mayor parte de ellos está cruzando por el paso fronterizo de Laredo, en Texas. 28,371 de los más de 43 mil ingresados en 2015 utilizaron esa ruta. Se presume que la mayor parte de la migración de estos se da por razones políticas y económicas.

En cuanto a los salvadoreños, gran parte de ellos decide emigrar por razones de seguridad, lo cual se ha intensificado en los últimos años debido al creciente accionar y control territorial que ejercen las pandillas en el país.

Otro factor que motiva el desplazamiento de nacionales es la búsqueda de empleo y oportunidades, así como la capacidad de aportar a los ingresos de los familiares en El Salvador mediante las remesas, que según cifras del Banco Central de Reserva (BCR) alcanzaron los $4,279.6 millones en 2015. Esta cifra supuso un aumento del 3% con respecto a 2014.

En búsqueda de mejores oportunidades
Según informes de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social, (Fusades), la generación de empleos continúa débil, con tendencias a la baja durante los últimos dos años. 

En contraste, la economía estadounidense ha tenido leves repuntes y solo en el mes de diciembre se generaron más de 292 mil empleos, según reporta el BCR. Esto incrementa el potencial de empleo para los salvadoreños.

Aun así, esta comunidad enfrenta desventajas de ingresos si se compara con la población de origen hispano y con el promedio de ingresos anuales en Estados Unidos.

Según el Pew, el ingreso medio de salvadoreños mayores de 16 años asciende a $20,800 al año, en comparación al promedio hispano de $21,900 y al promedio nacional de $30,000 anuales.

El idioma sigue siendo una barrera fuerte. Uno de cada dos salvadoreños no habla “muy bien” en inglés, en comparación con uno de cada tres hispanos. 

Aun con estas limitaciones, emigrar a Los Estados Unidos continúa siendo una aspiración para muchos de los salvadoreños.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación