Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El miedo de los profesores empaña inicio de año escolar

Están insatisfechos con la labor oficial para reducir la violencia cerca de las escuelas

El Gobierno dice que entre 2009 y 2013 se logró matricular a 10,600 niños más en parvularia y 20,600 más en bachillerato.

El Gobierno dice que entre 2009 y 2013 se logró matricular a 10,600 niños más en parvularia y 20,600 más en bachillerato.

El Gobierno dice que entre 2009 y 2013 se logró matricular a 10,600 niños más en parvularia y 20,600 más en bachillerato.

Con la satisfacción de unos y la zozobra de otros, así inició ayer el año escolar 2014 en las escuelas públicas del país.

Mientras el Presidente Mauricio Funes tiene una lista y cifras de los logros que, según él, se han alcanzado en Educación durante su gestión, los maestros aglutinados en Bases Magisteriales y Simeduco piden nuevamente, al Gobierno, tomar medidas urgentes para terminar con la inseguridad.

Este flagelo, aseguran, aún rodea las comunidades educativas y afecta el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Paz Zetino Gutiérrez, secretario general de Bases Magisteriales, aseguró que el jueves por la mañana un docente de un instituto de San Salvador recibió un ultimátum de las maras para que abandone el centro educativo.

El dirigente gremial, quien por cuestiones de seguridad evitó dar más detalles sobre el caso, declaró que éste es el primero del que tiene conocimiento a pocos días de que los educadores se presentaron a laborar para preparar el inicio de las clases.

"Si bien nosotros hemos estado incorporados en una comisión de seguridad, queremos que se aterrice con una estrategia que haga más seguros los centros de trabajo", afirmó el docente.

Sus palabras aluden a la Comisión de Seguridad que el Ministerio de Educación (Mined) formó con la participación de varias instituciones, entre ellas la Policía Nacional Civil, Fiscalía y las gremiales de educadores, a excepción de Simeduco, que se retiró de la iniciativa por considerar que era sólo una instancia burocrática que no resolvería.

"Nosotros hemos venido señalando departamentos críticos como Sonsonate, Ahuachapán, Cuscatlán (y) la periferia de San Salvador", aseguró, tras insistir que para la gremial esto es una gran preocupación.

"Yo he dicho: el denominador común para alumnos, maestros y padres de familia es el miedo y en un ambiente escolar dominado por el miedo; el proceso de enseñanza-aprendizaje falla, se quiebra, no es efectivo", aseguró.

Según lo externado por Zetino Gutiérrez, los directores y maestros no encuentran quién realmente les ayude a encontrar una salida.

"Yo lo que le acabo de recomendar (a los responsables del instituto) es que ponga a prueba la Comisión de Seguridad que se creó en el Ministerio de Educación. Que vaya al Ministerio de Educación a denunciar su caso. Es la Comisión la que tendrá que decirle cuál es el procedimiento que va a seguir", expresó, al tiempo de asumir que la cartera de Estado debe tener personal nombrado para que atienda estas denuncias.

Para Francisco Zelada, secretario general del Simeduco, la situación de inseguridad en los centros es grave.

Aunque la gremial no ha recibido una denuncia formal en estos momentos, Zelada no descarta que los haya, considerando que los profesores no denuncian por temor.

"Lo que ha ocurrido es que no quieren denunciar. No quieren involucrar a más gente porque los han amenazado, incluso desde las departamentales; porque, como estamos en período electoral, si estos temas salen a luz podría tener problemas el partido oficial. Lo que han dicho es que los compañeros que denuncien problemas, lo que van a hacer (con ellos), es regresarlos a las escuelas (de donde los trasladaron). Y si los compañeros regresan a las escuelas luego de denunciar corren mayor riesgo", precisó Zelada.

Durante el acto de inauguración del año escolar, Funes hizo alusión a la necesidad de dignificar a los maestros y aseguró que su Gobierno siempre ha estado dispuesto a negociar con tal de mejorar la vida de los docentes "a través de una mejora salarial". "Insisto en este punto porque hoy resulta que nuestros detractores nos critican que nosotros no hemos invertido en el maestro y que ellos sí lo van hacer", afirmó.

Luego detalló lo que considera los logros educativos de su gestión: "La deserción escolar ha caído un 1.7 por ciento en cuatro años. (...) En bachillerato logramos reducir la deserción escolar a la mitad. (...) Un millón 300 mil estudiantes tienen derecho a los paquetes escolares".

Funes también se dirigió a los estudiantes y los instó a "indignarse cuando vean la pobreza".

Finalmente, pidió a padres de familia y maestros "defender con su voto" los subsidios, los paquetes escolares y el vaso de leche, entre otros programas.e a lo dicho por el mandatario, Francisco Zelada considera que la situación de los maestros es tan angustiosa que algunos docentes que son víctimas de amenazas deciden renunciar a sus plazas en las escuelas públicas.

Añade el caso de dos maestras de una escuela de Cuscatancingo que renunciaron de forma simultánea sin dar ninguna explicación y sin que estén ubicadas en otro empleo.

El centro en donde las educadores laboraban está ubicado en una zona complicada por la presencia de pandillas. "Vamos a pedir que coordinen el Ministerio de Educación con el Ministerio de Seguridad Pública y que asuman la seguridad de los centros escolares como una prioridad del país, porque no la están viendo así", advirtió el dirigente de Simeduco cuyo centro escolar no se escapa de los avatares de la inseguridad.

Explica que, por ejemplo, en la escuela en donde labora y en otros muchos hay presencia policial en los alrededores, pero no es permanente y justo el día que ellos no se presentan a hacer guardia los pandilleros se presentan a acosar a los escolares en las entradas de las escuelas.

"Cuando nosotros hablamos con los jefes policiales y les pedimos explicación de porqué no siempre hacen acto de presencia en los contornos de las escuelas nos dicen que no tienen combustible y les han salido otras emergencias. Entonces no es prioridad la seguridad entorno a los centros", aseveró.

Zelada cuestiona el papel de la Comisión de Seguridad formada por Educación, pues considera que ésta lo que ha hecho es darle largas al problema sin dar solución.

"Lo que han hecho es trasladar a los profesores que son del partido para mejorarles las condiciones de trabajo, bajo la mentira de que han sido amenazados a muerte, pero a los profesores que de verdad han sido amenazados a muerte no los traslada", sentenció en relación a la Comisión.

El año escolar fue inaugurado ayer de forma oficial en el Centro Escolar Doctor Humberto Romero Alvergue de San Jacinto.

Esta es una de las escuelas incluidas en el Programa Conjunto Reducción de Violencia y Construcción de Capital Social en El Salvador. Se trata de un esfuerzo conjunto de Naciones Unidas, la alcaldía de San Salvador y el Ministerio de Educación para reducir la violencia y aumentar las oportunidades para los niños y adolescentes que viven en zonas de riesgo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación