Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Metas poco ambiciosas para la realidad del país

Consultor cree que debieron incluirse los mecanismos para unificar el sistema y garantizar el financiamiento.

Un infante es vacunado por una enfermera en un establecimiento de salud pública. Foto EDH /

Un infante es vacunado por una enfermera en un establecimiento de salud pública. Foto EDH /

Un infante es vacunado por una enfermera en un establecimiento de salud pública. Foto EDH /

Las líneas de acción presentadas en el Plan Quinquenal de Desarrollo 2014-2019 en el área de salud son acertadas, pero las metas propuestas no. Así lo consideran Óscar Parada, asesor de Anesvad/OMS, y Ricardo Mineros, de la Asociación de Salud Pública.

Parada indicó que el plan contiene varias líneas de acción que se reducen a cuatro metas, dos de ellas ya se cumplieron. Una es la que establece mantener la cobertura de vacunación entre el 90 y 95 por ciento. La otra es reducir el gasto del bolsillo de los hogares en salud en tres puntos.

"En este país, desde hace 20, 25 años, el programa de vacunación ha sido exitoso, del 90 al 95 por ciento de cobertura útil se ha mantenido; esa meta no es una meta", dijo Parada.

Minero opina que las metas deben llegar a un objetivo que tenga un impacto directo.

Parada dice que debió considerarse la generación de mecanismos que garanticen la articulación del sistema de Salud para que deje de ser fragmentado y la generación de mecanismos que permitan garantizar el financiamiento de dicho sistema.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación