Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Médicos: fracasó control de dengue y chikunguña

Salud dice que son modelo en otros países en el combate al dengue y chikunguña. Pero los médicos especialistas cuestionan la estrategia de salud. Estos y otros puntos de vista fueron expuestos ayer en el primer foro de salud organizado por El Diario

Los asistentes al foro: los infectólogos Jorge Panameño, Rolando Cedillos e Iván Solano Leiva; María José Herrera, investigadora Senior de Fusades; Nadia Rodríguez y Rolando Masis, funcionarios del Minsal.

Los asistentes al foro: los infectólogos Jorge Panameño, Rolando Cedillos e Iván Solano Leiva; María José Herrera, investigadora Senior de Fusades; Nadia Rodríguez y Rolando Masis, funcionarios del...

Los asistentes al foro: los infectólogos Jorge Panameño, Rolando Cedillos e Iván Solano Leiva; María José Herrera, investigadora Senior de Fusades; Nadia Rodríguez y Rolando Masis, funcionarios del Minsal.

Ante la emergencia que vive el país debido al aumento de los casos de dengue y del nuevo virus chikunguña, El Diario de Hoy realizó ayer el primer foro de Salud, para lo cual reunió a seis médicos que abordaron desde diferentes ángulos la problemática que aqueja a los salvadoreños.

Los representantes del Ministerio de Salud (Minsal) que asistieron al foro defendieron el trabajo que están llevando a cabo para eliminar al zancudo que transmite ambas enfermedades y la eficacia de los servicios de salud, la cual aseguran que ha sido buena.

Pero los infectólogos invitados, Iván Solano Leiva y Jorge Panameño, y el jefe de Servicio de Nefrología del hospital Nacional Rosales, Rolando Cedillos, discreparon en varias oportunidades sobre la efectividad de las estrategias para controlar el dengue y la chikunguña.

Además, se puso en duda la capacidad de las autoridades para combatir este tipo de enfermedades, especialmente porque según los infectólogos el país adolece de problemas estructurales, entre ellos la pobreza y las condiciones socio-sanitarias.

Una postura que secundó la investigadora Senior de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo (Fusades), María José Herrera, quien aseguró que el problema es estructural y por tal motivo debe abordarse desde varias aristas, desde lo económico, social y político.

"El Salvador manifestó una vez más la realidad palpitante de que vivimos sentados en un barril de pólvora en donde si se dan las condiciones necesarias de cualquier enfermedad que requiera de elementos como la presencia del vector, condiciones socio-sanitarias que fomenten el caso de criaderos y otros problemas, van a hacer que estas enfermedades se comporten como un incendio sin control", dijo Panameño.

Nadia Rodríguez, directora de la Región Metropolitana de Salud, estimó que detener la proliferación y el registro de casos no solo le corresponde al Minsal, sino a los ciudadanos y otros sectores para eliminar los criaderos del vector transmisor Aedes Aegyptis.

"Nosotros, durante seis semanas llevamos a cabo una campaña de fumigación, que lo que trató fue de destruir al zancudo adulto, pero necesitamos la colaboración de todos los ciudadanos para eliminar los criaderos", aseveró.

Rodríguez dijo que han ejecutado programas y unificado esfuerzos para controlar y erradicar los criaderos de zancudos.

Contrario a lo que aseguran las autoridades, el infectólogo Iván Solano Leiva aseguró que ha faltado un compromiso y una organización a nivel comunitaria para bajar los índices larvarios.

Según el especialista, estos son extremadamente elevados y lo "normalmente permitido" es hasta un 4 % de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El infectólogo Rolando Cedillos tampoco compartió la postura de las autoridades de Salud, al asegurar que han "fracasado en el combate al mosquito". "Antes de que se confirmaron los casos de chikunguña en junio, éste ya era uno de los peores años en registro para dengue en El Salvador", explicó.

Cedillos afirmó que el país y la cartera de Salud no cuenta con los suficientes recursos para responder a una alerta o a una emergencia.

El infectólogo Jorge Panameño dijo que "no es aceptable que el Minsal diga que no se pudo contener la chikunguña porque la población es susceptible". Para el especialista, la postura de las autoridades deja un mensaje de desaliento y de resignación.

Los expertos invitados coincidieron en que todos los sectores deben sumarse para eliminar los criaderos y cambiar la cultura sanitaria del país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación