Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Médicos denuncian que el Consejo Superior de Salud los obliga a comprarle sellos

El presidente del CSSP, Pedro Escobar, dijo que es un proyecto de autogestión, pero negó que sea obligatorio comprarlos ahí 

Fachada del CSSP. Foto EDH / archivo

Fachada del  CSSP. Foto EDH / archivo

Fachada del CSSP. Foto EDH / archivo

Médicos y dueños de pequeñas empresas de impresión han denunciado durante las últimas semanas que el Consejo Superior de Salud Pública (CSJ) obliga a los profesionales de la carrera médica a elaborar sus sellos en la entidad. Es decir, que no les dan la autorización de poder cotizar y mandar a elaborarlos en otros centros de su preferencia.

“Lo que nosotros venimos a denunciar es el abuso que se está cometiendo de parte del Consejo Superior de Salud Pública al dejar afuera a los que nos dedicamos a vender sellos”, expresó Javier López, representante de una pequeña empresa que elabora sellos.

López dijo que se dieron cuenta de la situación cuando llegaban a los hospitales a brindar información sobre sus servicios a los médicos, pero les respondían que ya no podían sacar su sello en otro lugar que no fuera el CSJ. 

“Hemos investigado que el consejo no tiene ninguna autorización para hacerlo, ellos no son vendedores de sellos, fueron creados para supervisar al gremio médico”, expuso López, quien sostuvo que el servicio debe ser público sin dar preferencia a una institución.

López aseguró que la situación está afectando a muchas pequeñas empresas de impresión que elaboran sellos. 

Reiteró su molestia porque el CSSP no tiene la potestad para hacer sellos, ya que su función es regular y, en dado caso, autorizar la fabricación   de acuerdo a las características necesarias.

López cuestionó si el CSSP tiene la base legal para poder realizar ese tipo de venta.

Incluso trascendió que entre las medianas empresas afectadas, ya habrían decidido interponer denuncias ante entidades como la Corte Suprema de Justicia (CSJ).  

La problemática ha trascendido a partir de la decisión de la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica (JVPM) de convocar a todos los médicos del país, que están ejerciendo, para actualizar su información y su sello de carrera médica. 

El pasado 11 de marzo, la JVPM sostuvo una sesión en la que determinó que hay muchos profesionales que no tienen registrado su sello o que ya no usan el original con el que se inscribieron, por lo que se dificulta el trámite para autenticar las constancias que ellos emiten. 

Ante esto decidieron convocar a los médicos para una actualización de su sello profesional.

En un acta publicada en la página web del CSSP, con fecha 30 de julio de este año, se indica que la elaboración del sello profesional debe ser autorizada por la junta de vigilancia, cumpliendo los requisitos establecidos.

Además informaba que septiembre sería el último mes para que los profesiones se presenten a verificar su sello.
CSSPniega imposición 

El presidente del CSSP, Pedro Rosalío Escobar, negó que  la entidad esté obligando a los médicos a comprar los sellos en esa institución. 

No obstante, confirmó que sí los están elaborando y vendiendo. 

“Es un proyecto de autogestión, la fabricación de sellos en el consejo. Pero el consejo expresamente ha determinado que no es obligación”, expuso el funcionario. 

Escobar informó que el año pasado adquirieron la máquina para elaborar sellos a un costo de $30,000. Fue en junio de 2014 que iniciaron el “proyecto de autogestión” en el que ofrecen a los nuevos profesionales sacar sus sellos en el centro.

Ante la consulta sobre si el CSSP tiene potestad legal para poder vender los sellos dentro de sus instalaciones, Escobar respondió: “No hay ninguna restricción legal que le impida al consejo ofrecer el servicio. El consejo ofrece el servicio, el equipo es propiedad del consejo”. 

Señaló que lo prohibido sería que se obligue a comprar los sellos ahí. Además aseguró que todo es realizado por la CSSP y no se ha subcontratado a una empresa. 

Contrario a la posición de Escobar, el dueño de otra impresora, que prefirió no identificarse, aseguró que sí hay una empresa contratada y que incluso les han prohibido llegar a promocionar sus servicios afuera de las oficinas del consejo.

Escobar desestimó las acusaciones y aseguró que hasta tienen documentados los casos de los médicos que les han pedido autorización para mandar a hacer sus sellos en otras empresas.

“Al fabricante de sellos le tiene que presentar una autorización de la junta correspondiente donde autoriza que se haga el sello”, aseguró  Escobar.

El funcionario consideró que las molestias han surgido por el orden que se está impulsando en el registro de los médicos.

Escobar dijo que tienen un registro histórico de miles de médicos, 15,887 médicos hasta finales de 2014, pero para este año podrían ser más de 17,000.

Añadió que por años no se ha verificado adecuadamente el cumplimiento de los requisitos legales.
Diversas opiniones 

Durante la mañana del 29 de septiembre, varios médicos llegaban ajetreados al edificio del CSSP. Era ya el antepenúltimo día para tramitar la actualización de datos; si no lo lograban, se rumoraba que recibirían una sanción. Para ese momento aun no lo sabían, pero sus carreras serían innecesarias, porque dos días después el CSSP anunció una ampliación del período durante todo el mes de octubre.  

Pero el martes, buena parte de los médicos que llegaban llevaban sellos en sus manos y algunos aún vestían sus uniformes médicos, porque venían de un turno o después se dirigían a su lugar de trabajo.

Al consultarles sobre la denuncia, las opiniones fueron diversas entre los médicos. 

Un médico que prefirió ocultar su identidad dijo indignado que le habían obligado a comprar su sello en el consejo. 

Mostró su factura en la que se constataba el cobro de $5.71 por la autorización de reposición del sello y $12 por la misma reposición del sello.

Además pagó $5.71 por la elaboración de su carné.

“Yo le dije, mire pero lo puedo mandar a hacer, pero me dijeron que debe ser aquí. No dan libertad para que uno lo vaya a hacer (a otro lado)”, comentó molesto; pues, en su opinión, su sello no tenía problemas.

“Es pila, el sello está bueno, todo mundo nos extrañamos.   ¿Cuál es la política nueva que tienen? ¡Sacar pisto! Eso es todo, sacar pisto, porque el sello está bueno”, añadió.

De igual forma, Carlos Ramos Hinds, quien es director del comité de Defensa Gremial del Colegio Médico, dijo que a él también le obligaron a comprar el sello en el CSSP. 

“Yo pregunté que si no lo podía mandar a hacer en otra parte me dijeron que no, que era obligación comprarlo ahí y que si quiere de este o de este, le daban a escoger a uno dos modelos”, comentó Ramos Hinds. 

El médico dijo que le salieron casi $18, un precio mayor del que le habría salido en otro local.

Pero otros médicos consultados dijeron que a ellos no les habían obligado a cambiar o comprar su sello.  

“Toda la duda era si estaban obligando a pagar el sello, sin embargo es opcional si querés cambiar el sello”, dijo Edgar Martínez.

Registro Histórico de más de 17 mil médicos en el CSSP

El 2014 cerró con 15, 887 médicos registrados en el Consejo Superior de Salud Pública (CSSP), aunque según cálculos del presidente de la entidad, Pedro Escobar, la cifra ya podría ser más de 17,000.

Escobar dijo que es necesario regular que todos estén cumpliendo las regulaciones estipuladas para los sellos y actualizar quiénes de esos médicos sí están ejerciendo.

Añadió que es necesario para evitar casos de usurpación de identidad. 

Pero entre médicos consultados, aunque algunos ven adecuada la gestión, para otros les parece innecesario obligar a un cambio de sellos, ya que lo han usado por años. Después del gremio médico el CSSP continuará con los profesionales de las otras carreras. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación