Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Médicos denuncian "compra de voluntades"

Les ofrecieron beneficios y que recordaran gracias a quién los reciben Sindicatos piden a nuevo gobierno mayor compromiso hacia el sector

Sindicalistas del sector público protagonizaron en 2013 protestas y un paro de labores para exigir mejoras en el sector.

Sindicalistas del sector público protagonizaron en 2013 protestas y un paro de labores para exigir mejoras en el sector.

Sindicalistas del sector público protagonizaron en 2013 protestas y un paro de labores para exigir mejoras en el sector.

A pocos días de realizarse los comicios electorales, la administración del hospital nacional de Zacatecoluca otorgó medias plazas a 25 médicos ad honorem, prometió ajustar los horarios de trabajo y les recordó a quién le deben ese beneficio, según la denuncia que recibió el secretario general del Sindicato de Trabajadores del hospital nacional Zacamil, Carlos Ramos Hinds.

Pero más allá de una promesa, Hinds dijo que es una forma de "comprar la voluntad" de los trabajadores de cara a las elecciones del domingo.

"Han reunido a todos y les han dicho de que van a hacer una modificación en la plazas, los que estaban ad honorem les dieron media plaza y a otros les acomodarán en nuevos turnos", explicó Ramos Hinds.

Después de anunciar los "cambios", las autoridades del nosocomio les expresaron: "Que no se les olvide que ha sido este gobierno el que les ha dado ese beneficio", citó Ramos Hinds la frase que asegura dijeron textualmente las autoridades.

Para el sindicalista, lo curioso de la convocatoria es que la realizaron cuando el país está a las puertas de las elecciones presidenciales.

"Han pasado cinco años trabajando ad honorem, pero en unos días les asignan una plaza, es un intento burdo de comprar una voluntad", dijo.

Añadió que fue un grupo de médicos del hospital nacional de Zacatecoluca que hizo la denuncia al sindicato que representa.

La secretaria general del Sindicato de Trabajadores del hospital Zacamil, Silvia Navarrete, aseguró que no han asistido a ningún tipo de convocatoria y tampoco los han instado a votar por el partido oficial.

"Hasta el momento no nos hemos enterado de algo así. Al menos en este lugar (hospital Zacamil) no hemos recibido ninguna denuncia de ese tipo por parte de los trabajadores", dijo Navarrete.

Sindicatos y trabajadores de la red pública coincidieron en que el Gobierno abandonó al sector y no le dio la importancia que se merece.

Carlos Ramos Hinds consideró que los hospitales cayeron en "un estado de calamidad" debido a la mala atención por la falta de personal, medicinas y equipo médico necesario, además de la carga laboral de los empleados de este sector.

Es por ello que una de las exigencias que hizo el sindicalista al nuevo gobierno electo es que los hospitales tengan los recursos económicos disponibles desde el punto de vista asistencial.

Mientras que en el tema laboral, demandó un ajuste de las jornadas de trabajo y del salario que reciben. Según Ramos, el salario en el sector salud es el más bajo comparado con el resto de empleados públicos.

"Lo principal es que se asigne más recurso al sector salud del porcentaje del PIB (Producto Interno Bruto), tiene que aumentar para poder dar un servicio de salud que sea lo que la población necesita", acotó.

Ramos aseguró que este gobierno destinó fondos a proyectos que no impactaron para mejorar la atención en los establecimientos.

Es el caso de los Equipos Comunitario de Salud (Ecos). Para Ramos el programa no mejoró la atención en los hospitales: "Seguimos viendo que a nivel local lo único que hacen es referir pacientes al siguiente nivel de atención, por eso los hospitales siguen saturados".

Silvia Navarrete argumentó que están preocupados por varios anteproyectos que quiere ejecutar el actual gobierno. Entre ellos el anteproyecto de la Ley de la función pública.

Según Navarrete esta ley generaría una inestabilidad laboral y pondría en riesgo los contratos colectivos.

Marielos Pleitez, del sindicato de Trabajadores del hospital de Niños Benjamín Bloom, asegura que el próximo gobierno debe apostar por mejorar las condiciones laborales del sector, para pasar de un contrato individual a uno colectivo para tener mayor estabilidad laboral y mejores prestaciones, entre otros beneficios.

El sector público de salud cerró 2013 entre huelgas y paro de labores para exigir el pago del escalafón, denuncias por sobrecarga laboral y bajos salarios, escasez de medicinas y equipo médico adecuado en algunos hospitales públicos.

Se pidió la postura al Ministerio de Salud en torno al ofrecimiento de las plazas. Al cierre de esta nota, el departamento de Comunicaciones informó que aún gestionaban la respuesta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación