Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mayoría desaprueba la gestión de Sánchez Cerén

Así se ha expresado la mayor parte de las 9 mil personas que participaron en la encuesta de la firma Predictivia para El Diario de Hoy

Mayoría desaprueba la gestión de Sánchez Cerén

Mayoría desaprueba la gestión de Sánchez Cerén

Mayoría desaprueba la gestión de Sánchez Cerén

El presidente Salvador Sánchez Cerén no ha logrado convencer con su gestión a la ciudadanía. En su primer año de gobierno, una gran mayoría de las personas encuestadas no aprueba su gestión, no quiere el modelo de país que les está dibujando y le siguen demandando acciones concretas en materia económica y en seguridad ciudadana, áreas en donde el ciudadano más resiente.

Esa es la demanda que ha expresado la mayor parte de las 9 mil personas que participaron en la encuesta de la firma Predictivia para El Diario de Hoy realizada a nivel nacional del 18 al 26 de mayo pasado en ocasión del primer año de gobierno de Sánchez Cerén.

De esa muestra, la más representativa que se haya hecho y que abarcó todos los municipios del país, un 77.3 por ciento de las personas entrevistadas se siente defraudado y consideran que Sánchez no sabe dirigir la nación.

De ese porcentaje, un 58.3 por ciento dijo estar convencido de que "iba a ser un mal presidente y me parece que así ha sido"; el restante 19 por ciento dice que "esperaba un buen desempeño pero me siento defraudado".

Este porcentaje es significativamente mayor al grupo de entrevistados que no se siente decepcionado o que está "sorprendido favorablamente" después de que creyó que sería un mal gobernante. Ambos suman un 15.8 por ciento.

Pero no solo eso le achacan al mandatario en su primer año. El 84.1 %, o sea 7,686 personas, han dicho que no quisieran vivir en ese país que está perfilando el gobierno del dirigente farabundista y excomandante guerrillero.

Del lado de los que sí apoyan el modelo está una minoría: 942 ciudadanos, lo que equivale a un 12.7 %. Mientras que un 3.2 por ciento dijo no saber la respuesta o no contestó.

El presidente y su partido dicen estar dando continuidad al gobierno anterior y pregonan un modelo de país llamado "Buen vivir", como el que impulsan gobiernos de países afines como Ecuador y Bolivia. Incluso el mandatario preside "festivales" en esa línea en distintos sitios del país en los que se da consulta y reparte medicinas.

Sin embargo, esta visión no parece encajar en la de la mayoría de salvadoreños.

Cuando se ve el descontento de la población por ubicación geográfica, tenemos que los más descontentos o los que más rechazo tienen de la gestión presidencial se ubican en departamentos tales como La Libertad, Cabañas y San Miguel.

Santa Ana, Sonsonate San Salvador, Cuscatlán y Morazán tienen una mediana aceptación; y en otros como Chalatenango, Usulután, San Vicente y La Unión expresan mayor aprobación (ver mapa en siguientes páginas).

Seguridad y economía

Al medir en detalle la gestión del mandatario, los resultados tampoco le favorecen, ya que una gran mayoría no ve cambios en materia económica y de seguridad pública, las dos principales preocupaciones de los salvadoreños.

Cuando se le consulta al ciudadano si ve algún cambio importante y positivo en la política (desempeño) de seguridad del gobierno, apenas un 17.8 por ciento los ve mientras que 81.1 por ciento responde que no.

Un porcentaje similar (82.7 %) tampoco cree que el gobierno esté logrando resultados concretos en esta área, en la que resalta un significativo incremento de los homicidios que a la fecha alcanzan un promedio de 22 diarios y han hecho de mayo, el mes con más homicidios.

Este incremento obedece más que todo a que grupos de pandillas han arreciado los asesinatos en franco reto a las autoridades. Sobre el manejo de esta situación, otro porcentaje mayoritario dice que el gobierno no está golpeando con mayor dureza a las maras.

Más del 80 por ciento tampoco tiene confianza en la capacidad del gobierno para proteger a la población de la actividad criminal de las maras.

Pese a esta percepción, en su mayoría la población apoya la incorporación del ejército en el combate a las pandillas, una medida que viene desde el gobierno anterior pero que en la actual administración se ha incrementado la cantidad de militares en las calles a través de los batallones de reacción inmediata recientemente desplegados.

Pero en general, el salvadoreño considera que el nivel de inseguridad sigue igual. Un 83.3 por ciento de los encuestados dice que la situación actual no es mejor que antes.

El otro reclamo al gobierno está en el área económica. Unos 6,060 entrevistados (67.4 %) no ven liderazgo y acciones efectivas del presidente que propicien un clima favorable para la inversión contra un 11.2 % que sí lo apoya.

Pero hay también un 70 por ciento que no ve que se haya hecho nada para generar empleos estables, uno de los rostros más visibles del estancamiento económico del país.

Respecto al manejo de las finanzas públicas, un 70.3 por ciento no ve acciones efectivas para reducir el gasto público y porcentaje mayor (73.7) cree que tampoco ha hecho algo por reducir la necesidad de endeudamiento público.

En otro tema, un importante segmento de los entrevistados por Predictvia, casi un 68 por ciento, desaprueba la intimidación que hiciera el presidente Sánchez Cerén hacia la Sala de lo Constitucional de la CSJ, luego que ordenara recontar los votos para diputados de San Salvador. El mandatario pidió el Día del Trabajo un "ya basta" en contra de cuatro magistrados.

Pero los encuestados dicen estar en total desacuerdo con esta actitud del mandatario contra un 19.8 que sí lo está.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación