Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maternidad le prestará un quirófano al Bloom

La semana pasada personal del Bloom trasladó el instrumental para iniciar hoy

Especialistas del hospital Bloom operan a una infante con problemas cardíacos. Foto EDH / archivo

Especialistas del hospital Bloom operan a una infante con problemas cardíacos. Foto EDH / archivo

Especialistas del hospital Bloom operan a una infante con problemas cardíacos. Foto EDH / archivo

Las autoridades del Hospital Nacional de la Mujer le prestarán un quirófano al Bloom para que puedan reanudar las cirugías tras un mes, aproximadamente, de estar suspendidas.

Roberto Sánchez Ochoa, director del establecimiento materno, confirmó que entre el jueves y el viernes pasado médicos del Bloom trasladaron el equipo, instrumental e insumos que utilizarán para comenzar hoy.

"Con eso ellos están supliendo las necesidades de cirugías que pudieran tener, más que todo, para no irse retrasando", expresó Sánchez Ochoa.

Sin embargo, dijo desconocer cuántos procedimientos quirúrgicos harán diariamente y de qué especialidades, pero expresó que los pacientes, luego de la cirugía, serán trasladados al Bloom, para terminar su recuperación, igual si necesitan Cuidados Intensivos (UCI).

El nuevo Hospital Nacional de la Mujer dispone de diez salas de cirugías para la atención de los partos.

En el Bloom, al día se programaban alrededor de 30 procedimientos quirúrgicos de las diferentes especialidades, pero la mayoría quedó suspendida luego de que el aire acondicionado central de las seis salas electivas y de la Emergencia colapsó.

De acuerdo con el Sindicato de Trabajadores del Hospital de Niños Benjamín Bloom (Sithbloom), entre abril y la primera semana de mayo se han suspendido 200 procedimientos.

Álex Carballo, secretario de conflictos del Sithbloom, indicó la semana pasada que un buen número de pacientes lleva meses y hasta un año esperando por el procedimiento quirúrgico, y la vida de muchos depende de ello.

Según especialistas el aire acondicionado comenzó a fallar desde hace un mes, pero fue en abril que colapsó; debido a la necesidad, en esas condiciones deben hacer las cirugías de Emergencias, aunque no son las adecuadas.

En proceso

La ministra de Salud, Violeta Menjívar, dijo ayer que estaban en proceso de solucionar el problema, pero no dio fecha en la que se repararán los aires, cuándo reanudarán las operaciones ni cuánto invertirán en arreglar el equipo.

"Eso ya va en solución, hay una donación que tenemos de unos aparatos que están en proceso de instalación y además están ya en proceso de compra los aparatos que le van a dar mayor sostenibilidad a los aires", comentó Menjívar.

La ministra agregó que en el nuevo Maternidad tiene capacidad instalada para operar a recién nacidos y que habría que preguntarle al director del Bloom, Hugo Salgado, cuándo empezarán a operar.

Pero Salgado se ha negado a conceder entrevistas para abordar este y otros problemas que afectan la atención de los niños.

"Vamos a trabajar mutuamente, apoyándonos y le vamos a prestar una sala de operaciones mientras ellos resuelven su problema", acotó Sánchez Ochoa.

En el edificio del Hospital Nacional de la Mujer hay ochos salas para atender los partos.

Según el Sithbloom, el personal de enfermería no está de acuerdo con trasladarse al nuevo Maternidad.

Algunos pediatras indicaron que por lo menos los neurocirujanos y los cirujanos cardiovasculares no pueden operar en el hospital de la Mujer, porque se trata de cirugías complejas y de montar un equipo delicado para ese fin.

"Todo está parado en el hospital, hay un solo quirófano en el día (funcionando), muchas cirugías se han suspendido y hay muchos niños que lo necesitan", dijo un especialista.

La semana pasada varios padres hablaron sobre la preocupación de que la salud de sus hijos desmejore debido a la suspensión de las intervenciones.

Los cirujanos dicen que el problema en el centro infantil es serio, que varios pacientes con enfermedades delicadas se deben despachar porque no se puede intervenir en esas condiciones, pues el riesgo de una infección existe.

Si las salas de operación de un centro hospitalario no disponen de las condiciones adecuadas de temperatura, de humedad y de recambio de aire, las salas se contaminan y no ofrecen seguridad para el paciente a intervenir.

Otra de las situaciones que preocupa es que para esta semana se tiene programado iniciar una jornada de cirugía de corazón financiada por Heart Care Internacional; viene un grupo especialista de los Estados Unidos a apoyar con este tipo de intervenciones.

Al equipo se le ha dicho que instalarán unos minisplit en las salas, pero deben verificar su buen funcionamiento para mantener la temperatura y la humedad indicada y evitar infección en los niños.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación