Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más de 3 mil buses en jaque por cobro electrónico

El decreto que pospuso la exigencia del cobro electrónico del pasaje en el transporte público  vence el 31 de diciembre 

Los representantes de ATP Y AEAS pidieron a la Asamblea que deroguen el decreto 1,014 y se elimine la obligación de la tarjeta.

Los representantes de ATP Y AEAS pidieron a la Asamblea que deroguen el decreto 1,014 y se elimine la obligación de la tarjeta. | Foto por Marlon Hernández

Los representantes de ATP Y AEAS pidieron a la Asamblea que deroguen el decreto 1,014 y se elimine la obligación de la tarjeta.

Dentro de 22 días inicia la obligación del  cobro  electrónico del pasaje en las unidades del transporte público del  Área Metropolitana;sin embargo de 4,600 unidades, solo  1,400 tienen los aparatos para realizar el cobro.

De los 3,200 vehículos, buses y microbuses, que no tienen el aparato;los propietarios están obligados a firmar  contrato con la única empresa que da el servicio de cobro electrónico en el país, Subes.

Poner  todos  aparatos, en lo que resta de diciembre resulta complicado. 

Pero el secretario de la empresa Sipago, Rodrigo Contreras Teos, se limitó a decir que de todas esas unidades algunas van a salir de circulación y otras ya no van a renovar la concesión que les ha dado el Viceministerio de Transporte (VMT) para operar.

Un estudio ordenado por el Gobierno sobre el Sitramss recomienda la salida de 1,400 unidades, al entrar en funcionamiento el Sitramss, para hacer factible el nuevo sistema de transporte.Sipago, Subes y Si99 son los que administran el Sitramss.

Contreras Teos  expuso que la próxima semana se reunirán con Subes para que les entregue una proyección de cuántas unidades ya tendrían el aparato al finalizar 2015.

“Vamos a reunirnos con Subes para que nos den los datos reales y cuál es la proyección que tienen al finalizar el año, porque ahí se vería si van a poner más turno, más gente para llegar a tiempo” y comenzar con el cobro electrónico el próximo año, dijo. A partir del 1 de enero, por decreto, el subsidio al pasaje se hará por pasajero que haya usado la unidad, y no montos fijos como se hace actualmente.

La diputada del FMLN, Margarita Rodríguez, explicó que si la Asamblea Legislativa ya no pospone la entrada en vigencia del decreto 1,014 ( que contempla la exigencia del cobro electrónico), los dueños de las unidades no podrán recibir el subsidio de $0.02 y $0.04 centavos por pasajero movilizado que les entrega el Estado.

“Ellas van a poder continuar trabajando, nada más que no van a tener subsidio”, explicó la efemelenista.

Piden eliminar tarjeta

Pero los transportistas de las gremiales AEAS y ATP presentaron ayer en la Asamblea Legislativa una pieza de correspondencia para pedir que se derogue el decreto 1,014 en la parte que les obligar a cobrar por medio de la tarjeta electrónica; además, que se les continúe entregando el subsidio el próximo año.

El presidente de AEAS, Genaro Ramírez, explicó que ellos no instalarán los aparatos de cobro porque no les puede obligar.

“Nosotros no pensamos poner las máquinas, no vamos a utilizar las máquinas; vamos hacer usos de todos los recursos legales de hecho y derecho”, insistió.

Según Ramírez, el 80 % de las unidades que aún no han firmado contrato con Subes pertenecen a las dos gremiales de transportistas.

La negativa del presidente de AEAS para no adherirse al proyecto del cobro electrónico es porque “legalmente ninguna ley dice que lo pueden obligar a cobrar con tarjeta ; el usuario tiene derecho a pagar como ellos quieren”, remarcó.

La pieza de correspondencia que introdujeron ayer, tuvo eco en la fracción del partido Gana. El diputado de ese instituto, Rigoberto Soto, dijo que apoyarán una prórroga para que se les continúe dando el subsidio.

Soto justificó su opinión en que el VMT y las empresa Subes no están preparados para iniciar con el cobro electrónico, y menos los empresarios del transporte.

“Esto va a ser como el seguro obligatorio que se reformó como 16 veces, y creo que así va a ser el cobro electrónico”, opinó el legislador.

A la Asamblea Legislativa solo le una sesión plenaria, a lo sumo más antes del 24 de diciembre para votar si aprueba una nueva prórroga, aunque los legisladores ya advirtieron que no habrá otra.

Genaro Ramírez criticó las ventajas que tienen las empresas del Sitramss, cuyas ganancias son rentables en detrimento del resto del sector transporte. Actualmente solo en el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) es obligación utilizar la tarjeta prepago para cancelar el pasaje. En el Gran San Salvador hay otra unidades que tienen los aparatos para realizar dicho cobro, pero los pasajeros siguen optando por pagar en efectivo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación