Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más aulas y clases de música en la escuela de ciegos

Semáforos sonoros se pondrán afuera del centro

Más espacio y otras mejoras recibirán los alumnos de la escuela de ciegos. Foto EDH/ archivo

Más espacio y otras mejoras recibirán los alumnos de la escuela de ciegos. Foto EDH/ archivo

Más espacio y otras mejoras recibirán los alumnos de la escuela de ciegos. Foto EDH/ archivo

Pese a los rumores de cierre de la Escuela de Rehabilitación para Ciegos "Eugenia de Dueñas", ayer miembros del Ministerio de Educación se reunieron con los padres de familia para anunciar nuevos cambios que beneficiarán a los usuarios de la institución.

Según Jennifer Soundy, directora del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación de Inválidos (ISRI), jamás se pensó en cerrar la institución.

Soundy declaró que lo que se está buscando es integrar los programas educativos del Mined con los de rehabilitación, porque muchas de esas cosas están relacionadas, ya que los niños necesitan tanto el braille como la educación formal.

Por su parte, el director del centro, Luis Ernesto Espinoza, declaró que esta semana comienzan a funcionar cuatro aulas más y la ludoteca, para la cual esperaban el equipo didáctico.

Como parte de estas reformas anunciadas se encuentra la entrega de carné a los niños que llegan a recibir sus clases y terapias, con el fin de brindar mayor seguridad a los infantes y llevar un control de la gente que ingresa al centro.

Además, la instalación de semáforos sonoros y túmulos cerca de las instalaciones, una acción que se está coordinando con el Ministerio de Obras Públicas.

Espinoza anunció que como parte de las renovaciones, la escuela se pintará de "una manera accesible para las personas con baja visión", utilizando contrastes de colores para que puedan distinguirlos, y para las personas ciegas se pondrán relieves para que puedan tocarlos.

Algunos de los padres de familia anteriormente se quejaban de la falta de espacio para los alumnos.

"Ya negociamos y vamos a habilitar tres salones, los cuales se van compartir. Por la mañana lo va a utilizar el centro escolar y por la tarde la escuela de ciegos; vamos a quitar el hacinamiento y les vamos a volver a dar la música", explicó Espinoza.

Los padres también se quejaban de la reducción de las terapias, a lo que Espinoza contestó que era parte un proceso de las adecuaciones a los programas.

"Ya se está tratando con cada padre de familia, es algo técnico, obviamente lo que pasó anteriormente ha sido una reducción, pero ahora estamos dándoles las opciones, eso se esta corrigiendo", detalló.

La dirección también ha pedido a los padres la formación de un comité o una sociedad para discutir los problemas y necesidades, con la idea de generar un apoyo mutuo.

"La idea es que los usuarios estén contentos, que al final se logren desarrollar, puedan desenvolverse en su comunidad y que los papás estén satisfechos del servicio", declaró el director.

A pesar de estas reformas, algunas madres aún se encuentran inconformes, sobre todo por la falta de paquetes escolares completos.

"Lo que hace falta es que el ministerio les de paquetes escolares completos de acuerdo a sus necesidades", dijo una de las madres.

Asegura que algunas personas pueden pagar los $15 que vale un bastón y una regleta, pero otras no lo tienen y que son una herramienta vital para las personas no videntes.

"De las cosas que faltaban ya se está dando el cambio, esa era la lucha y hay vamos sino pues vamos a la revancha, yo pienso que el personal tiene que pensar por el usuario", dijo una de las mamás.

Otras de las madres se mostraron positivas a los cambios anunciados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación