Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MARN trasladará tóxicos mañana a medianoche

Transportar el material fuera del país y destruirlo en Polonia costará 395 dólares.

El material tóxico fue embalado en junio por la empresa responsable de su traslado y destrucción. Foto EDH / archivo

El material tóxico fue embalado en junio por la empresa responsable de su traslado y destrucción. Foto EDH / archivo

El material tóxico fue embalado en junio por la empresa responsable de su traslado y destrucción. Foto EDH / archivo

Quince meses después de que la Fiscalía General de la República ordenara el retiro de los tóxicos abandonados en San Luis Talpa, estos serán trasladados.

El material será llevado desde el cantón Loma de Gallo hasta el puerto de Acajutla, Sonsonate, desde donde serán embarcados hacia Polonia como destino final.

La ruta a seguir será: el material saldrá primero rumbo a Panamá; y desde ahí hacia el Reino Unido, los Países Bajos, Alemania, Bélgica y Polonia, donde serán coprocesados en una planta incineradora.

El traslado se llevará a cabo entre la medianoche del miércoles y la madrugada del jueves. Así lo informó ayer la ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl.

El traslado del material, embalado en cinco contenedores, estará a cargo de la empresa Veolia Es Field Services. Ello tendrá un costo de $395,608.50 dólares. Para ello, el Fosaffi desembolsará $300 mil y el MARN $95,608.50.

Pohl informó que en dispositivo de traslado participarán representantes de la Fiscalía General de la República, la División de Medio Ambiente de la Policía Nacional Civil, el Viceministerio de Transporte; los ministerios de Salud, Trabajo y Medio Ambiente; Protección Civil, la Dirección General de Aduanas, la Autoridad Marítima Portuaria, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, el Cuer po de Bomberos y CEPA. Como observadores, habrá representantes de la UCA y de la Universidad de El Salvador.

Con el objetivo de garantizar la seguridad del operativo. La caravana partirá de las instalaciones de la exfábrica Quimagro a medianoche del miércoles "para evitar el tráfico vehicular sobre la carretera El Litoral".

Las autoridades calculan que el traslado podría tardar cuatro horas aproximadamente, ya que la caravana avanzará a una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora para evitar cualquier accidente.

Hasta septiembre del año pasado se consideró la posibilidad de coprocesar los tóxicos en la planta Holcim en Metapán, pero tras las protestas de algunos lugareños esa opción fue descartada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación