Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Marchas causan daño frente agentes de PNC

Una motocicleta policial fue dañada con pintura por los manifestantes

Un inspector y un subinspector policial observan a un manifestante que mancha la cortina de un negocio que funciona en la 29 Calle Poniente de San Salvador. Foto EDH / Jorge Beltrán

Un inspector y un subinspector policial observan a un manifestante que mancha la cortina de un negocio que funciona en la 29 Calle Poniente de San Salvador. Foto...

Un inspector y un subinspector policial observan a un manifestante que mancha la cortina de un negocio que funciona en la 29 Calle Poniente de San Salvador. Foto EDH / Jorge Beltrán

Varias marchas de sindicalistas, presuntos estudiantes universitarios, vendedores, trabajadores y simpatizantes del FMLN se realizaron ayer en varios puntos de San Salvador en celebración del Día del Trabajo, lo cual causó fuerte tráfico vehicular en varias arterias capitalinas.

Además de ocasionar problemas a muchos automovilistas, el recorrido de las marchas dejó decenas de paredes de viviendas, de comercios y de edificios privados pintadas con consignas de izquierda sobre reivindicaciones laborales e insultos de cualquier clase.

Momentos antes de que las marchas comenzaran sus desplazamientos, el subdirector general de la Policía Nacional Civl (PNC), Mauricio Ramírez Landaverde, informó que 800 policías habían sido designados para garantizar la seguridad durante las marchas.

Mientras los manifestantes se concentraban, la PNC realizó diversos registros en los que logró decomisar varias latas de pintura con spray; sin embargo, durante las marchas algunos manifestantes dañaron con pintura propiedades privadas ante una actitud policial permisiva.

Los manifestantes que salieron desde la Universidad de El Salvador (UES), en el Bulevar de Los Héroes y hacia la 29 Calle Poniente (Barrio San Miguelito), hicieron de las suyas manchando paredes y vehículos frente a varios oficiales de la PNC.

En la 29 Calle Poniente, un inspector y un subinspector no se inmutaron al ver que un manifestante, que decía representar a vendedores ambulantes, manchaba la pared de un negocio.

Pintaron motocicleta de inspector jefe

El mismo grupo de manifestantes, que se identificaba como "Rojos Anarkistas", pintarrajeó una motocicleta policial asignada al inspector jefe Otto Urrutia, quien la había dejado estacionada en la avenida España y se había alejado de ella lo suficiente como para que al regresar la encontrara manchada con letras negras.

Ante el avance, en la avenida España, de los Rojos y Anarkistas, otros oficiales apartaron la motocicleta, pues ya se escuchaban gritos que amenazaban con quemarla.

Asimismo, en la alameda Roosevelt, un grupo de encapuchados también dañó varios vehículos con logotipos del partido ARENA, sin que nadie se los impidiera.

Varios policías consultados sobre por qué no evitaban el daño a las propiedades dijeron que no podían proceder sin la orden expresa de algún oficial.

En la alameda Juan Pablo II, simpatizantes del FMLN marcharon rumbo al Monumento al Salvador del Mundo. La marcha tuvo que ser fuertemente custodiada por la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) ante la posibilidad de que los participantes fueran atacados por manifestantes cuyo recorrido convergía en la referida alameda.

De hecho, a la marcha que salió desde la UES, en la 29 Calle Poniente y la Avenida España, le fue impedido el paso por pelotones de la UMO, que evitaron que se encontraran con los simpatizantes del partido oficial.

A parte de las pintas de paredes, de automóviles y de la explosión de potentes petardos, las marchas transcurrieron sin mayores complicaciones.

Los cuerpos de socorro tampoco reportaron graves incidentes.

Comandos de Salvamento atendió laceraciones leves que uno de los manifestantes se causó cuando manipulaba un petardo. — EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación