Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mantienen la polémica por el traslado de servicio de cirugía

Ricardo Cea afirma que el jefe de Oftalmología avaló el traslado al Policlínico Zacamil.

Los oftalmólogos se niegan a operar en el Policlínico Zacamil porque, dicen, no reúne las condiciones de un hospital de especialidades.

Los oftalmólogos se niegan a operar en el Policlínico Zacamil porque, dicen, no reúne las condiciones de un hospital de especialidades. | Foto por EDH

Los oftalmólogos se niegan a operar en el Policlínico Zacamil porque, dicen, no reúne las condiciones de un hospital de especialidades.

Las posturas en torno al traslado de las cirugías de ojos del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) al Hospital Policlínico Zacamil siguen siendo encontradas. Por un lado, los especialistas sostienen que la decisión fue inconsulta; pero ayer el director de la institución, Ricardo Cea, aseguró que fue avalada por el jefe del Servicio de Oftalmología, Stanley Pineda.

Cea mostró, durante una entrevista televisiva, un correo electrónico que envió Pineda al Subdirector de Salud del ISSS, Benjamín Coello, en el que le anexaba el Proceso de Traslado de Operaciones Electivas del Hospital General al Hospital Policlínico Zacamil.

De acuerdo con el director de la institución, el correo electrónico lo recibieron el 26 de junio de 2015.

El documento tiene la firma del jefe del Servicio de Oftalmología del ISSS, Stanley Pineda, insistió Cea.

“¿Cómo puede venir a decir que desconocía (sobre el proceso), que no fue consultado?”, preguntó el director.

Según Cea, Pineda especificó en el documento que se debía trabajar sobre diversos aspectos; entre ello, que se debía modificar el lugar de entrega de contratos de lentes intraoculares, medicamentos, modificar las condiciones de almacenamiento, transferencias de los insumos e instrumental utilizados en las cirugías oftalmológicas, entre otros.

Agregó que el especialista les pidió que, para que proceso de entrega de los equipos al Policlínico Zacamil fuera seguro, hablaran antes con la compañía que lo haría.

El jefe de Oftalmología dijo que del correo electrónico que mostró el director “él sólo tomó una parte” y no el documento completo.
El especialista dijo que en ese documento le están explicando todas las razones por las que no pueden trasladar el servicio al Policlínico de la institución.

“En el documento le decimos por qué no se puede hacer, por los riesgos que se corren, señaló Pineda”.

El director de la institución negó que estén interesados en privatizar los servicios de oftalmología por el hecho de que estén contratando servicios para realizar las cirugías.

“Me están obligando a la contratación de servicios porque no quieren operar”, reiteró Cea.

El jefe de proyectos de salud del ISSS, Rudy Bonilla, acompañó al director de Seguro Social durante la entrevista y explicó que el Hospital Policlínico Zacamil tiene  las condiciones necesarias para brindar el servicio de cirugía a los derechohabientes.

El Policlínico cuenta con un equipo de médicos, entre los que mencionó tres cirujanos generales, tres anestesiólogos, un endocrinólogo, un psiquiatra, tres internistas, un neumólogo y un otorrinolaringólogo, entre otros.

“Es una plantilla de médicos que están pendientes para poder atender cualquier eventualidad”, que se presente durante una cirugía de ojos, dijo.

Pero para la secretaria general del Sindicato de Médicos y Trabajadores del Seguro Social (Simetrisss), Claudia Olano, no es cierto que todo ese personal que mencionó Rudy Bonilla se encuentre en el Policlínico Zacamil.

Olano aseguró que en el sanatorio de segundo nivel no hay cardiólogos ni neumólogos. “Eso es falso, ahí lo que hay son médicos generales, ginecólogos, internistas y pediatras”, quienes no podrían atender cualquier tipo de complicación en caso de presentarse, consideró.

La sindicalista negó, además, que exista un diálogo con la dirección del Seguro Social, como afirmó el director de la institución. Agregó que el Simetrisss planteó crear una comisión y la dirección nunca lo quiso hacer.

El despido de Pineda

Al jefe del Servicio de Oftalmología, Stanley Pineda, le fue programada, ayer, una audiencia con el departamento jurídico del ISSS para determinar si lo despedían o no.

La secretaria general del Simetrisss dijo que solo llegó un colaborador jurídico a quien le volvieron a presentar las pruebas de que Pineda no se ausentó de sus labores ya que pidió el permiso tal como lo establece la normativa del Seguro Social.

Según infomó el Simetrisss, esperarán diez días para determinar si el despido procede o no.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación