Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Maduro arrancó con un gobierno demasiado débil" Daniel Zovatto:

El analista argentino, que hoy dará una ponencia en Fusades, cree que el presidente electo de venezolano debe escuchar a quienes no votaron por él

Para Zovatto, las acciones de Maduro en los próximos meses definirán la continuidad o no del proyecto que instauró Hugo Chávez en Venezuela. foto edh / rené estrada

Para Zovatto, las acciones de Maduro en los próximos meses definirán la continuidad o no del proyecto que instauró Hugo Chávez en Venezuela. foto edh / rené estrada

Para Zovatto, las acciones de Maduro en los próximos meses definirán la continuidad o no del proyecto que instauró Hugo Chávez en Venezuela. foto edh / rené estrada

Daniel Zovatto ve dos retos fundamentales para el proclamado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro: superar el bache económico en el que está cayendo ese país y generar confianza entre los ciudadanos que no le dieron su voto, es decir, la mitad de los venezolanos que votaron por el opositor Henrique Capriles.

Por el momento, según advierte Zovatto, la principal meta para el país sudamericano es salir de la crisis en que se encuentra, generada por la negativa de Maduro a contar nuevamente los votos, como lo ha solicitado Capriles.

El analista considera que Venezuela entrará a una etapa donde el "chavismo sin Chávez", donde el éxito o fracaso del proyecto que impulsó el desaparecido presidente venezolano, Hugo Chávez, dependerá de cómo el nuevo gobierno encare los retos futuros.

En tanto, señaló que Capriles debe aprovechar el capital político ganado en los comicios del pasado domingo, lo cual le permitirá lanzar propuestas inteligentes para ir conquistando a más venezolanos y un posible apoyo en próximas contiendas presidenciales. No obstante, advierte que si bien Capriles no debe cejar en su demanda de recuento de los votos, más que trabajar "con la razón", a fin de seguir conectando con la sociedad. ¿Cuál es el reto que tiene Nicolás Maduro ante una Venezuela tan dividida?

Maduro, sin esta crisis, tenía el reto de poder articular su liderazgo de manera tal de mantener unido al chavismo sin Chávez. Segundo, poder dar respuesta a la grave situación económica que atraviesa Venezuela. Acaba de decir el FMI que uno de los pocos países que tendrá crecimiento negativo es Venezuela. Tiene que articular una relación con las Fuerzas Armadas dentro de las cuales hay líneas internas, pero a diferencia de Chávez, que conocía al dedillo las Fuerzas Armadas, Maduro no es militar, y por lo tanto tiene que establecer una buena relación.

Se le agrega una crisis política e institucional a la cual la mitad de Venezuela le ha dado su apoyo y la otra mitad no cree en él y no tiene confianza en los resultados de estas elecciones, por lo tanto está arrancando con un mandato muy débil y a su vez parcialmente legitimado para hacer frente a una serie de desafíos muy complejos.

¿Qué oportunidades tiene un chavismo sin Chávez?

Eso va a depender muchísimo de lo que pase en los próximos años. Primero porque este año hay que llevar a cabo elecciones municipales. Eso está generando cansancio. Si hay chavismo sin Chávez va a depender de lo que Maduro y lo que el chavismo haga para poder manejar esta situación de crisis política institucional, pero sobre todo la difícil agenda económica.

¿A qué se enfrentarán Maduro en lo económico?

Ya no puede decir que cuenta con recursos ilimitados para seguir teniendo la inversión en programas sociales y, a su vez, seguir teniendo una diplomacia tan activa pero muy fundada en los recursos del petróleo. En algún lugar tendrán que hacer ajustes. Si tienen capacidad de poder tener eficacia en el manejo de sus políticas públicas creo que tienen más elementos a favor como para mantener este chavismo sin Chávez.

¿Cómo ve la relación entre Maduro con la oposición? Lo que vemos en este momento es lo contrario. Está apostando a radicalizar la revolución, una profundización de los rasgos autoritarios del régimen, prohibiendo las manifestaciones, tratando de suprimir expresiones contrarias, políticas de hecho consumado, pero en el mediano plazo va a ser difícil que pueda manejar un país desconociendo a la otra mitad de ese país.

¿Cuál es la postura que debe tomar Henrique Capriles como líder de la oposición?

Capriles tiene que conservar y preservar este enorme capital político que acaba de adquirir, tiene un capital político inimaginable, unas pocas semanas atrás. Por un lado debe continuar exigiendo la importancia de que haya certeza respecto de los resultados. Tiene que trabajar mucho con la razón y muy poco con las emociones, debe ir en el terreno de la propuesta y tiene que seguir conectado con la sociedad. Comunicarse y dialogar con la otra Venezuela. Ese fue un error importante, que sólo se concentró en su sector.

¿Qué opina del sistema electoral venezolano?

Hay una enorme asimetría entre los recursos que tiene el oficialismo, incluido el acceso a los medios de comunicación, frente a los recursos disponibles que tiene la oposición. Dependiendo de lo que uno mire, podemos decir que tienen ventajas, pero en otros componentes tienen carencias significativas que deben resolver, entre ellos contar con un árbitro electoral imparcial, que tenga la confianza de todas las fuerzas políticas y un adecuado sistema de resolución de controversias.

¿Cómo ve que la OEA esté apoyando un recuento de votos en Venezuela?

Me parece correcta la posición del secretario general, José Miguel Insulza, de poner énfasis en la importancia de mantener un espacio de diálogo que las manifestaciones puedan tener lugar sin desbordes de violencia y apoyar la petición de Capriles de que haya un recuento de los votos. El Consejo Nacional Electoral de Venezuela cometió el error de no invitar una misión de la OEA en los comicios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación