Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Localizan dos cetáceos sin vida en solo 24 horas

Personal técnico de Funzel y del Ministerio de Medio Ambiente tomaron muestras de tejidos para indagar causa de muertes.

El cetáceo aparecido aún con vida en Barra Salada tenía 4.5 metros de largo. Foto EDH / cortesia

El cetáceo aparecido aún con vida en Barra Salada tenía 4.5 metros de largo. Foto EDH / cortesia

El cetáceo aparecido aún con vida en Barra Salada tenía 4.5 metros de largo. Foto EDH / cortesia

A 10 días del último hallazgo de tortugas muertas en aguas y playas salvadoreñas, pescadores y habitantes de la costa avisaron a las autoridades sobre el hallazgo de "una ballena" y "un delfín" muertos. Pero, según el MARN, eran cetáceos diferentes.

El primero fue visto cerca de la medianoche del jueves en la playa San Diego, en La Libertad. Las autoridades especulan que podría haber sido el mismo que apareció horas antes y "en estado moribundo" en playa Barra Salada, Sonsonate. El segundo murió poco después de que pescadores lo encontraran aún vivo en el sector del área marina protegida de Los Cóbanos.

El MARN informó que el cetáceo encontrado en San Diego era de la familia Ziphiidae, conocido comúnmente como zifio, y medía 4.5 metros de longitud. Biólogos del MARN tomaron muestras de los tejidos para indagar la muerte.

El cetáceo que apareció ayer en Los Cóbanos medía 2.35 metros de longitud y era de la especie Stenella Longirostris. Según Funzel, probablemente murió tras haber sido mordido por un depredador.

El delfín fue encontrado por pescadores que navegaban a nueve millas náuticas mar adentro.

Los guardarrecursos fueron en lancha a buscarlo. Sin embargo, cuando llegaron, el animal ya había muerto. El cuerpo fue trasladado a la playa, donde también se hizo una necropsia.

El 25 de agosto se reportó el hallazgo de un delfín muerto en la playa Arcos del Espino, Usulután. Ese mismo día se informó sobre la muerte de un delfín que fue hallado el 24 de agosto con golpes en La Pirraya. El 3 de octubre fue visto otro delfín muerto en El Cuco, San Miguel. En 2011 hubo cinco varamientos de delfines en playas de El Salvador.

Ese año, un estudio reveló que delfines que habían varado en playas de Costa Rica tenían meningoencefalomielitis, una enfermedad causada por la bacteria Brucella ceti. La investigación fue publicada en la revista "Emerging Infectious Diseases" del CDC de Estados Unidos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación