Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Llegaron tarde a sus trabajos por el desorden vial

Las unidades tomaron los nuevos recorridos, pero muchos usuarios no se ubicaron y el tráfico se complicó en varios puntos, como en La Garita.

Usuarios cruzan a toda prisa desde los carriles centrales del Sitramss hacia las aceras o viceversa.

Usuarios cruzan a toda prisa desde los carriles centrales del Sitramss hacia las aceras o viceversa.

Usuarios cruzan a toda prisa desde los carriles centrales del Sitramss hacia las aceras o viceversa.

Los usuarios que se movilizan entre Soyapango y el Centro de San Salvador vivieron ayer a primeras horas de la mañana momentos de duda y mucha preocupación, debido a que no ubicaban adónde tenían que abordar las unidades de buses y microbuses para trasladarse a sus empleos.

A las 6:15 a.m. el sector de La Garita, a la altura del Mercado La Tiendona, era un hervidero de gente. Los peatones corrían de un lado a otro entre las unidades procedentes de Soyapango, que habían llegado allí subiendo por la calle Agua Caliente. La gente buscaba desesperada a los agentes de Tránsito para preguntar por dónde irse para tomar su transporte y más de uno vociferaba visiblemente enfadado. Se les hacía tarde.

Cuando el reloj marcaba las 6:30 a.m. el tráfico en la Calle Agua Caliente y la 50a. Avenida estaba pesado. Los automotores se movían lentamente.

No era extraño encontrar a peatones que buscaban llegar al bulevar del Ejército, en donde se ubican las empresas donde laboran, quienes lamentaban no haber madrugado.

"Media hora tarde (voy) porque no calculamos bien el tiempo. Me está dejando el bus como a unas cuatro cuadras de mi trabajo", explicó Julio Mineros, quien había salido de su casa en el interior del país a las 4:45 de la mañana y tenía que entrar a trabajar a las 6:00 de la mañana.

La situación no fue tan diferente para María Antonia Henríquez, de 60 años, quien a eso de las 6:55 de la mañana esperaba en una de las paradas sobre el bulevar del Ejército el paso de un bus que la llevara a Soyapango. "Esto no sirve lo que está haciendo el gobierno. Esto es un gran atraso para uno que no puede caminar mucho. Ayer hasta la terminal nos fueron a dejar los buses. No nos querían parar aquí por el montón de policías", agregó la mujer.

El reloj marcaba las 7:00 a.m. y el tráfico por el bulevar del Ejército, específicamente por el paso a desnivel de Molsa, estaba pesado en el carril que de Soyapango lleva al Centro de San Salvador. La escena se repetía en el sector del Hospital Amatepec. Otro punto donde el tráfico estuvo complicado fue en la avenida Rosario Sur, que comunica Soyapango con el bulevar del Ejército, pero en el centro de ese municipio estaba tranquilo, por la tarde fue otra historia.

En donde se observó el tráfico lento a las 7:43 a.m. fue en la salida de Soyapango, por Agua Caliente, y a las 8:18 de la mañana entre la calle Concepción y la Juan Pablo II.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación