Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ligados al caso de “trolls” asistían a las reuniones de concejo capitalino

Concejales areneros demandan que el alcalde explique si trabajan para él

ctv-wmz-troll

Andrés Ricardo Ortíz Lara, será procesado judicialmente por tres delitos, entre éstos violación de autor porque supuestamente falsificó el sitio web de La Prensa Gráfica. | Foto por Archivo

Los concejales de ARENA piden al alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, que explique por qué participaba en las reuniones del concejo capitalino el principal acusado en el ciber-ataque contra La Prensa Gráfica, Andrés Ricardo Ortiz Lara, así como su jefe, José Carlos Navarro.

El concejal Edwin Zamora denunció que Ortiz y Navarro permanecían en las sesiones sin que nadie supiera en qué calidad estaban, si es que trabajan para el edil capitalino o  algunos de los representantes  del FMLN o de otros partidos.

Tras el allanamiento de las oficina de la empresa Bunker,  en Santa Elena, Ortiz Lara está detenido en espera de la audiencia judicial inicial prevista para hoy, en tanto que contra Navarro no se han presentado cargos.

Para los areneros, el hecho de  que personas ligadas a este escándalo y presuntos delitos estén ligadas a la alcaldía capitalina afecta la imagen de la comuna ante la ciudadanía  y se tienen que dar respuestas.

“Nuestra pregunta particular al alcalde es: ¿por qué estaban esas personas allí? Si eran en calidad de asesores de él o de otro concejal, pero necesitamos que esto se aclare, porque esto daña la imagen del concejo”, lamentó Zamora.

Los concejales areneros señalan que el alcalde capitalino se contradice en dejar participar a dos personas cuyas funciones dentro del concejo no han sido esclarecidas, pero al mismo tiempo no permite que las reuniones sean públicas y con acceso a la prensa.

“Una de las reiteradas peticiones de ARENA en las reuniones de Concejo, desde su instalación, ha sido que estas sesiones sean públicas y que se le permita el acceso a la prensa. Sin el apoyo del alcalde y concejales afines a él sólo se alcanzó el compromiso de volver a conocer el tema en enero del 2016”, dicen los concejales en un comunicado emitido ayer.

Por eso dicen estar extrañados de que se haya permitido el acceso a las reuniones del concejo a las personas en mención, cuando fue una directriz del mismo alcalde y sus concejales restringirlas.

“Los únicos autorizados para asistir a la sesión del Concejo son los asesores de cada uno de los concejales y personal de apoyo para el alcalde. Esas fueron las reglas que ellos mismos impusieron”, agregó Luz Fonseca, concejala del partido de oposición.

Otro de los miembros del concejo, Gerardo Calderón, afirma en el comunicado que tanto Ortiz Lara como Navarro han presenciado las reuniones del concejo desde el área donde se sientan los asesores, por lo que “si están ahí es porque asesoran a alguien, porque son parte del equipo cercano de uno de los concejales o del alcalde”, cuestiona.

Añade que mientras ellos (el alcalde y sus concejales) tienen libertad de ingresar a otras personas si es que no se trata de asesores de la alcaldía, cuando la decisión es que las reuniones son cerradas al público, los miembros de ARENA tienen “limitado” el ingreso al personal que forma parte de su equipo de trabajo.

$1 millón para publicidad

Asímismo, los concejales areneros piden al alcalde de San Salvador que les detalle todas las erogaciones financieras que ha hecho la comuna capitalina, ya que afirman que para el rubro de publicidad el Concejo aprobó casi un millón de dólares, sin los votos de ARENA.

Sobre los fondos dedicados a esa actividad, los concejales de ARENA vienen advirtiendo desde la semana pasada de que hay “un excesivo gasto en publicidad”.

El 12 de noviembre, fecha en que la Policía y la Fiscalía allanaron la oficina en donde funcionaba la empresa “Bunker”y capturaron en su interior a Ortiz lara, los concejales de ARENA también pidieron explicaciones al alcalde capitalino sobre su relación con dicho establecimiento.

“Como miembros del Concejo de San Salvador condenamos que cualquier recurso público sea destinado para pagar centros de trolls dedicados a denigrar y difamar el honor de personas o empresas”, expresaron en su nota del 12 de diciembre.

En su solicitud de la semana pasada le hacen ver al edil de San Salvador que debe aclarar cómo hizo la contratación en la que se le vincula con el presunto centro de trolls en la empresa Bunker, “por medio de quién giraba las órdenes a este centro y con qué fondos del presupuesto” de la alcaldía pagó el servicio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación