Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las condenas por la portación ilegal de arma

La fiscalía logró la condena de 456 personas en oriente por portar armas ilegales o de forma irresponsable.

La portación y conducción ilegal e irresponsable de armas de fuego dejó en el presente año a 650 detenidos en la zona oriental, según la policía, mien tras que la Fiscalía reporta 641 casos de personas que fueron procesadas por este delito.

De estos casos, 456 fueron condenados con penas de tres a cinco años de prisión, como lo estipula el código procesal penal.

Según Germán Arriaza, jefe fiscal de la región oriental, de estos 641 casos de personas capturadas por portación de armas ilegales, 212 fueron capturados en Usulután, mientras que La Unión reportó 202, le sigue San Miguel con 182 casos recibidos y Morazán con 45 casos.

En el caso de las condenas según Arriaza, lograron establecer que las armas fueron usadas de manera irresponsable por lo que lograron las 456 condenas.

Sin embargo, no todo es positivo, pues de las más de mil armas decomisadas por la policía, solo 11 de estas lograron comprobar que fueron usadas por los delincuentes en homicidios.

"Once de las armas se logró comprobar que fueron usadas para cometer asesinatos en la zona, porque en otros delitos es difícil establecer que fueron usadas, como en los robos por ejemplo", indicó el fiscal.

Explicó que para comprobar que un arma fue usada para cometer un homicidio es necesario enviarla a laboratorio de balística y este proceso suele ser tardío.

Las autoridades indicaron que los casos por decomisos de armas que llegaron este año, en la mayoría, fue por la portación de armas cortas y fusiles, y que aunque fue mínimo el decomiso de armas de uso privativo, también se registraron algunos casos considerados aislados.

Los casos condenados por portación ilegal e irresponsable de arma de fuego fueron mayores en el departamento de La Unión, pues de los 202 registrados, lograron llevar a prisión a 151 personas.

Le siguen San Miguel que logró que condenaran a 143 personas de las 182 capturadas.

Usulután es el tercero en condenas con 117 casos, a pesar de ser el mayor en registros con 212.

Mientras que el departamento de Morazán fue el que más condenas registró, pues condenaron la misma cantidad de casos que recibieron, es decir 45.

Arriaza indicó que la cantidad de armas incautadas todos los años se debe a la operatividad que la Policía tiene, pues ellos conocen sobre los casos hasta que son llevados por las autoridades policiales.

El fiscal agregó que las armas decomisadas son llevadas a un resguardo y que después de un tiempo de investigación estas mismas son destruidas por las autoridades para evitar sean usadas de una vez más.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación