Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Katherine Oliva, el rostro de la mejor nota de la Paes en Chalatenango

La estudiante obtuvo el mayor puntaje a nivel departamental en la prueba.

Katherine es la nota más alta de la PAES en el sector público

Katherine Tatiana Oliva Nuñez es sinónimo de esfuerzo, estudio e inteligencia. Es la alumna que alcanzó la mayor nota de todo el departamento de Chalatenango en la pasada prueba de la Paes, algo que la llena de mucha alegría y admiración de parte de maestros y compañeros.

La estudiante dice que su mayor riqueza es el aprendizaje que sus maestros le dieron durante dos años en el Instituto Nacional Dr. Francisco Martínez Suárez. Ahora, es el orgullo de ellos.

La estudiante alcanzó un promedio de 9.24 en la evaluación. En sus calificaciones del instituto tiene dieces y nueves. 

 

 

“Todo esto es algo sorprendente, es algo que no me lo esperaba, solo quería pasar la Paes con una nota normal que me hiciera sentir bien.

Para lograr esa nota tuve que sacrificar muchas cosas, mis amigas, las redes sociales y la diversión, pero acá esta reflejado el esfuerzo y eso me llena de alegría.

Todo se lo debo a Dios y a mis padres”, expresó la estudiante de segundo año de bachillerato.

La preparación que Katherine para la Paes fue de todo el año. A inicios fue muy aplicada con sus maestros y no perdió los refuerzos que daban los docentes y esa fue su mayor estrategia para lograr sus calificaciones.

Al esfuerzo de la joven también se suma el de cuatro compañeros de estudio de Katherine, quienes alcanzaron calificaciones arriba de 8. Otra compañera obtuvo 9.15. Eso le llena de alegría a la alumna. 

Maestros de la institución se sienten orgullosos de que un buen grupo de jóvenes haya obtenido excelentes calificaciones. El instituto también superó a los promedios de toda la Paes. 

 

 

La adolescente relata que un día antes que se hiciera públicas las notas estaba muy nerviosa. Llegando al instituto, un maestro le dio una pista que estaba en la lista de los becados; sin embargo, fue hasta que otros docentes le llamaron y le dieron la noticia.

“Me dijeron que yo era la alumna que tenía el mayor puntaje departamental de instituciones públicas y eso fue una gran sorpresa para mí, incluso, de la felicidad se salieron lágrimas, pero esas lágrimas son de alegría, de agradecimiento, de todo el esfuerzo de un año”, comentó la estudiante a El Diario de Hoy.

La vida de Katherine en la escuela ha estado ligada a los diplomas, a los primeros lugares, al deporte, a medallas, a una vida de estudiante ejemplar.

“Recuerdo que en primer grado no podía leer y eso me afectaba un poco. Mis padres se esforzaron mucho y los sofás de mi casa son testigos de ese sacrificio que hicimos juntos”, añadió la adolescente. 

Katherine ya se alista para su siguiente paso en sus estudios, tenía planes para tomar una carrera de trabajo social. 

 

 

Sin embargo, ahora que el Gobierno le otorgará una beca Fantel que incluye cobertura de matrícula, mensualidades y otros aranceles de educación superior, manutención, seguros y otros, está indecisa; se le abren nuevas oportunidades que deberá pensar. 

La madre de la alumna, Vilma Núñez, afirma que el triunfo de su hija ha sido una bendición de Dios, ya que los estudios superiores implicarán más gastos. 

La familia de la joven también ha realizado sacrificios para darle estudios a una hermana mayor que está en la etapa final de su carrera. 

“Es como un milagro este regalo que Dios nos ha dado, es el sacrificio de todo un año, de lucha con mi hija y noches de desvelo”, expresó la madre de la joven. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación