Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Karla Hernández y Lorena Peña se enfrentan por votación

Cambios en la Directiva del Insaforp desató ayer en el Salón Azul una acalorada discusión entre el FMLN y ARENA

“Es ilegal lo que usted está haciendo y si no me abre el micrófono voy a seguir gritando”, reclamó a viva voz ayer en el Salón Azul la diputada de ARENA, Karla Hernández, a la presidenta de la Asamblea, Lorena Peña, del FMLN.

Los golpes en los curules de los diputados de ARENA se hicieron sentir más fuertes a medida que Peña ignoraba a Hernández en su petición de que repetir la votación de un dictamen que ya había sido avalado para enviarlo al archivo, la efemelenista insistiera en que debía regresar a la comisión de Trabajo.

Peña no se encontraba presidiendo la plenaria, ya que analizaba con sus colegas de la Comisión de Hacienda los dictámenes de los impuestos que fueron aprobados ayer.

Pero cuando la votación terminó sin alcanzar los votos suficientes para reformar la integración de la Junta Directiva del Insaforp, Peña salió inmediatamente del área de atrás del Salón Azul, donde se encontraba reunida.

Y sin mediar más palabras, su colega del PCN, Serafín Orantes, quien la sustituía en  ese momento, tuvo que levantarse de inmediato ante el asombro de todos los diputados, quienes escucharon a Peña decirle que habían votos a mano alzada incluido el suyo.

Norman Quijano, de ARENA, cuestionó a Peña que su actuación iba en contra de la Constitución de la República, pero no logró convencerla.

Ante esto, Peña decidió repetir la votación, lo que encendió los ánimos de la bancada tricolor.

El arenero Juan Valiente también le hizo ver a Peña que ya se había cerrado la votación. “Usted, presidenta, en contra de la decencia y de las reglas de este Parlamento abre nuevamente la votación”, le recriminó.

Peña le contestó que lo “más indecente” era no aceptar el Reglamento de la Asamblea. “Aquí hay gente que quiere venir a dar clases de moralidad, de decencia, de elegancia, de mentes sanas... de eruditos, inteligentes, yo lastimosamente no estoy en ese oficio, estoy presidiendo conforme el Reglamento, como dicen ustedes que dice aquél: les guste o no les guste”, les lanzó a los de ARENA.

Fue en ese momento que la indignación se apoderó de la diputada Hernández, quien para que Peña la escuchara se puso de pie y a gritos le reclamó a Peña lo que en ocasiones anteriores también tuvieron que hacer sus colegas diputadas del partido opositor al expresidente de la Asamblea, Sigfrido Reyes.

“Yo pedí el uso de la palabra, la votación ya se había cerrado presidenta, es ilegal lo que usted está haciendo y si no me abre el micrófono voy a seguir  gritando para que los salvadoreños sepan que hacen cosas ilegales en este pleno legislativo, ¡sinvergüenza!”, reclamó la legisladora tricolor.

Desde su cómoda silla al centro de la mesa de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa, Peña la observaba con evidente indiferencia, y pidió a otro diputado continuar con la lectura del siguiente dictamen no sin antes dirigir a la tricolor las siguientes palabras: “Diputada, aquí no podemos venir a hacer espectáculos...”.

Y la plenaria siguió su curso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación