Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Juro ante Dios que nunca he sobornado a nadie"

El jerarca de la iglesia Católica, José Luis Escobar Alas, brindó una conferencia de prensa junto al abogado Heriberto Flores y monseñor Gregorio Rosa Chávez

José Luis Escobar Alas, junto a Gregorio Rosa Chávez, jura ante la Biblia que no sobornó a nadie.  

José Luis Escobar Alas, junto a Gregorio Rosa Chávez, jura ante la Biblia que no sobornó a nadie.   | Foto por elsalv

José Luis Escobar Alas, junto a Gregorio Rosa Chávez, jura ante la Biblia que no sobornó a nadie.  

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, juró con la mano en la Biblia que nunca ha sobornado a nadie, al referirse a la denuncia en su contra, por parte de una mujer que asegura tener un hijo del fallecido sacerdote, Leopoldo Deras Guillén.

Monseñor Escobar, acompañado por su abogado y el monseñor Gregorio Rosa Chávez, dijo en conferencia de prensa que "nunca he sobornado a nadie" y aseveró que la señora jamás le dijo a él que ella tenía un hijo del sacerdote, Deras. Agregó que el dinero que le entregó fue para ayudarle.

De esta manera, el prelado negó que la mujer que lo denunció de haberle entregado un cheque por $5,000, se debiera a la intención de que no dijera nada sobre un supuesto abuso en su contra.

Junto a su abogado, Heriberto Flores, afirmó que la señora se presentó en la parroquia San Francisco y les dijo que había tenido un hijo de un sacerdote y que necesitaba ayuda.

Por otra parte, explicaron que antes de morir el padre Deras le heredó a Escobar Alas sus bienes.  “El tenía tres casas, y le indicó a su abogado que una de esas viviendas fuera para sus sobrinos y que las otras dos, me las dejara a mí en un testamento universal”, aseguró Alas.

Cuando el abogado se lo hizo saber, Escobar Alas le dijo que las casas que le había heredado a él se las pasara a la Iglesia,  y las de la familia, que las entregara a los parientes correspondientes.

Pero el abogado le dijo que eso no se podía hacer, sino que recibiera la herencia y que después decidiera. “Yo acepté herencia, entregué la casa a la familia y las otras dos casas a la curia”, afirmó.

La señora se presentó para afirmar que el único heredero era su hijo y le hizo saber que estudiaba en Cuba y que tenía mucha necesidad. Y en un acto de caridad y ayuda, dice Escobar Alas, fue que le entregó el cheque por  5 mil dólares.

El Arzobispo también expresó por medio de un comunicado que la iglesia Católiica tiene el compromiso de combatir los abusos sexuales dentro de la institución y que se van a instalar oficinas en cada una de las Diócesis para recibir las denuncias por abusos sexuales, y además se instalará un tribunal que dará seguimiento a los casos denunciados

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación