Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. jugará fuerte para defender la "libertad de expresión"

AI dijo que hoy será un "momento crítico" en el que se verá quien "está a favor de la protección de los derechos humanos y quien no".

El gobierno de Barack Obama saldrá "fuerte y decididamente" a defender el ejercicio de la "libertad de expresión" en la región durante la reunión que sostendrán hoy cancilleres de países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), informó el diario La Nación.

La intención de la diplomacia norteamericana para ese decisivo encuentro es unir fuerzas y "trabajar con los países aliados" en el intento de evitar que se "debilite" a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y, particularmente, a su Relatoría para la Libertad de Expresión.

La posición fue confiada a La Nación por voceros del Departamento de Estado. El responsable de exponerla será el "número dos" de la cartera, William Burns, mano derecha del secretario John Kerry.

El jefe de la diplomacia norteamericana se encuentra fuera de Washington, en gira por Medio Oriente con el presidente Obama.

La designación de Burns para suplantarlo se interpretó también como señal de la importancia que Washington asigna a lo que hoy se decida y marca contraste respecto de recientes asambleas de cancilleres, en que la representación fue ejercida por funcionarios de la segunda línea de mandos en el Departamento.

"Será una posición firme y demostrativa de que se ejercerá la máxima resistencia para evitar" que se debilite a una institución defensora de la libertad de expresión y de los derechos básicos de las sociedades de la región, informó La Nación.

Se trata, tal vez, de la posición discursiva más encendida respecto de problemas de la región que se escuchó en el gobierno de Obama en los últimos meses.

Ayer, Amnistía Internacional (AI) instó a los países latinoamericanos a reafirmar su apoyo a la CIDH.

"La supervisión independiente internacional de los derechos humanos país a país es esencial para la región. El trabajo realizado hasta el momento tanto por la Corte como por la Comisión es una prueba de esa necesidad", afirmó Renzo Pomi, representante de AI ante Naciones Unidas y la OEA.

Subrayó que "la CIDH ha contribuido decisivamente a la consolidación de la democracia en el continente y a los derechos y garantías que la mayoría de la gente en América Latina puede disfrutar ahora".

AI calificó la reunión de mañana de un "momento crítico" en el que se verá quien "está a favor de la protección de los derechos humanos y quien no". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación