Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jóvenes bachilleres recién graduados se convierten en microempresarios

Es parte del Programa Seamos Productivos de la cartera de Educación

Los jóvenes emprendedores del Instituto Nacional 14 de Julio, de San Francisco Gotera, Morazán, recibieron ayer insumos para empezar con su empresa automotriz. Foto EDH / SUSANA JOMA

Los jóvenes emprendedores del Instituto Nacional 14 de Julio, de San Francisco Gotera, Morazán, recibieron ayer insumos para empezar con su empresa automotriz. Foto EDH / SUSANA JOMA

Los jóvenes emprendedores del Instituto Nacional 14 de Julio, de San Francisco Gotera, Morazán, recibieron ayer insumos para empezar con su empresa automotriz. Foto EDH / SUSANA JOMA

Óscar Jeovany Bautista Amaya, un estudiante de 20 años originario de San Francisco Gotera, en Morazán, este año no solo logró cumplir su sueño de ser bachiller en el área automotriz, sino que también se ha convertido en un microempresario que, además de brindar un servicio en su comunidad podrá, en un futuro cercano, dar empleo a otros residentes.

Y es que Bautista Amaya, junto a otros 17 escolares que fueron compañeros suyos en el Instituto Nacional 14 de Julio, de esa localidad, ya tienen todo listo para empezar a operar en enero próximo Auto Fix de R. L..

Así se denomina la miniempresa en cuyo montaje trabajaron los últimos tres años bajo la asesoría de maestros a los que el Viceministerio de Ciencia y Tecnología, del Ministerio de Educación (Mined) capacitó previamente en temas como el emprendimiento y cooperativismo.

El joven Bautista Amaya, quien procede de un hogar muy humilde de la zona rural de San Francisco Gotera, comentó que salía de casa a las 4:00 a.m. para ir a sus clases en el Instituto y regresaba entrada la tarde.

Este estudiante, el primero de su casa en terminar los estudios de enseñanza media, está consciente de que el nuevo reto que han asumido es grande pero está dispuesto a luchar por salir adelante.

Por eso ayer no ocultó su emoción luego que las autoridades de Educación, de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), el Embajador de la Unión Europea y otros funcionarios, les entregaron equipo para que puedan empezar a trabajar.

La alegría también se vivió en otros 19 equipos de estudiantes procedentes de otros institutos públicos del país, que también recibieron insumos para iniciar pequeñas empresas.

Algunas empresas cooperativas se dedicarán a brindar servicios de ofimática (programas de computación usados en oficina), turismo, producción y comercialización de muebles, de tilapia, elaboración de estampados y la producción avícola.

En el último rubro mencionado trabajará Vilma Anabel Torres Reyes, quien junto a otras jóvenes graduadas del Instituto nacional de Jucuapa, Usulután, han formado la empresa Avícola San Buenaventura de R.L.

La viceministra de Ciencia y Tecnología, Erlinda Handal, expresó que la creación de estas microempresas y la consiguiente entrega de insumos en concepto de capital semilla es parte del programa Seamos Productivos, que se impulsa desde el año 2010. De acuerdo con los datos provistos por Handal hasta la fecha y como parte de ese programa se ha capacitado a 745 docentes de más de 70 instituciones participantes, se han formado 94 cooperativas y favorecido a 30,837 estudiantes de bachillerato al darles el conocimiento para ser emprendedores. También confirmó que recibirán más apoyo de la Unión Europea para ampliar el programa unos años más.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación