Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jorge Meléndez: "Se confió mucho en la fumigación"

Por eso pidió a los alcaldes campañas de limpieza

La emergencia del Bloom sigue recibiendo más casos de dengue que de fiebre chikunguña. Foto EDH / archivo

La emergencia del Bloom sigue recibiendo más casos de dengue que de fiebre chikunguña. Foto EDH / archivo

La emergencia del Bloom sigue recibiendo más casos de dengue que de fiebre chikunguña. Foto EDH / archivo

Limitarse a fumigar para intentar erradicar el zancudo y prevenir el dengue fue un error. Así lo considera el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, quien junto al viceministro de Salud, Eduardo Espinoza, se reunió con representantes de las alcaldías del Área Metropolitana de San Salvador en la sede del COAMSS, ayer por la mañana.

El viceministro subrayó que sirve de poco hacer énfasis en la fumigación si no se hacen campañas de limpieza para eliminar los criaderos de zancudo. "Eso puede hacer malgastar los recursos municipales en campañas de fumigación, si ocho horas después tenemos volando los zancudos por ahí", afirmó.

Son aproximadamente 39 mil casos de dengue y 26 mil casos sospechosos de chikunguña registrados. De los primeros, la tercera parte corresponde al AMSS y de los segundos el 50 %.

Espinoza consideró: "No podemos decir que esto está fuera de control". Su afirmación se basa en el hecho de que, en lo que respecta al dengue, el país tiene una tasa de mortalidad de 0.03 %, equivalente a 4 muertes.

Respecto al número de casos sospechosos de chikunguña, el funcionario argumentó que mientras el Minsal está siendo "transparente con la información", las autoridades de salud de otros países del continente "no son tan transparentes... esconden las muertes, esconden el número de casos o manipulan los casos sospechosos... o tienen un subregistro importante porque no tienen vigilancia efectiva".

Meléndez, quien se reunió con las comisiones de Protección Civil del Oriente del país horas después, explicó que otro de los factores que ha dificultado combatir al zancudo es el clima, pues las constantes lluvias hacen que el insecto, que antes se reproducía en 10 días, ahora lo haga en seis.

Por ello, las autoridades planean tomar medidas que permitan controlar la enfermedad trabajando de lleno en los municipios con alerta naranja por dengue y chikunguña.

Meléndez agregó que trabajarán en los próximos 21 días para combatir de forma frontal la enfermedad y cortar la cadena de transmisión.

Ayer, Meléndez se reunión con los directores de Protección Civil de cada departamento de la zona oriental y las comisiones para analizar cuáles son los factores de la zona puntualmente, que no les permiten controlar la enfermedad y buscar alternativas para hacerlo.

En la región oriental, los municipios con alerta naranja son Jiquilisco de Usulután y la cabecera de San Miguel, pero no quieren que el virus se propague con la misma fuerza en el resto de municipios de la zona.ef="https://www.flickr.com/photos/56316462@N07/15355432665" title="chikunguña by elsalvador.com.es, on Flickr">

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación