Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jorge Briz, presidente de CACIF: “Es un mensaje de que no queremos más políticos corruptos”

Para el directivo empresarial  guatemalteco la clave del proceso de Guatemala ha sido un ente investigador independiente: CICIG.

Jorge Briz, es el presidente de la CASIF, que aglutina al empresariado de Guatemala.

Jorge Briz, es el presidente de la CASIF, que aglutina al empresariado de Guatemala. | Foto por elsalv

Jorge Briz, es el presidente de la CASIF, que aglutina al empresariado de Guatemala.

Los empresarios de Guatemala, aglutinados en el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieros (CACIF) han mantenido un rol activo, junto a la ciudadanía, en el histórico proceso de lucha contra la corrupción que vive Guatemala y del que está hablando todo el mundo. Cuando la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público presentaron pruebas de que los actos de corrupción llegaban hasta la esferas más altas del gobierno, no dudaron en pedir de forma enérgica la dimisión del Presidente. Han acompañado el proceso y todavía esperan más cambios. 

Para conocer de cerca cómo el vecino país ha dado este paso y cómo este puede ser el inicio de una nueva era no sólo para Guatemala, sino para Centroamérica, conversamos con el presidente de CACIF, Jorge Briz. Vía telefónica, el líder empresarial explica cómo en este proceso son claves, sobre todo, dos elementos: las investigaciones independientes que, a su juicio, en este momento de la historia guatemalteca sólo pueden llevar adelante organismos internacionales independientes como la CICIG, sin  ningún interés político u otro, y la fiscalización de la gente. A continuación, la conversación:

¿Cuál es la postura de CACIF ante este proceso histórico contra la corrupción que vive Guatemala?

La posición es muy clara de apoyar y trabajar en Guatemala por el fortalecimiento de la democracia, la gobernabilidad y la institucionalidad del país. Ahí entonces debemos hacer señalamientos muy claros: desde hace bastante tiempo veníamos señalando que en este gobierno había altos índices de corrupción y no sólo en el gobierno nacional, sino en los gobiernos locales. Desafortunadamente, en todo ese trayecto nunca se tomaron los correctivos necesarios para combatir la corrupción en el país. Y esto se da cuando el comisionado de la CICIG, Iván Velásquez, hace denuncias graves contra funcionarios de este gobierno. Porque una cosa es denunciar que hay corrupción y otra que organismos internacionales presenten pruebas y documenten un caso. Es así que a partir de esa investigación que hace el comisionado de la CICIG y el Ministerio Público, CACIF solicita la renuncia de la vicepresidenta y así también le exige al presidente que inicie una seria investigación en los cuadros de gobierno para establecer todos los hechos de corrupción que se dan en las distintas dependencias y que permanentemente son denunciadas por los medios de comunicación. Le dijimos que además de hacer esa investigación cree procesos transparentes de gestión gubernamental en cuanto al gasto público y que sean procesos transparentes y eficientes. Desafortunadamente, no somos escuchados y la corrupción ha continuado en el país. En una declaración yo establecí que en Guatemala tenemos un presidente de un gobierno que es impresentable.

Y después la CICIG aparece acusando al Presidente...

Posteriormente, la CICIG denuncia que el Presidente está involucrado en los hechos de corrupción. Es ahí que solicitamos públicamente la renuncia del Presidente. Además de eso en la nación se genera todo un movimiento espontáneo, de buena voluntad, voluntario, que efectivamente sale a las calles a manifestarse pacíficamente y sin entorpecer el derecho de los demás donde se genera la legítima demanda de los guatemaltecos y una expresión muy clara del cansancio que tenemos y del combate a la corrupción.

Desde fuera se vio con asombro las multitudinarias marchas de la gente, sin colores políticos ni nada. ¿Fueron clave las masivas manifestaciones de la ciudadanía?

Es correcto, eso influye tremendamente, además de las demandas documentadas. También hay que señalar del ánimo de generar la unidad nacional. Que los sectores tengamos agenda mínima para fomentar la institucionalidad del país.

¿Es clave, entonces, la Comisión Internacional contra la Impunidad?

Lo que hace la diferencia, lo que dispara este ánimo es la labor que hace el comisionado Iván Velásquez. Apoyo al comisionado porque me parece un hombre profesional que está atacando la corrupción. Posiblemente yo no compartía la actuación del anterior comisionado, pero Velásquez ha demostrado con hechos que efectivamente es profesional y está cumpliendo con el mandato que ha dado Naciones Unidas de combatir la corrupción, las mafias y toda esta cuestión paralela que opera en el Estado.

¿Cuál es la diferencia de este comisionado, Iván Velásquez, y los anteriores?

Lo que acontece es lo siguiente: analice los resultados que dieron los otros dos comisionados comparados con este comisionado. Velásquez lo que hace es redireccionar el mandato de la CICIG y efectivamente enfocar al combate de la corrupción y de los poderes paralelos que operan en el país. Es lo que ha hecho un éxito.

¿Ha apoyado este esfuerzo el CACIF, el empresariado en general?

Hemos expresado desde un inicio la gestión de este comisionado. La Cámara de Comercio primero y después todo el sector privado.

Con el procesamiento del presidente comienza un proceso largo, pero, ¿es esto el inicio de una nueva era?

Este el comienzo de un cambio en el país y un mensaje muy claro de que no queremos más funcionarios corruptos, impresentables en el gobierno nacional y en los gobiernos locales. Un mensaje clarísimo de que la población está cansada de gobiernos corruptos que no dan resultados en áreas básicas como salud, educación, infraestructura.

La corrupción mata, es un grave mal que nos afecta y no permite que el país se desarrolle.

¿Es un mensaje a los futuros gobernantes?

A los diputados, al Congreso.  Es mensaje muy claro y también la propuesta nuestra es que la sociedad siga fiscalizando no solo esta fase del proceso, sino debemos continuar como unidad nacional auditando a los funcionarios. En las alcaldías, a nivel nacional... congresistas, porque muchos de ellos han sido señalados  de corrupción.

¿Cómo puede seguir fiscalizando la población?

Generando y exigiendo legislación adecuada, que efectivamente promueva esa fiscalización, por ejemplo, una nueva ley de partidos políticos, una ley que tenga que ver con el servicio civil, que tenga que ver con los temas de contrataciones del gobierno. Hay que legislar para tener controles efectivos de cómo se gasta el dinero de los guatemaltecos.

¿Cambiará para los políticos de ahora en adelante todo lo que está viviendo Guatemala y el clamor de la gente?

El panorama electoral ha ido cambiando desde el mes de abril, nos hemos vuelto más críticos de lo que pasa en Guatemala, debemos votar con un voto analítico, no por candidatos que han sido señalados de corrupción, propongamos un cambio.

¿De dónde surge el cambio en el Congreso dado que ya habían votado antes y no le quitaron el fuero al Presidente? Hay quien piensa que fue un  cálculo electoral, viendo la enorme cantidad de gente que marchó la semana pasada pidiendo la renuncia de Pérez Molina. ¿Cuál es su visión?

Tienen toda la razón, estando a las puertas de un evento electoral, ellos se dieron cuenta de que si no actuaban conforme a las legítimas demandas de la población iban a ser castigados con el voto. Pero lo que acelera son las denuncias que hace la CICIG y el Ministerio Público.

Parte de esa clase política se burla de la demanda de la población. Ni siquiera se han reunido para analizar las demandas. Hay que hacer un señalamiento de irresponsabilidad y burla de muchos congresistas en el parlamento. 

¿Se abre una oportunidad para los políticos no tradicionales, dado que la gente lo que pide es resolver los problemas del país?

Sí, resolver los problemas con honestidad y capacidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación