Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jorge aprende a cuidar el riñón que le donaron

El director del Bloom no ha querido hablar sobre el futuro del programa. Aduce que está ocupado.

El programa de trasplante de riñón en el hospital Bloom arrancó en 2000. foto EDH / archivo

El programa de trasplante de riñón en el hospital Bloom arrancó en 2000. foto EDH / archivo

El programa de trasplante de riñón en el hospital Bloom arrancó en 2000. foto EDH / archivo

Jorge Zelada, el joven que fue sometido a un trasplante de riñón el miércoles anterior, sigue ingresado en el hospital Bloom para completar su proceso de recuperación y entrenamiento de cómo cuidar su nuevo órgano.

Él y su madre esperaron por más de dos años el momento de la cirugía. El programa ha permanecido parado por 21 meses.

Blanca, madre y donante de Zelada, manifestó que tras la intervención quirúrgica su hijo está motivado y alegre.

"Estamos alegres y confiando en Dios, esperando que funcione bien el riñón. Estamos dando gracias a Dios y a las personas que me han ayudado", dijo la señora. Ella recibió el alta médica el lunes; ayer estaba en su vivienda.

Blanca expresó que Jorge está orinando poco, porque el riñón va lento, pero ya abandonó la diálisis, el proceso por medio del cual le limpiaban los tóxicos del cuerpo.

El mayor anhelo del joven es encontrar un trabajo ahora que no estará atado a la terapia. Esta se la realizaba cinco veces al día en su vivienda.

"Él está aprendiendo cómo tomarse los medicamentos. Esperamos que su calidad de vida sea mejor", comentó la señora. Recuerda que fue dos semanas antes del ingreso que les informaron que se haría el trasplante. La última operación de este tipo se había realizado el 28 de septiembre de 2011.

Para ella fue una gran alegría y sorpresa. "Se haría realidad lo que tanto habíamos esperado. Habían momentos en los que decíamos que quizás no (sería posible), pero en las mimas decíamos que quizás sí", añadió Blanca.

Al igual que Jorge, Samanta y Carolina llevaban más de un año de estar listas para la cirugía, pero siguen sin tener una fecha para la operación.

El miércoles pasado, la madre de la Samanta, María de Arana, expresó que a ellas no les informaron sobre el trasplante de Jorge, pese a que constantemente preguntaban cuándo se reanudaría el programa.

Las madres están en la incertidumbre, desconocen si habrá más operaciones en el año. Estas interrogantes y otras se han tratado de aclarar con el director del Bloom, Hugo Salado, desde el miércoles pasado, pero no ha hablado sobre el tema.

Se buscaron declaraciones a través del personal de Relaciones Públicas del Bloom, pero no respondió, luego por medio de la Unidad de Comunicaciones del Ministerio de Salud (Minsal) y refirió estar ocupado.

El programa inició en 2000 con ayuda de médicos estadounidenses. Desde entonces ha sido parado en dos ocasiones por la falta de recursos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación