Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jaime avanza en la UNAM con notas altas

El joven es uno de los dos primeros geofísicos graduados de la UES. Estudia una maestría en México

El geofísico salvadoreño, Jaime Hernández (al centro), junto a compañeros. Foto EDH / cortesía

El geofísico salvadoreño, Jaime Hernández (al centro), junto a compañeros. Foto EDH / cortesía

El geofísico salvadoreño, Jaime Hernández (al centro), junto a compañeros. Foto EDH / cortesía

Jaime Steven Hernández Alfaro es uno de los dos primeros geofísicos del país. Se graduó en abril de 2013 de la Universidad de El Salvador (UES) y ahora camina con paso firme hacia la meta de convertirse en máster en Ciencias de la Tierra.

Este joven, quien cumplirá 24 años el próximo mes, saltó hasta la Universidad Autónoma de México (UNAM) a través de una beca que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) le otorgó en julio de 2013, gracias a su alto desempeño académico.

En agosto cumple un año de estar en la UNAM, pero a estas alturas, ya completó su primer año de maestría con promedio de 9.4 y está por iniciar el segundo y último año de postgrado.

Según expresó, en Ciencias de la Atmósfera se estudia la dinámica, la termodinámica y los fenómenos que pasan en la atmósfera, con el fin de poder desarrollar mejores protocolos de protección civil y diagnóstico, entre otros.

"Es una carrera muy bonita. El estudio es muy pesado, las materias son diferentes y más profundas, pero es lo que me gusta. Lo que más me llama la atención es estudiar los fenómenos meteorológicos que afectan al área (centroamericana), poder entenderlos bien para poder hacer mejores pronósticos y ayudar así a la población", afirmó.

Jaime Steven explicó que en el primer año del postgrado estudió mucha Matemática y Física, pero como ya cubrió los créditos de todas las asignaturas, en el segundo año se dedicará a preparar su tesis.

"El trabajo se va a tratar sobre el estudio de fenómenos meteorológicos de escala sinóptica. La interacción de un ciclón, que es conocido como anticiclón monzónico, y los ciclones tropicales que afectan al área, ya sea El Caribe y México", afirmó.

El geofísico, quien cursó sus primeros años de estudio en el colegio Cristóbal Colón, de San Salvador, considera que en la UNAM ha avanzado mucho, porque tiene la oportunidad de conocer enfoques más técnicos y se cuenta con más equipo.

Hernández Alfaro, dijo que, en el primer año lo que sintió difícil fue la introducción a la Ciencia de la Atmósfera. Esto debido a que solo tuvo una pequeña inducción cuando estudió la licenciatura en El Salvador.

En la maestría, en cambio, comparte clases con meteorólogos ya formados. Asegura que lo que menos le costó fue adaptarse al ritmo de estudios, porque es similar al que tenía en la UES. En lo que respecta a su vida diaria, a Hernández Alfaro le tomó tiempo acostumbrarse a los horarios, al estrés del D.F. y a la comida. No obstante, ahora, eso está superado.

Según comenta, cada día trata de aprovechar al máximo las oportunidades. Muestra de ello, es que recientemente asistió a un curso sobre ciclones tropicales que se desarrolló en San José del Cabo. Allí coincidió con meteorólogos de Estados Unidos, Chile y Argentina. También hizo un curso en la Universidad Aeronáutica de Querétaro.

El día de Jaime empieza a las siete de la mañana y, en ocasiones, se prolonga más allá de las seis de la tarde. Pero eso no le ha impedido cultivar amistades y visitar a algunos sitios históricos los fines de semana, para conocer más la cultura mexicana.

En los próximos meses, como parte de su formación, este talento salvadoreño planea participar en un proyecto gubernamental, denominado Tierra Móvil, a través del cual se visitan escuelas para dar charlas a los alumnos.

Jaime Steven dice que en el próximo periodo de estudios tiene previsto tomar clases de Francés o de Coreano. Además, buscará otra beca para cursar el doctorado en otro país de Latinoamérica.

El estudiante está muy consciente de las necesidades que hay en El Salvador en este campo y considera que hay posibilidades de conseguir empleo al regresar a su país.

"Ciencias de la Tierra, hasta el momento, tiene poco desarrollo y creo que en países como El Salvador, que es muy azotado por estos fenómenos, es muy importante estudiarlos y comprenderlos, para poder hacer mejores programas de protección civil y de evacuación", concluyó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación