Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El ISSS sin reinstalar a doctora pese a orden de la Corte

La afectada interpuso una demanda de amparo ante la CSJ "por despido injustificado"

Médico denuncia que las autoridades del ISSS siguen sin reinstalarla.

Médico denuncia que las autoridades del ISSS siguen sin devolverle su plaza

Médico denuncia que las autoridades del ISSS siguen sin reinstalarla.

Las autoridades del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) no han reinstalado en su cargo de médico general a Carolina Polanco pese a que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia  (CSJ) así lo resolvió el pasado 21 de julio.

Polanco se desempeñaba en la Clínica Comunal de San Marcos desde 2010, previamente laboró diez años en la clínica comunal de San Miguelito.

El 7 de noviembre del año pasado fue despedida sin que se le presentará el acuerdo de la medida, lo único que le mostraron fue un documento de un proceso sancionatorio que le iniciaron, a lo que ella se refiere como un acto arbitrario.

“Yo seguí llegando y firmaba en una libreta hasta finales de noviembre ya no me presenté porque me cerraron el consultorio, me sacaron del (sistema de control de asistencia) biométrico y me quitaron los pacientes de la agenda, como si yo no existía, ese día fue despido de hecho, despedir injustamente a alguien sin una adecuada defensa”, comentó la doctora.

El 27 de octubre de ese año, Polanco interpuso una demanda de amparo contra el director general del Seguro Social por lo que ella considera vulneración de los derechos de  defensa y estabilidad laboral, el 21 de julio la Sala de lo Constitucional resolvió admitirla.

La Sala mandó a las autoridades, como medida cautelar, restituirla en su  cargo y abstenerse de nombrar a otra persona en su plaza.
“Por lo tanto deberá permitir que siga desempeñando el citado cargo con todas las funciones que le han sido conferidas”, se lee en la resolución.
 

La jurisprudencia de la Sala determina que, en caso de fallar a favor de los despedidos, el funcionario que ordena y el que avala los despidos injustos u otras arbitrariedades, como traslados o acoso laboral, deberá responder penalmente o pagar de su bolsillo por el tiempo que los afectados dejaron de percibir salarios o por los daños que les causaron.

El siguiente día Polanco se presentó a la clínica comunal, pero no fue reinstalada, la directora le dijo que no tenía  instrucciones de Recursos Humanos.

“Yo estoy esperando que Recursos Humanos me llame en cualquier momento porque deberían acatar lo que la Corte dice, lo que están haciendo es cometiendo un delito de desobediencia”, manifestó Polanco.

La doctora expresó que las autoridades del ISSS interpusieron un recurso de revocatoria porque no quieren cumplir la orden de la Sala.

DABA CONSULTAS EN UNA BODEGA

Polaco asegura que su despido fue en represalias tras demandar a la institución porque laboraba en condiciones inadecuadas que afectaron su salud.

Ella narró que en 2010 la trasladaron de la clínica comunal San Miguelito para colocar a otro colega en su puesto, que también fue trasladado de otro centro de salud, pero las instalaciones en la que funcionaba la clínica de San Marcos era pequeña, solo tenía cuatro consultorios.

A Polanco le asignaron la bodega como consultorios, los que habían no eran suficientes, en ese espacio estaba un mueble en el que guardaban papelería, papel higiénico, una mesa con bocinas, un archivero de metal en el que permanecían 20 galones de lejía,  el cuarto tenía una ventana con cuatro solaires, describió.

Polanco dijo que ella es alérgica al polvo, hongos … y la lejía que permanecía en el lugar  le pasó factura. En 2013, tras dos años de laborar en esas condiciones le dio neumonía, el siguiente año nuevamente padeció de la misma enfermedad y bronquiectasias (dilatación y  destrucción progresiva de la pared bronquial). 

Para curarse usó de varios antibióticos que le recetaron en el Seguro Social pero no le funcionaron por lo que tuvo que comprar uno, que según ella, le produjo una lesión en los músculos y tendones de uno de sus pies, los médicos del ISSS le recomendaron no hacer trabajo físico, eso significaba no salir a la comunidad, pero la directora de la clínica no lo aceptó, declaró Polanco.

La profesional interpuso una demanda ante el Ministerio de Trabajo por inadecuado ambiente de trabajo y por la presión que ejercían para que saliera a las comunidades y  a  las empresas a dar charlas, como su plaza lo establece. El ministerio determinó que debían cambiarla de local, pero el inmueble al que se trasladó toda la clínica comunal tenía tres niveles.

Polanco expresó que el médico de trabajo del ISSS hizo una evaluación y en el acta no colocó que había lejía, polvo ni poca ventilación y solo le dio un mes para no “de ambular”, pese a que los especialistas del ISSS recomendaron solo trabajo de escritorio.

La doctora indicó que la dirección argumentó que ella no presentaba los censos, que no daba las charlas, que no salía a la comunidad, entre otros puntos para despedirla.  

El miércoles 12 de agosto se solicitó la posición del Seguro Social sobre el tema, al área de Prensa. El jueves 13 manifestaron que la petición ya fue tramitada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación