Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El ISSS podría pagar $227,955.35 más por seis medicinas

Quienes ofrecieron precios menores presentaron recursos pero el ISSS los declaró "improcedentes"

El ISSS podría pagar $227,955.35 más por seis medicinas

El ISSS podría pagar $227,955.35 más por seis medicinas

El ISSS podría pagar $227,955.35 más por seis medicinas

A través de compras directas el ISSS se ahorrará $72,490.17 al decidirse a comprar un losartán fabricado en El Salvador en vez de otro fabricado en Chile.

Sin embargo, la institución pagará $227,955.35 de más al comprar seis medicamentos, nacionales y extranjeros, a empresas que ofrecieron precios cuyas ofertas superaban en costo a otras que fueron rechazadas.

La adjudicación a ofertas más altas fue señalada por distintos proveedores que presentaron recursos de revisión después que sus propuestas, con precios menores, no resultaron ganadoras en las compras directas: M-002/2013 "Adquisición de Medicamentos con Requisitos de Listas Varias, M-003/2013 "Adquisición de Medicamentos Varios", M-011/2013-P/2014 "Adquisición de Medicamentos con requisitos de lista I", M-012/2013-P/2014 "Adquisición de Medicamentos con requisitos de lista I", M-014/2013-P/2014 "Adquisición de Medicamentos con requisitos de lista 4, parte II" y M-016/2013-P/2014 "Adquisición de Medicamentos con requisitos de lista 4, parte IV".

La mayoría de los recursos pedían formar una comisión, estudiar los hechos expuestos en el recurso y dejar sin efecto las adjudicaciones de medicamentos a ofertas con precios miles de dólares mayores a los de quienes presentaron los recursos.

Sin embargo, al menos en dos casos, el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) informó a los laboratorios y droguerías inconformes que el recurso de revisión presentado era improcedente.

Esto, pese a que el artículo 76 de la LACAP establece que "de toda resolución de adjudicación o declaratoria de desierto pronunciadas en los procedimientos de contratación regulados por esta ley, que afectaren los derechos de los particulares, procederá el recurso de revisión, interpuesto en tiempo y forma".

Este artículo es uno de los que fue reformado por la Asamblea Legislativa en 2011. Según el abogado especialista en contratos públicos José Roberto Barriere "ese artículo es claro al ordenar que exista recurso de revisión de toda resolución de adjudicación en un procedimiento de contratación directa".

En el libro "El marco legal de los contratos públicos en El Salvador", Barriere añade que "igual pasaría con el caso de la Libre Gestión, en la cual existe una adjudicación".

El abogado explica que "la adjudicación es un acto administrativo, que debe constar en una resolución y ser notificado, tal como ordena el artículo 74 (de la) LACAP". En consecuencia, "de conformidad a las reformas, hoy existe la posibilidad de interponer recurso de revisión en la contratación directa y en la libre gestión".

Los fármacos por los que, según los inconformes, el ISSS pagará de más son: Enema Hipertónico (bifosfato sódico 16% + fosfato sódico 6 %) solución, adjudicado a una oferta con un precio $29,940.00; Enalapril Maleato de 20 mg en tableta, adjudicado a una oferta $59,012.88 mayor; Vitamina D de 0.25 mcg, cápsula o tableta, adjudicada a una oferta $35,579.97 mayor; Tobramicina 0.3 %, solución oftálmica, adjudicada a una oferta $2,898 mayor; Nifedipina 30 mg, tableta, adjudicada a una oferta $98,254 mayor; Imipramina Clorhidrato de 25 mg, tableta recubierta, adjudicada a una oferta $2,270.50 mayor.

También se presentaron cuatro recursos ante la declaratoria de "desierta" a la adjudicación de los fármacos: Dimenhidrato 15-25 mg/5 mL (jarabe o solución oral); Globulina Gamma Antirrábica Humana; L-Asparaginasa (polvo para dilusión); Infliximab 100 miligramos (polvo para dilución) y Estriol 1 mg/g.

Seis recursos de revisión, uno presentado el 23 de mayo y cinco presentados entre el 14 y el 17 de octubre, a los que El Diario de Hoy tuvo acceso el 27 de noviembre a través de la Oficina de Información y Respuesta del ISSS, plantean que comprar el fármaco a la empresa a la que se le ha adjudicado implica que el ISSS gastará de más miles de dólares.

Al sumar las diferencias en cada una de esas adjudicaciones se obtiene un total de 227,955.35 dólares; de los que solo $98,254 corresponden a la compra directa M-003/2013 "Adquisición de Medicamentos varios", cuyos contratos fueron firmados entre el 21 de mayo y el 7 de junio del año pasado, según se informa en el portal web de la Unidad Normativa de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública, conocido como Comprasal.

Solamente en un recurso, presentado ante el resultado de la Contratación Directa Contratación Directa M-011/2013-P/2014, se plantea que el ISSS se está ahorrando poco más de 72 mil dólares por adjudicar a un laboratorio salvadoreño las tabletas de losartán que en años anteriores había proveído la droguería que distribuye ese medicamento, pero fabricado por Laboratorio Chile en Sudamérica.

En el recurso, el proveedor planteó que "el producto del adjudicado no ha sido sometido al control de calidad del Departamento de Control de Calidad (Dacabi) ni al seguimiento de fallas terapéuticas del Departamento de Farmacoterapia en los años recientes, ni en los últimos dos años que refiere la base de contratación, para comprobar que el producto es seguro, lo cual representa un grave riesgo para un alto porcentaje de usuarios del Seguro Social que consumen dicho producto".

Las tabletas de losartán fabricas por un laboratorio salvadoreño tiene un precio unitario de $0.04 mientras que las importadas cuestan $0.04288. Es decir, $0.00288 más.

En este caso, comprar 25,170,200 de tabletas al laboratorio local le implica al ISSS pagar $1,006,808, mientras que adquirir las tabletas importadas le habría costado $1,079,298.17. Es decir, el ISSS se está ahorrando $72,490.17

Otro caso curioso es el de la compra de cápsulas de vitamina "D", correspondiente a la Contratación Directa M-012/2013-P/2014. Según el recurso presentado por la droguería que ofreció vender por $0.1230 cada cápsula, la droguería a la que se adjudicó ofreció exactamente el mismo producto, cápsulas de vitamina "D" fabricadas por LEO PHARMA, "pues (...) ambos son codistribuidores de dicho fabricante", afirma el recurso.

No obstante, la droguería a la que se le adjudicó recibirá $0.1287 por cada cápsula. Al multiplicar los precios por los 6,242,100 de cápsulas a adquirir, resulta que a la droguería que se le adjudicó se le pagarán $803,358.27.

Esto es $35,579.97 más que lo que habría costado comprarle el mismo producto a la empresa que presentó el recurso de revisión que el ISSS declaró "improcedente".

Al buscar en el portal web Comprasal los resultados de las compras directas ante las que se presentaron los recursos de revisión, que el ISSS declaró "improcedentes", solamente están disponibles las contrataciones y los montos pagados por lo adquirido en las compras directas 002/2013-M y 003/2013-M. En el resto de casos, en la pestaña "Adjudicaciones", bajo la columna proveedor solo hay un espacio en blanco y donde coinciden la columna "monto" y fila "total del proceso" se lee: "$0.00".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación