Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ISSS instalará comités para vigilar la atención

A partir de este año comenzarán a funcionar comités de calidad en salud para supervisar a los trabajadores del Seguro Social. Pacientes han narrado sus denuncias de maltrato a El Diario de Hoy.  

Maltrato verbal y largo tiempo de espera para ser atendidos son parte de las quejas de los pacientes del ISSS.

Maltrato verbal y largo tiempo de espera para ser atendidos son parte de las quejas de los pacientes del ISSS.  | Foto por DU

Maltrato verbal y largo tiempo de espera para ser atendidos son parte de las quejas de los pacientes del ISSS. 

Comités de calidad en salud serán los encargados de vigilar la atención que brindan los trabajadores a los derechohabientes del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), anunció el director de la entidad, Ricardo Cea.

El funcionario hizo ese anuncia a finales del año pasado, después de que El Diario de Hoy publicara varias denuncias de pacientes que fueron víctimas de maltrato en el hospital Primero de Mayo.

Las comisiones comenzarán a funcionar este año en todos los hospitales de forma progresiva. “Vamos a estar con una supervisión permanente de todos los trabajadores del Seguro Social en su lugar de trabajo”, expresó Cea.

Agregó que los comités no solo vigilarán la labor de los médicos y del personal de enfermería, sino que también la de los trabajadores administrativos.

Los comités de cada centro estarán compuestos por médicos, enfermeras y personal administrativo.

“Habrá un médico y enfermera nombrados ocho horas para los comités, pero también formarán parte uno o dos pacientes en cada uno”, explicó Cea.

El médico expuso que todavía no habían determinado cuál sería el mecanismo para escoger  a los pacientes que se integrarán a los comités.

Sin embargo, cree que los pensionados son buenos candidatos “porque tienen tiempo”.

Además, espera  que, con el funcionamiento de los comités, más pacientes se acerquen a denunciar.

De acuerdo al titular del ISSS, aunque ya existen oficinas para la atención al usuario, los pacientes no tienen la costumbre quejarse ahí.

“Al no quejarse y no señalar las situaciones no podemos actuar”, aseguró Cea. 

Sin embargo, después de la publicación de quejas en este periódico, más pacientes compartieron sus denuncias vía teléfono.

En sus testimonios señalaban que al interponer sus quejas en el ISSS no fueron escuchadas o recibieron respuestas negativas.

Más denuncias  

Miriam (nombre ficticio) es una de las pacientes afectadas que ha decidido hacer pública su mala experiencia en la clínica comunal Santa Mónica, de Santa Tecla.

La paciente llegó el 15 de diciembre al centro por dolores en la parte baja del vientre. 

En ese entonces ella tenía seis semanas de embarazo y, al ser atendida, uno de los médicos le dijo que tenía el riesgo de sufrir un aborto espontáneo, aunque no era ginecólogo ni le realizó los exámenes suficientes.

Mientras tanto, su esposo quien también había ido a pasar consulta por dolores en la espalda, fue atendido por el mismo doctor que le dijo: “A saber a qué bicha te (...), quizá pesaba 200 libras”.

La paciente angustiada y molesta por el comentario pidió que le realizaran otras pruebas y la refirieron de emergencia a la Unidad Médica de Santa Tecla para otras pruebas.

Al tener los resultados le dijeron que no podía pasar la consulta ahí dos veces y debía regresar a la clínica comunal. 

En medio de su preocupación, optó por consultar con un ginecólogo particular que le dijo que solo tenía problemas del colón.

La derechohabiente dijo que varias veces ha intentado comunicarse con la directora de la clínica comunal para denunciar su caso y ha dejado su solicitud, pero no ha sido atendida.

Denuncias por falta de espacio

El traslado de la farmacia de ISSS al edificio de Metrogalerías también ha afectado a los pacientes. Señalan que hay hacinamiento y dificultades de accesibilidad. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación