Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ISSS contrató a droguería acusada en Guatemala de causar muertes

Al Seguro guatemalteco, PISA le provee bolsas de solución para paciente renales

ISSS contrató a droguería acusada en Guatemala de causar muertes

ISSS contrató a droguería acusada en Guatemala de causar muertes

ISSS contrató a droguería acusada en Guatemala de causar muertes

Mientras en Guatemala hay un escándalo por actos de corrupción y fraude cometidos por la junta directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), por haber cobrado comisiones para otorgarle un millonario contrato a la droguería mexicana PISA, por la compra de solución para diálisis, en El Salvador la misma empresa fue contratada en enero de este año por el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) para que le proveyera del mismo medicamento para pacientes con insuficiencia renal.

Según algunos medios guatemaltecos, la empresa no contaba con la infraestructura ni con el equipo necesario para prestar una atención adecuada. La droguería mexicana también es acusada de causar infecciones a más de 100 pacientes renales y la muerte de unos 15. Según el titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, "la empresa PISA no tenía experiencia en tratamiento de diálisis", publicó "Estrategia & Negocios" en mayo anterior.

En El Salvador, un grupo de pacientes de diálisis peritoneal continua ambulatoria (DPCA), tratados en la Policlínica Arce, en la capital, han denunciado que desde que utilizan el producto distribuido por PISA tienen molestias al realizarse la diálisis; incluso denuncian una mala calidad, y ponen como ejemplo que las bolsas de solución son defectuosas, ya que se rompen y el líquido se derrama.

Los dolores, vómitos y mareos son algunas de las molestias, las cuales van incremento, aseguran los pacientes.

Para Paola, una joven de 22 años, cada vez que se aplicaba el tratamiento sufría de dolores, los cuales se prolongaban por más de dos días. Algo que no es normal y que nunca sucedió cuando utilizaban el antiguo medicamento, fabricado por otra empresa.

Según denuncian los afectados, también han aumentado los casos de peritonitis, los cuales ya suman más de 50. Esto debido a que las líneas por donde pasa el líquido al catéter se han perforado, de acuerdo con sus explicaciones.

Los afectados interpusieron una denuncia el pasado 6 de junio, ante el director del Seguro Social, Ricardo Cea, y la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH). Ellos solicitan que se analice el contenido de las bolsas y que se cambie de proveedor. Anteriormente era Baxter quien proporcionaba la solución.

"Nos sentimos sumamente preocupados por los efectos negativos causados por las sustancias y equipos proporcionados por la empresa PISA. Pero nos preocupa aún más que la administración del ISSS haya priorizado criterios económicos para seleccionar a esta empresa, debido a que ofertó un menor valor de contrato", reza en un párrafo del escrito.

Además, solicita que se le realicen pruebas para comprobar que el medicamento responde a las necesidades terapéuticas de los pacientes.

Uno de los pacientes asegura que, en reunión con la PDDH hace más de una semana, la institución se comprometió a solicitar a la Dirección Nacional de Medicamentos para que estudie el contenido de las bolsas.

El Director Nacional de Medicamentos, Vicente Coto, dijo el pasado 10 de junio, que al tener las bolsas de solución en sus manos estarían obligados a iniciar una investigación del tema.

En Guatemala

En mayo, la Acción Ciudadana y la directiva de pacientes de diálisis peritoneal de Guatemala informaban que 11 pacientes del IGSS con insuficiencia renal habrían fallecido por infecciones debido al uso del material proporcionado por PISA.

El caso llegó hasta la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala. A mediados de mayo, ellos ya contabilizaban 106 casos de infecciones peritoneales, según publicación de los medios guatemaltecos.

En el país, la dirección del ISSS desmintió que una persona haya muerto por dicho tratamiento, tal y como lo denunció el grupo de pacientes.

El director del Seguro Social, Ricardo Cea, ha dicho a los diferente medios de comunicación que ya se reunieron con los pacientes que denuncian la "mala calidad" del tratamiento.

Una paciente dijo que Cea se comprometió a una próxima reunión, para informarle sobre los hallazgos que se encontraran en las bolsas de solución para diálisis peritoneal que actualmente les envía PISA.

Los pacientes incluso ponen en duda que lo que está impreso en la bolsa del medicamento, sea realmente lo que contiene en su interior. "El dolor venía en aumento, en una semana estuve sin apetito, con mareos, náuseas y dolor de cuerpo", dijo la joven; cuyo padre hizo hasta lo imposible para comprar el antiguo tratamiento.

"Cuando ella recaía, los médicos admitían que lo ideal era suministrarle el antiguo tratamiento, el que compraban antes; cuando les pedía que me lo autorizaran para comprarlo en otro lado, decían que no podían", explicó don Jesús.

El grupo que representa, según ellos, a cerca de 400 pacientes, asegura que no se quedarán con las manos cruzadas. Ellos afirman que por su propia cuenta buscarán que se analice el líquido que vienen en las bolsas. Estos pacientes se suministran a diario, en promedio, cuatro bolsas de solución.

La diálisis peritoneal es un procedimiento que permite depurar líquidos y electrolitos en pacientes que sufren de insuficiencia renal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación