Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ISD y Fusades concuerdan con que TSE no es el facultado para fiscalizar partidos

Fusades dice que por ser un ente "político". La ISD critica que en la ley la facultad es "ambigua"

Los diputados aprobaron la ley de partidos políticos el pasado jueves, pero añadieron la cuota de mujeres. Foto EDH / j. reyes

Los diputados aprobaron la ley de partidos políticos el pasado jueves, pero añadieron la cuota de mujeres. Foto EDH / j. reyes

Los diputados aprobaron la ley de partidos políticos el pasado jueves, pero añadieron la cuota de mujeres. Foto EDH / j. reyes

La Iniciativa Social para la Democracia (ISD) comparte algunas de las observaciones que la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Social y Económico (Fusades) hizo a la recién aprobada Ley de Partidos Políticos.

En un informe, la ISD describe cinco puntos que contiene la ley que no permitirán una regulación efectiva de las donaciones que reciban los institutos políticos ni tampoco el control ciudadano.

De hecho, critican que los aportes que hicieron en días pasados al anteproyecto de ley no fueron tomados en cuenta por los diputados de la Comisión de Reformas Electorales del Congreso.

Al igual que Fusades, el primer aspecto señalado es el agenciar al Tribunal Supremo Electoral (TSE) las facultades de fiscalización de los ingresos partidarios.

La ISD critica que en la ley no se desarrollan esas potestades para el TSE, dejándolo a la "ambigüedad", reza el informe del organismo.

Fusades hace ver que el Tribunal no es la institución adecuada para controlar las donaciones, por tener un carácter "político", ya que los magistrados que forman el organismo colegiado han sido escogidos por cada uno de los partidos políticos representados en la Asamblea Legislativa, como sus delegados en el TSE.

"Debió precisarse que corresponderá al TSE, el reconocimiento y cancelación de la personería jurídica, la intervención en los conflictos internos de los partidos, lo relativo a la fiscalización del patrimonio, origen y manejo de los fondos públicos y privados, entre otros", observa la ISD.

También hacen la crítica en lo relativo a la constitución e inscripción de los partidos políticos, las obligaciones en materia de transparencia, la democracia interna y el financiamiento de los partidos.

Sobre la constitución de los partidos, la ISD dice que recomendó a los legisladores que el requisito para inscribir un partido político debería ser presentar un número de afiliados no menor al equivalente del 1.5 % del total del padrón electoral, y no en un número fijo de 50 mil afiliados.

"Así como está previsto se corre el riesgo de estar actualizando dicho requisito en el tiempo", describe la ISD.

También plantea la misma inquietud de Fusades, de que en el artículo 19 se establecieron de manera "escueta", las obligaciones de los partidos de publicar sus estatutos, plataformas, y tampoco los obligan a revelar los montos ni los nombres de sus financiadores privados, "dejando en duda el origen lícito de tales aportaciones", señala el informe.

Fusades también cuestionó que no se logra la transparencia que se promulgó crear alrededor de los partidos políticos con una ley que los regulara. La única petición cumplida fue la de una mayor participación de mujeres.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación