Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se inundan áreas del hospital Rosales

Una tubería de agua potable se dañó en Especialidades

El piso de una de las entradas de los consultorios del edificio de Especialidades luce mojado y con trapos.

El piso de una de las entradas de los consultorios del edificio de Especialidades luce mojado y con trapos.

El piso de una de las entradas de los consultorios del edificio de Especialidades luce mojado y con trapos.

Varias áreas del remodelado edificio de Especialidades del hospital nacional Rosales amanecieron inundadas ayer.

Una tubería de agua potable en la tercera planta se rompió en la madrugada, por la presión que ejercía el agua, dijeron empleados del establecimiento, y esta se filtró al resto de pisos.

Entre las zonas afectadas se encuentra el sótano, ahí está Archivo, varias gotas caían del techo y para que los pacientes pasaran habían colocado una especie de tarimas de tabla.

Los pisos de la entrada principal del inmueble y de la consulta de Cardiología también lucían mojados, con trapos y agua estancada.

Los pacientes de Cardiología fueron acomodados en otra de las entradas, a la espera de que los llamaran porque, según una empleada, "había una gran mojazón y en Cirugía Dermatológica caía un chorro de agua".

En el segundo nivel, la entrada de Nefrología lucía con trapos empapados en el piso, pero las pozas de agua producían dificultad a las personas para ingresar. Unos se levantaban el pantalón, otros buscaban la manera de mojarse los pies lo menos posible.

En el servicio salió afectada el área séptica, el cuarto de Diálisis Ambulatoria, la oficina de la jefatura, unas cajas que contenían catéteres para la diálisis se mojaron, pero sacaron a tiempo el material. Un recipiente sobre una librera impedía que las gotas llegaran hasta los libros.

En el tercer nivel, a que recientemente trasladaron los servicios de Tercero y Primero Cirugía Mujeres, Cardiología y Medicina Hombres para remodelar parte del inmueble antiguo, el panorama era el mismo.

Los usuarios caminaban con precaución al ingresar al área. Mientras que decenas de empleados distribuidos en el edificio sacaban el agua.

Una de las pacientes que esperaba en Archivo manifestó: "En todos lados hay agua".

Otra de las usuarios comentó: "¿Algo tiene que haber pasado, solo vi el poco de agua. Tiene que haber gente capaz que solucione el problema".

"Se ve feo eso, porque peligroso uno se cae. Hace poco he llegado, pero andan diciendo que se ha reventado algo de allá arriba, pero sí está peligroso. Ojalá lo puedan arreglar pronto", añadió otra usuaria que esperaba su expediente para pasar consulta.

Entre septiembre del año pasado y ayer, esta es la tercera vez que se conoce públicamente un problema similar en el edificio, en el que se han dañado tuberías.

El edificio ha sido remodelado por partes. Después de que el Seguro Social lo regresara al hospital, a finales de diciembre de 2013, el entonces presidente de la República, Mauricio Funes, inauguró las obras y el equipamiento de la tercera planta, a un costo de $2.7 millones.

Rodolfo Canizález, del sindicato de médicos, manifestó que "desde la noche se rompió la cañería, se han inundado algunas áreas... se ha gastado millones de dólares en la remodelación de estas áreas; sin embargo, se han roto las cañerías una y otra vez".

En septiembre del año pasado una fuga de agua en la tercera planta originó el traslado de algunos pacientes con enfermedad renal a otro cubículo. Mientras algunas personas permanecían en terapia comenzó a gotear agua del cielo falso.

El informe de mantenimiento, proporcionado por el director, Mauricio Ventura, determinó en ese entonces que algunas tuberías que la empresa encargada de los trabajos de remodelación cortó no habían sido selladas, mientras que otras estaban picadas.

El 22 de octubre de 2014 algunos consultorios de la primera planta también se inundaron. "No ha sido una buena remodelación la que se ha hecho, a pesar del gasto. A los nefrólogos se les mojan los catéteres, se les mojan los libros y el material", agregó Canizález.

Ventura indicó que el reporte de Mantenimiento detalla que fue un problema de fontanería. "Era una fuga que se dio en el tercer nivel del edificio en un adaptador de tubería de PVC, que se había roto por la presión del agua y que ha afectado un servicio sanitario, que se ha corregido cerrando la llave", acotó Ventura.

El director agregó que el problema se dio por un defecto en la instalación de ese acueducto.

Agregó que ya habían llamado a la empresa encargada de la remodelación para que haga la reparación. Precisamente ayer por la mañana hicieron la inspección.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación