Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Insistirán en pedir datos a la Asamblea

Funde-Alac continuará enviando solicitudes de información al Congreso, sobre los gastos y uso de los fondos públicos.

Insistirán en pedir datos a la Asamblea

Insistirán en pedir datos a la Asamblea

Insistirán en pedir datos a la Asamblea

La Asamblea Legislativa es uno de los órganos del Estado que más solicitudes de información ha recibido; no obstante, según los representantes de Funde-Alac, es también una de las que tuvo más resistencia en un inicio para entregar datos públicos.

Por ello, Funde-Alac tiene previsto seguir solicitándole información, sobre todo de gastos y viajes. Roberto Burgos, de Alac El Salvador, indicó que están esperando a que la nueva Junta Directiva tome posesión y se determine quién será el nuevo oficial de información para comenzar a enviar solicitudes.

Si bien la Asamblea Legislativa ha publicado información por orden de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), aún es una de las instituciones que, a juicio de Funde-Alac, sigue poniendo algún grado de resistencia para otorgar datos públicos.

"Uno de los órganos donde menos vemos el avance del acceso a la información es el Órgano Legislativo, donde hasta la fecha de nadie es desconocido que mayormente se opone justamente a transparentar su gestión y el uso de los fondos públicos, cuando queda más que evidenciado que están siendo mal utilizando cuando hay necesidades básicas en el país y esos fondos podrían redireccionarse", señaló la abogada de Funde-Alac, Xenia Hernández.

En 2013, la Asamblea se negó a entregar información sobre el gasto en fiestas, regalos y compra de obras de arte, pero la Sala de lo Constitucional lo obligó a hacer pública dicha información, ya que aún no había sido nombrado el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), que es el ente encargado de hacer cumplir la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP).

Por otra parte, el año pasado el IAIP obligó a la Asamblea a revelar el nombre de los asesores y sus salarios, algo que el entonces presidente del Congreso, el farabundista Sigfrido Reyes, no cumplió a cabalidad, solicitando un amparo ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia para que se detuviera el caso.

De acuerdo con el titular de Funde, Roberto Rubio, los datos revelados por la Asamblea Legislativa reflejan un logro de la LAIP, pues por medio de la petición ciudadana fue posible conocer los datos de gastos y compras del Congreso.

Según la información que se hizo pública en el portal de acceso a la información del Congreso, ese órgano del Estado gastó $219,162.84 en la compra de regalos y licores para su fiesta navideña de 2012, además de comprar 25 obras de arte a un precio total de $15 mil.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación