Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La inseguridad golpea a los transportistas de mototaxis

En Quezaltepeque la mitad de las mototaxis circulan en la zona que ha establecido una pandilla y el resto cubre la otra mitad de la ciudad.

Mototaxis: un transporte popular, pero inseguro

Prácticamente, movilizarse en ese transporte no ofrece ninguna garantía de seguridad. | Foto por EDH

Prácticamente, movilizarse en ese transporte no ofrece ninguna garantía de seguridad.

El transporte alternativo local circula, en la mayor parte de municipios, bajo la inseguridad que generan las pandilla. A principios de este año, en Ahuachapán, hubo dos conductores asesinados, según dijo uno de sus colegas.

El jefe de la delegación policial de esa cabecera departamental explicó que algunos fueron asesinados en 2013.

Aunque no detalló los motivos por los que fueron atacados, consideró que el problema “es mínimo”, porque en la cabecera solo existe la pandilla MS.

En el municipio de Nejapa, departamento de San Salvador, un conductor de mototaxi dijo que hay cantones donde no se acerca por temor a ser atacado por pandilleros.

En Nejapa el número de mototaxis autorizadas por el VMT es de 38; pero hay muchos cantones donde no entran por temor.

Carlos, quien por seguridad omitió dar su apellido, es uno de los mototaxistas de Quezaltepeque, quien explicó que no puede entrar a la zona donde opera una de las pandillas porque puede ser atacado.

En algunos municipios del oriente del país la situación es un poco distinta. En Chapeltique, departamento de San Miguel, el VMT permitió la circulación de 43 unidades.

Algunos motoristas consultados expresaron que el municipio es tranquilo. Cristian Vásquez dijo que en los dos años que lleva no ha tenido problemas.

Juan Carlos Perdomo, otro mototaxista de esa zona, aseguró que hay algunos conductores que hacen viajes hasta los municipios de Sesori y Ciudad Barios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación