Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Improvisan en estación temporal del Sitramss

Usuarios externan su descontento por falta de información de nuevas restricciones

Desde la semana pasada, están instalados los aparatos lectores en la parada provisional, no así los molinetes. Personal de Subes controla acceso a l Sitramss.

Desde la semana pasada, están instalados los aparatos lectores en la parada provisional, no así los molinetes. Personal de Subes controla acceso a l Sitramss.

Desde la semana pasada, están instalados los aparatos lectores en la parada provisional, no así los molinetes. Personal de Subes controla acceso a l Sitramss.

Con tres aparatos lectores de tarjeta y sin molinetes para controlar la entrada de los usuarios, así funciona la estación provisional del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss), ubicada en el arriate central del bulevar del Ejército, por los centros comerciales de Soyapango.

Desde la semana pasada, el personal de atención al usuario hace la función de molinete y bloquea el paso de los usuarios, hasta que muestren y acerquen la tarjeta a la computadora lectora.

Durante un recorrido el pasado sábado se constató que quienes no portaban el plástico se les negaba el paso.

De acuerdo con el personal de la sociedad Sistema Único de Boletos Electrónicos (Subes), que se encontraba en la estación del Médico Quirúrgico (MQ), desde hace más de dos semanas han estado informado que ya no se podrá acceder a las estaciones si no tiene el plástico.

El objetivo es que la población se acostumbre a utilizar la prepago. Pero los rostros de asombro de los usuarios dicen todo lo contrario.

En la estación provisional, muchos eran enviados a un quiosco ubicado en un centro comercial del lugar. Luego de 15 minutos regresaban con el plástico.

En la estación del MQ, en la Juan Pablo II, un grupo de personas se sorprendió y se molestó ante la negativa de dejarlo ingresar. Ellos optaron por ir a abordar una unidad del transporte colectivo "normal".

Otros se las ingeniaron para que los molinetes instalados en esa estación se activaran. Blanca Martínez fue la "buena samaritana" para que muchos ingresarán a la estación, ya que prestó su tarjeta para que cerca de cinco personas pudieran abordar la unidad. Para Martínez no fue problema, ya que todavía el pasaje era gratis.

Una usuaria, quien dijo que trabaja cerca del centro comercial ubicado entre la 33a. Av. Norte y la Juan Pablo II, negó que se le haya informado sobre la obligatoriedad de usar la tarjeta electrónica; tal y como lo afirmó el personal de atención al cliente.

Para otra usuaria, el problema es la "inadecuada" forma de educar a la población sobre la utilización del sistema.

"Eso no lo han dicho, en mi caso no lo sabía, no lo han comunicado. Nos dijeron que podíamos sacarla (tarjeta Subes) y la tenemos que sacar, desde luego, porque somos soyapanecos", expresó mientras esperaba un bus.

Mientras los usuarios se acostumbran al nuevo sistema, los que impulsan el megaproyecto de transporte le han dado largas al anuncio de cuánto costará el pasaje. Desde la semana pasada, las autoridades han prometido que será "muy pronto". Ayer, el vicepresidente, Óscar Ortiz, declaró, en una entrevista televisiva, que lo anunciarán "La otra semana"

Según @Sitramssoficial, desde el 21 de enero hasta el 27 de abril, Subes ha personalizado 97,100 tarjetas durante la fase II del plan piloto. Aclaran que estas se suman a las 215 mil que fueron entregadas en la 1a. etapa del Sitramss.

La fase II de la prueba piloto del Sitramss estaba prevista que finalizara el 20 de febrero. Pero la empresa Sipago-Sitramss estimó extenderla hasta el 15 de marzo; pero hasta la fecha continúa ejecutándose esta fase en el horario de 9:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, de lunes a domingo, pero sin rutas alimentadoras y sin que las unidades circulen en horas pico.

Los transportistas aglutinados en Sipago han informado que se espera arrancar totalmente con el sistema en mayo y cobrando la tarifa autorizada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación