Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Iglesia espera que beatificación de Romero sirva para la reconciliación

Un día después de la ceremonia, las autoridades eclesiásticas claman para que la elevación a los altares del Obispo Mártir ayude al país a reconciliarse

Monseñor Jesús Delgado ofrece la comunión durante la misa de acción de gracias por el beato Romero en Catedral Metropolitana. Foto EDH/ Douglas Urquilla

Monseñor Jesús Delgado ofrece la comunión durante la misa de acción de gracias por el beato Romero en Catedral Metropolitana. Foto EDH/ Douglas Urquilla

Monseñor Jesús Delgado ofrece la comunión durante la misa de acción de gracias por el beato Romero en Catedral Metropolitana. Foto EDH/ Douglas Urquilla

"El Papa nos invita a actuar como actuó Monseñor Romero, a luchar por la paz, y nos ha pedido que trabajemos por una reconciliación nacional", declaró el arzobispo de San Salvador, monseñor Luis Escobar Alas, al presidir la misa de acción de gracias por la beatificación del Obispo Mártir.

Escobar Alas insistió en que el Pontífice les pidió en una carta apostólica que procuren "una sociedad reconciliada".

El camino por recorrer para lograr este propósito es largo, sobre todo cuando se tienen altos índices de homicidios y otros tipos de violencia social, así como una sociedad polarizada.

Es por eso que Escobar Alas dijo que "yo estoy convencido que monseñor Romero dio su vida queriendo la paz, la justicia social, la reconciliación del país, el bien para todos , la dignidad de las personas más pobres y marginadas, y no lo hemos concedido".

Esa tarea pendiente "es una pena para nosotros, todos somos culpables, sin señalar a nadie, somos todos, queriendo un El Salvador en paz, esperamos ese milagro de monseñor Romero", dijo con esperanza el arzobispo capitalino.

Por su parte, monseñor Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá y presidente del Secretariado Episcopal de América (SEDAC), indicó que "ya Romero no les pertenece, ya Romero es universal, porque Romero está en el corazón de todo hombre y mujer de buena voluntad, de lucha por el amor, por la justicia en nuestro ambientes. Ayer tocamos la historia con nuestras manos", se congració.

Para Ulloa, la santidad de Óscar Arnulfo es parte del acompañamiento que hizo al pueblo salvadoreño durante su magisterio.

"Sabemos que con la beatificación de Romero están representados tanta gente que vivió coherentemente su fe, Romero sigue presente en cada uno de nosotros", recordó.

Tras el rezo del Ángelus, el Papa Francisco dijo que monseñor Romero, beatificado el pasado sábado, siguió el "ejemplo de Jesús" al elegir estar "en medio de su pueblo".

El pontífice recordó que monseñor Romero murió "mientras estaba celebrando la eucaristía. Este pastor dedicado, con el ejemplo de Jesús, eligió estar en medio de su pueblo, especialmente los pobres y los oprimidos, a costa de su vida".

Misa de acción de gracias

Un día después que Romero fue declarado con beato en la Plaza del Salvador del Mundo, cientos de feligreses asistieron a Catedral Metropolitana para celebrar la misa de acción y venerar sus reliquias.

La misa fue presidida por el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, acompañado por obispos y sacerdotes de diferentes países de Latinoamérica, entre ellos monseñor Jesús Delgado, monseñor Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá y presidente del Secretariado Episcopal de América, SEDAC, y José María Tamayo, representante de los obispos de España, quienes utilizaban siempre la vestimenta de la beatificación.

Escobar Alas recordó las palabras de la carta que envió el Papa para la beatificación de Romero, donde le nombraba como "Padre de los pobres".

También agradeció a todos los que fueron parte del proceso de beatificación, desde los postuladores, donde recordó al desaparecido arzobispo Arturo Rivera y Damas, quien inició el proceso de canonización en la arquidiócesis.

Recordó al Arzobispo Emérito de San Salvador, Fernando Sáenz, quien presentó la causa al Vaticano; a los monseñores Rafael Urrutia, postulador en El Salvador; Jesús Delgado, historiador de Monseñor Romero; Ricardo Urioste, quien está al frente de la fundación Monseñor Romero; y Gregorio Rosa Chávez, quien con Rivera y Damas impulsaron la causa de Romero y además presidió la comisión de espiritualidad.

El prelado hizo extensivas las gracias al Papa Francisco por llevar la causa de beatificación de monseñor Romero hasta el final. "...Es admirable cuánto ama el Papa a monseñor Romero", dijo el arzobispo al finalizar los agradecimientos.

La feligresía asistió llena de júbilo a la celebración del beato Romero, donde las bancas de la iglesia no dieron abasto para los católicos quienes se ubicaron en los costados dentro del templo.

"Monseñor Romero representa el gran profeta, el gran santo, el gran mártir de nuestro país salvadoreño y nos invita a trabajar por la paz, por la justicia, queremos mucho a monseñor Romero", dijo Sor Rosa Morán, hermana de la caridad de San Vicente de Paúl, asistente a la misa.

"Me llena de alegría que no me cabe en el corazón, este gran regalo que el Señor nos ha dado al concedernos la beatificación de nuestro obispo" dijo Concepción Vásquez, católica asistente a la misa de acción de gracias.

"Hay una esperanza de fe para toda la gente pobre porque Monseñor Romero fue beatificado, y en nuestro país y esperamos que pronto sea santo. Estoy feliz porque alcancé a verlo, es una gran alegría estar aquí en esta misa de acción de gracias" Ricardo Méndez, feligrés católico.

Durante la misa de acción de gracias estuvo expuesta la reliquia del beato Romero a la cual los feligreses se acercaba para poder observarlas y tomarle fotos.

Las reliquias estarán una semana para luego iniciar su peregrinación por las parroquias de todo el país, dijo Sor Cristina Romero, de la colaboradora de los oficios en Catedral Metropolitana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación