Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hospital Rosales con dificultades en lavandería

El personal de lavandería tiene dificultades para completar el despacho de ropa limpia al hospital.  

Retraso en cirugías en hospital Rosales por falta de vestimenta limpia

Cirujanos del hospital Rosales tuvieron un contratiempo para realizar sus operaciones por falta de vestimenta limpia. Empleados del área de lavandería dijeron que han tenido problemas con las...

Cirujanos del Hospital Rosales que se disponían a realizar sus primeras operaciones del día se llevaron hoy la sorpresa de que no había ropa para operar. No obstante, el trabajo apresurado del personal de lavandería, que ayudó a terminar los paquetes de ropa para el área de arsenal, permitió que el retraso no implicara suspensión de cirugías.

Aunque los procedimientos se lograron realizar con normalidad, en el área de lavandería el personal lucía cansado y agobiado. Al ser consultados sobre el contratiempo, los trabajadores manifestaron que han tenido problemas con equipos dañados. 

De las cuatro lavadoras del hospital, dos no funcionan. La última en dañarse fue la de capacidad de 400 libras hace dos semanas, la otra no funciona desde el año pasado aunque pasan intentando repararla. Además, una de las cuatro secadoras también se dañó el lunes, explicaron. 
A los problemas con el equipo se suma el limitado personal para un área que recibe y logra sacar hasta 7,000 libras de ropa al día, pero debido a las limitantes solo está procesando 5,000 libras al día, explicaron. 

Un trabajador del área, que prefirió no ser identificado, dijo que la sobrecarga laboral se ha agudizado desde hace una semana porque el hospital se ha quedado sin ropa descartable. Es decir, que toda la ropa que utilizan para los procedimientos quirúrgicos debe ser lavada y preparada por ellos para las próximas operaciones. 

Cada día, además de todas las libras de ropa de los servicios de hospitalización, lavandería debe preparar de 60 a 70 paquetes de ropa para ser utilizadas tanto en las cirugías electivas como en las de emergencia. 

“Con todas estas circunstancias no logramos cubrir todas las necesidades, esperaría no llegar a un momento de crisis”, comentó el empleado.  

Los trabajadores lograron cambiar la faja de la secadora ayer por la mañana y esperaban que ya pudiera funcionar. Para la lavadora de 400 libras expusieron que ya estaría en proceso de compra el repuesto que necesita, pero es posible que se tarde más de un mes en llegar ya que lo adquieren en otro país. 

El director del Rosales, Mauricio Ventura, dijo, a través de Relaciones Públicas, que brindará su posición ante el problema después de reunirse mañana hoy con los encargados del área. 

No pudieron apoyar a otros hospitales 

Trabajadores del área de lavandería del Rosales comentaron que han estado tan saturados con trabajo que no pudieron ayudarle a sus compañeros del Hospital Nacional de la Mujer, que requirieron su apoyo con los problemas que han tenido con sus propias lavadoras nuevas. 

Anteriormente se reportó que las lavadoras adquiridas para el nuevo hospital tienen una vibración fuera de la tolerancia normal durante el proceso de lavado, como el equipo cuenta con un sensor de seguridad, este hace que se interrumpa el proceso para evitar daños. 

Según explicaron los trabajadores del Rosales, sus lavadoras también son de las que vibran más de lo normal y para evitar problemas con los sensores, ellos mismos las modificaron. 

Pero en el nuevo hospital de Maternidad no se ha logrado solventar el problema y aun siguen usando las lavadoras antiguas. Esperan recibir los aparatos en enero de  2016.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación